Amor & Polvos

Probé unas bolas chinas de Amazon y esto fue lo que pasó

A principios del 2019 mi amiga del alma cumplió años y le regalaron unas bolas chinas. Empezó a hablarme de lo maravillosas que eran, de la fantasía que sentía en el chirri, de que ahora al hacer el amor disfrutaba más. Me generó ansia viva y me puse a buscar en Amazon, porque en el sex shop de mi barrio costaban caras que te cagas.

Me compré unas que parecían decentes y tenían buenas opiniones pero fue un fail absoluto. Se me salían, amigas. Y yo empecé a rayarme por si tenía el chochamen dado de sí de tanto follisquear. Lo hablé con una amiga y me dijo que había empezado por unas bolas muy pesadas para mi chirri y que necesitaba ejercitar antes los músculos con algo más pequeño.

Segundo intento: un pack de tres por 16€. También tenía buenas opiniones y en este caso eran tres bolas. Una pesa 44 gramos, otra 82 gramos y la última 102 gramos. Tras dos meses usándolas casi a diario, hoy os traigo mi review.

El primer día me acojoné un montón porque me puse la bolita pequeña y me fui con mi novio a dar un paseo. Mear fue complicado, pero el susto llegó cuando se lo conté a mi amiga:

– Pues hoy me he puesto las bolas chinas y estoy con Fulano dando una vuelta, igual vamos a un concierto.

– Qué dices loca, que al principio solo puedes ponerte las bolas 10 minutos al día o se te pueden sobrecargar los músculos.

ME MA-TO. Os juro que pensé que mi chirri se iba a convertir en Hulk y que iba a poder cascar nueces con él. Me metí en un Mercadona y me quité el aparatito en el baño, guardándolo en el bolso.

Yo no sé si mi amiga me engañó, pero estuve 2 horas con ellas ahí metidas antes de quitármelas y mi vagina no desarrolló superpoderes. Una decepción.

Al margen de esta anécdota tan cutre, ahora ha pasado bastante tiempo y sí que he notado los resultados. Al principio me las ponía poquito y a medida que me iba acostumbrando las dejaba ahí más tiempo (entre 30 minutos y una horita).

¿Qué efectos he notado?

  • Aguanto más cuando me hago pis. Antes era como una señora mayor con incontinencia. Si me meaba, ME MEABA YA. Ahora aguanto más.
  • Los orgasmos son más intensos. No sé el motivo, igual es efecto placebo, pero ahora cuando me corro lo hago durante más tiempo y con mayor intensidad.
  • Mi novio también lo nota. Al parecer cuando tengo un orgasmo contraigo el coñamen mucho más que antes y el chiquillo se vuelve loco.
  • Desde que las uso no he pillado ninguna infección. Igual es casualidad, pero yo tengo el chichi muy delicado y pillo hongos en cuanto cambio de gel de ducha o si me depilo. Pues oye, desde que uso las bolas ni rastro de infecciones.

¿Las habéis probado? ¿Qué habéis notado? Contádnoslo en comentarios.

Cómpralas aquí.

Compartir:

Login