Vida sana

Receta: Pollo con champiñones y quinoa al curry

Aquí donde me veis soy cocinillas desde hace años. Crecí asomando el hocico constantemente sobre el mesado de la cocina mientras mi madre guisaba, y eso ha derivado en que ya como mujer adulta mi relación con los fogones sea intensa y maravillosa.

Yo tanto te hago unas grandiosas albóndigas como te estofo unas lentejas que quitan ‘el sentío‘. Quizás en otros muchos aspectos de esta vida me equivoque pero, de veras, en la cocina jamás. Tengo platos muy top en mi menú personal, esos que tanto familiares como amigos piden a gritos. ‘Oye, que si te vienes a la comida tráete una pantxineta‘, ‘¿qué estás preparando conejo al chocolate? ¡cuenta conmigo para comer!‘… así es el plan en muchas ocasiones.

Así que cuando hace unos añitos empecé a oír hablar de la ya famosa quinoa en seguida me puse a investigar sobre ese ingrediente tan de moda. De pronto si no comías este pseudo-cereal no eras nadie, la gente le empezó a poner quinoa a todo: la leche del desayuno, con granitos de quinoa; la sopa del mediodía, pues con quinoa; a la cena… un plato de quinoa. Tengo claro que hay familias que comprar la quinoa en sacos industriales.

Pero en mi casa estas bolitas diminutas no triunfaron. Los míos me rogaron que dejase de inventar y regresase al arroz tradicional y al caldo con estrellitas de toda la vida, pero como yo soy muy insistente continué en mis trece hasta que di con la receta perfecta.

Y aquí os la traigo. Es un plato nutritivo y súper sencillo. La versión que os ofrezco en este post es la que yo considero ‘express‘ ya que utilizo quinoa ya cocida, lo que reduce bastante el tiempo de preparación del plato.

POLLO CON CHAMPIÑONES Y QUINOA AL CURRY

Ingredientes:

Ingredientes receta

Elaboración:

Para empezar lavaremos los champiñones y en caso de comprarlos enteros los laminaremos o los cortaremos en daditos, cuestión de gustos. Pondremos un poco de aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente añadiremos los champiñones para que poco a poco se vayan cocinando.

 

Mientras tanto limpiaremos y cortaremos en dados o tiras la pechuga de pollo. Cuando veamos que los champiñones empiezan a dorarse en esa misma sartén pondremos los daditos de pechuga. Salpimentamos al gusto y movemos para que se cocine todo junto.

Champiñones y pollo

En este punto si veis que durante el cocinado el plato se queda muy seco podéis añadir un poquito de caldo de pollo. Yo habitualmente no se lo pongo, pero lo he probado y le da un sabor rico al plato. Dejamos cocinar a fuego suave y movemos de vez en cuando.

 

Una vez el pollo ya está casi hecho es cuando añadiremos los dos vasos de quinoa. Ya viene cocida y lista para calentar, así que es súper cómodo y rapidísimo. En el caso de utilizar quinoa cruda, deberemos lavarla bien y cocerla previamente. Removemos todos los ingredientes y condimentamos con curry al gusto. A mí me chifla el sabor de esta especia así que no me privo, pero si no soléis utilizarla os recomiendo que probéis poco a poco ya que es un sabor muy intenso.

Dejamos cocinar unos cinco minutos removiendo de vez en cuando y… ¡listo! Platazo hiper sano y nutritivo terminado. Os aseguro que es una combinación deliciosa y que el curry junto con la quinoa hacen un dúo magnífico.

Final plato

¡Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros!

Mi Instagram: @albadelimon

Compartir:

Login