Los Sexólogos y las Sexólogas llevamos mucho tiempo pidiendo una educación sexual digna a nivel nacional. Mucho. Estamos cansados/as de repetir una y otra vez que la causa del sexismo, la desigualdad, el maltrato físico y psicológico, la violencia machista, el acoso en las calles y los delitos de violación y abusos sexuales, es el analfabetismo afectivo-sexual. Estamos cansados/as de explicar y argumentar la importancia de una enseñanza de calidad que no sólo se ciña a la prevención de infecciones de transmisión sexual o embarazos no deseados. Estamos cansados/as de reclamar y luchar por los derechos sexuales de las personas, y en especial, por los de los niños y las niñas. Estamos cansados/as pero no nos rendimos.

no-nos-rendimos

Cuando parece que las cosas empiezan a avanzar, las cabezas empiezan a asumir que esto es necesario para evitar males mayores, y vemos un pequeño atisbo de esperanza gracias a la implantación en Navarra de un programa de educación sexual increíblemente bueno, entonces vienen los medios de comunicación con su morbo y sensacionalismo de siempre a sacar las cosas de contexto y llevarse a la audiencia, cueste lo que cueste. Incluso si lo que cuesta es romper con ese avance social que tanto reclaman cuando les compensa. El pasado 8 de Marzo, recordemos: día de la mujer, en los medios todo era feminismo, postureo y lucha por la educación en igualdad, pero a la hora de la verdad, si hay noticia para que cunda el pánico, mejor. El perro del Hortelano: ni comen, ni dejan comer.

Hablo de la movida mediática que ha provocado el Proyecto Skolae, un programa completísimo sobre educación afectivo-sexual, elaborado por el gobierno autonómico de Navarra. Un pedazo de proyecto que debería implantarse a nivel nacional (si Susana Griso nos deja, claro). Y es que el pasado viernes 26 de octubre ella estaba preocupadísima en su programa Espejo Público, porque en el proyecto se hablaba de “juegos eróticos en niños” de 0 a 6 años, y claro, era súper necesario crear alarma social y abrir un debate entre personas no expertas, incluyendo, por supuesto, la opinión de la calle. Todo muy técnico y fiable, como podéis observar (nótese la ironía). El perfecto escenario para que cunda el pánico si no tienes ni puta idea de qué va el proyecto. El horror y el rumor está servido en bandeja de plata.

Yo misma, escuchando la noticia en directo me escandalicé. Ojiplática subí rápidamente el volumen de la tele sin creer lo que estaba oyendo. La noticia, adornada por ese halo emocional de angustia que sólo la edición mediática es capaz de conseguir, parecía poner el grito en el cielo.

no-me-lo-puedo-creer

Por no hablar de cómo publicó la noticia el diario La Gaceta de Salamanca:

<<El nuevo plan de educación del Gobierno de Navarra obligará a los niños de hasta 6 años a tener «vivencias sexuales a través de juegos eróticos infantiles»>>

Lo sueltan así, manipulando prácticamente la mitad de la frase que entrecomillan, y se quedan tan tranquilos. Vamos, es que una lee eso y se piensa que van a encadenar a los niños para que se masturben entre ellos o algo. Qué asco, de verdad, qué asco y qué impotencia.

No podía ser. Esa connotación que le estaban dando a la presentación de la noticia no podía ser real. Decidí investigar al respecto.

Bien, pues leído entero el Proyecto Skolae (que dicho sea de paso, lo aplaudo y me quito el sombrero) y requeteleído el párrafo que motiva las noticias, me da la risa. Y la verdad es que me río por no llorar.

Según el proyecto, que pretende intervenir en niños y adolescentes desde los 0 hasta los 20 años, el objetivo es:

<<[…] la adquisición progresiva de las competencias básicas que permitirán a las niñas y a los niños elegir, construir y vivir el proyecto vital propio desde el conocimiento, la libertad y la capacidad de decidir sobre su futuro sin condicionantes de género, aprendiendo a identificar las desigualdades, a luchar contra ellas y a ejercer su derecho a la igualdad en el ámbito de su cultura, religión, clase social, situación funcional, etc. >>

Es decir, este programa trata el cuerpo, la identidad, la reproducción, el proceso de sexuación, la pubertad, el respeto, los límites, la diversidad sexual y funcional y las relaciones amorosas sin violencia. Señores y señoras, ¿qué más quieren?

Todo, absolutamente todo el proyecto, explica de qué manera intervenir en cada área y a cada edad para que esto sea posible. Un sueño hecho realidad. Un sueño que hay quien pretende desprestigiar debido al siguiente párrafo:

<<[…] Reconocimiento de la sexualidad infantil desde el nacimiento despenalizando el reconocimiento y la vivencia de dicha sexualidad en el ámbito de la escuela y la familia (curiosidad sexual, juegos eróticos infantiles…). Fomentar el diálogo y la confianza en la comunicación sobre temas sexuales tanto en la escuela como en la familia como factor de prevención de abusos a menores… >>

Aquí tenéis un recorte del apartado del Proyecto Skolae que explica esto en profundidad:

¿Qué significa esto? ¿Qué es un juego erótico en un niño?

Pues por ejemplo, que un niño se toque a sí mismo el pene sin más connotación que el mero auto-descubrimiento de una parte de su cuerpo relacionada con su sexo. Eso lo hacen absolutamente todos los niños y las niñas, y no, no es una masturbación tal y como la conocemos los adultos. No, tampoco se les va a enseñar a masturbarse. Lo que se va a hacer es explicarle que esos genitales sólo puede tocarlos él en un espacio íntimo, nadie más y en ningún sitio más, algo que los niños no entienden si no se les explica. Algo que, por cierto, resulta de máxima importancia para que nadie abuse de ellos sexualmente.

Los abusos sexuales de adultos a menores se suelen “camuflar” en juegos. “Ven, que vamos a jugar a un juego”, y el /la niño/a se deja llevar porque confía en el adulto cuyo significado de “juego” es muy diferente a la del niño. ¿Este ejemplo de abuso sexual se podría evitar? Sí, si el/la menor sabe contestar a la pregunta “¿A qué sí puedo jugar con un adulto y a qué no?” Pero para saber responder es necesaria la educación afectivo-sexual.

Irene Aterido, Socióloga y Sexóloga, también muestra su desacuerdo con la crítica mediática:

<<Hablar de juegos eróticos en la etapa infantil es no sólo recomendable sino imprescindible para prevenir abusos entre pares y de adultos sobre niños y niñas. Precisamente el texto del plan dice «despenalizar» porque hay grupos sociales retrógrados que impiden con su boicot mediático el desarrollo sexual saludable y en igualdad de las/os hijas/os de las familias navarras.>>

Y esto es lo que explica este párrafo del proyecto que tantas ampollas ha levantado. Ya está, lo demás es manipulación y no tiene nada que ver con la realidad de la educación sexual que se pretende aplicar a través de Skolae a las diferentes edades del desarrollo y que, por cierto, sigue fielmente las orientaciones de la Unesco.

Pero claro, la persona que está en su casa y ve y oye la noticia desde ese enfoque catastrófico, no ve otra perspectiva, ergo, le condiciona totalmente a la hora de opinar. Raquel Gargallo, Coach, Periodista y Sexóloga explica qué ha podido ocurrir desde su punto de vista periodístico:

<<La perspectiva que han utilizado los medios para mostrar esta información sólo sirve para escandalizar. Ellos mismos han interpretado la información sin contactar con expertos que entiendan de la materia.>>

El significado que le da un adulto a la expresión “juegos eróticos” no es el mismo que el que se le aplica a los niños. El concepto, un tecnicismo que usamos los Sexólogos y las Sexólogas, se puede aplicar de maneras diferentes con significados diferentes. Como dice Zoraida Granados, Psicóloga y Sexóloga:

<<Con la conciencia adulta no se pueden interpretar los juegos infantiles. La gente cree que hablar sobre “juegos eróticos” significa que se les va a enseñar a los niños a tocarse, pero nada más lejos de la realidad.>>

proyecto-skolae

Judith Viudes, Psicóloga y Sexóloga, también ha querido opinar al respecto:

<<Es el primer programa de Educación Sexual que se ha implantado en España. Está muy lejos de las charlas que alguna vez nos han dado en el Instituto sobre Salud Sexual, que básicamente engloban prevención de infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados.>>

¿El deseo de los/as educadores/as y los/as Sexólogos/as? Que el proyecto se externalice y se aplique en todos los colegios e institutos españoles. Lo explica muy bien Aterido:

<<Este primer plan educativo tiene muchísimo mérito como para convertirse en referente en otras comunidades autónomas. No puede haber ningún/a profesional de la docencia ni la Sexología que no esté de acuerdo con los contenidos sexológicos propuestos desde infantil a bachillerato en un país que ha perdido a 1000 mujeres por violencia de género.>>

Irene Aterido, que estuvo presente en el I Congreso Internacional de Coeducación y género de Madrid celebrado el pasado fin de semana (27 y 28 de Octubre de 2018), donde se aplaudió y alabó muchísimo el Proyecto Skolae por parte de todos los asistentes, explica más detalles al respecto:

<<El Proyecto Skolae dedica por fin recursos económicos a nuestra labor de educadoras sexuales: formación al profesorado, coordinación con las asociaciones de madres y padres y consejos escolares… El currículum del programa Skolae es un consenso que firmaría cualquier Sexóloga hoy en día. La biblioteca sexológica itinerante es también un acierto con 700 libros y ¡todo un logro!>>.

Ah, por cierto, al congreso no fue ni un sólo periodista acreditado.

Nada más que añadir.

Aquí tenéis el proyecto al completo, por si os interesa leerlo y opinar con propiedad: http://consejoescolar.educacion.navarra.es/web1/wp-content/uploads/2017/09/SKOLAE-Berdin-Bidean-Creciendo-en-Iguadad_Programa.pdf


Autora: María Esclapez Cartagena. Psicóloga, Sexóloga y Terapeuta de Parejas.

Twitter e Istagram: @maria_esclapez // Facebook: @diariosex

Contacto: info@diariodeunasexologa.es