En su día escribí el post “Cómo comer un chichi en condiciones”, y como aquí defendemos la igualdad, hemos decidido que ya tocaba hablar sobre felaciones.

“¿Pero cómo va a saber una mujer qué nos gusta a los hombres?” Ajá, tengo un As en la manga. Este post me ha ayudado a hacerlo un hombre, que muy amablemente accedió a mi petición pero que ha preferido quedarse en el anonimato.

Bien, empecemos:

Lo que vosotros queréis: Vernos comiéndoos la churra con las mismas ganas y motivación como cuando nos veis comer helado mientras vemos Sexo en Nueva York estando con la regla.

Lo que nosotras hacemos:ANDA, UNA ZAMBOMBA” Y os machacamos el pene como si lleváramos encima 6 gintonics y estuviéramos dándolo todo cantando hacia belén va una burra.

Pues yo no sé si al final con tanto jaleo el “remiendo” se lo quitaría o no (¿qué coñ* es un remiendo?) pero resulta que

no todas las mujeres saber hacer felaciones

tumblr_inline_n3fhwvKF9g1rl5psh

A continuación tienes los pasos para realizar una felación de 10. Seas mujer u hombre, esta guía te servirá igualmente ya que puedes leer este post para divertirte, para aprender y ponerlo en práctica, o para aprender y compartir lo aprendido con tu pareja.

TIPS IMPRESCINDIBLES:

  • Hacer una felación es como bailar, has de ir cambiando los movimientos mientras los mantienes todos sincronizados. Por muy bueno que sea un movimiento (por “muy bueno” entendemos que a él le guste), no te quedes ahí estancada porque en la variedad está el gusto.
  • Combina boca y manos.
  • Cambia el ritmo, la intensidad y la fuerza constantemente. Lo monótono aburre.
  • No te la metas entera a la boca a la primera de cambio. Poco a poco. Que suba la temperatura pero no de golpe, que te quemas.
  • Como siempre, si crees que algo no está gustando o que no va a gustar, PREGUNTA.

Primero, una breve clase de anatomía general masculina:

Aparato-reproductor-masculino

¿Lo tenemos? Estupendo. Ahora, vamos al grano:

1. La importancia del contacto visual.

Desnúdale sin apartar la mirada de sus ojos. Quítale los pantalones y observa la protuberancia que forma su miembro debajo de la ropa interior. Dale un pequeño mordisco (SIN FUERZA) por encima de la tela. Saca su miembro del escondite y una vez la tengas delante de ti lámela con toda la superficie de tu lengua de arriba abajo manteniendo en la medida de lo posible el contacto visual.

2. No tienes huevos a que no se te olviden.

Coloca tu mano en sus testículos mientras vas masajeando la zona suavemente. Notarás que éstos están más fríos que el resto de sus genitales, pero tranquila, es algo propio de la zona ya que los testículos han de estar a un par de grados menos que el resto del cuerpo para que el esperma se conserve mejor.

testiculos

Sigue la línea verde, es la que está señalando dónde se encuentran los testículos.

Al mismo tiempo puedes ir lamiendo despacio toda la superficie del pene, usando toda tu lengua y variando el ritmo de cada lamida. Despacio o rápido, sin llegar al glande (de momento).

tronco

Zona estimulada.

3. De más a menos y de menos a más.

Aquí viene lo que yo llamo el “efecto ola”: estimular los genitales de un hombre siguiendo un patrón que vaya desde el pico más alto de intensidad hasta la calma sin parar ni perder el ritmo. Entonces, la primera vez que vayas a estimular el glande puedes hacerlo a lo grande, haciendo que éste toque lo más profundo de tu garganta, para luego vaciar tu boca y seguir estimulando con tus manos ahora que el pene ya está más lubricado. Luego sigue lamiendo e introduciéndote el pene a diferentes profundidades hasta que de repente ZAS, entero para adentro otra vez. Y luego, “EAT, SLEEP, RAVE, REPEAT”, pero sin el sleep. Y sin el reave. No sé si me estoy explicando.

tronco del pene

Zona estimulada.

Es importante que, cuando vayas a masturbar a tu pareja NO LO HAGAS COMO SI EL PENE FUESE UN BOTE DE MAYONESA. Ten cuidado con la presión que ejerces Y DONDE, y con qué rapidez haces el movimiento. Mantén la misma presión en la base y el tronco del pene. Cuando llegues a la zona superior del glande, puedes cerrar el puño y apretar un poquito más. “Apretar un poquito más” no significa que estés echando un pulso y le muestres a tu churri todo lo ejercitado que tienes el bíceps, porque si no más que placer le vas a hacer daño.

glande

El glande está señalado en azul.

Para que quede más claro voy a hacer una pequeña anotación: el glande del pene no es de plástico, éste es el equivalente a un clítoris. Así que por lo que más quieras, NO LO MUERDAS y NO LO ESTIMULES SIN LUBRICAR.

gif-saying-no-300x151

 También puedes hacer movimientos con la mano de arriba abajo pero rodando tu mano (parece una tontería, pero se nota muchísimo).

Importante:

Si el pene no te cabe entero en la boca: En ocasiones esto pasa, o bien por el tamaño del pene o bien por la capacidad bucal. Para solucionarlo puedes hacer el efecto “garganta profunda” introduciéndote el pene en la boca hasta donde puedas, y colocar la mano por la superficie del miembro que no has podido acaparar. Con esto, él notará que su glande toca fondo y mantiene el miembro completamente estimulado.

Nota especial para los chicos: La garganta tiene un tope por lo que, por favor, si veis que la otra persona está dándolo todo pero aún así estáis hiper motivados y decidís que es buena idea empujar su cabeza hacia vuestro miembro, no empleéis demasiada fuerza porque podéis hacerle daño.

Para las más atrevidas:

simbolo-atencionSi te atreves, date con su miembro golpecitos en la cara, en los labios y en la lengua. Pasea luego tu lengua por todo su glande dibujando círculos invisibles. Y si todo esto lo haces sin perder el contacto visual, NO VEAS. “¿Puedo escupir también?” Claro que sí mujer, dalo todo si te apetece. Lo importante es que te guste lo que estás haciendo y que a él también.

4. Un pasito pa’ lante María, un pasito pa’ atrás.

Volvemos a focalizar la atención en los testículos. Lámelos, introdúcelos en tu boca, bésalos, juega con ellos. Sigue lamiendo, cambia de postura, haz dibujos con la lengua… yo qué sé, VARÍA. Y si ves que está “que se muereNO PARES.

“¿Hace falta piropear el pene?”

«OH, MI MADRE, QUE PEDAZO DE… PENE. No, no puede caber aquí. No puede caber aquí…»

sweetest_thing04

¿Os acordáis de esa mítica escena de la peli «La cosa más dulce»? Todo el restaurante cantando una canción sobre penes. Lo normal.

No es necesario, como mucho puedes hacer algún comentario del tipo “cómo me gusta hacerte esta cosa o esta otra”. Ahora, que si eres de las que te encanta decir cuánto te gusta su miembro, adelante.

A muchos chicos les gusta muchísimo el juego previo y no el aquí te pillo, aquí te mato (que también), por lo que puedes empezar calentando el panorama mucho antes de entrar a la acción. YA SABES (guiño, guiño).