No hay manera de que pasen tres semanas, como mucho un mes, sin escuchar eso de «pero qué bien que estás sin pareja, así haces lo que te da la gana». Y tú miras al lumbrera que te lo dice, respiras hondo –porque si no contara más de seis mientras llevo el aire hasta el fondo de mis pulmones le arrancaría la cabeza– y respondes un claro que suene suficientemente simpático para no delatar tu pensamiento y suficientemente tajante como para no alargar la conversación: manténlo en su ignorancia porque no merece que pierdas tu tiempo.

Sin embargo, esto mismo también te lo dicen tus amigos y a ellos te los quieres. Cuando sueltan una frase desafortunada como esa te preguntas por qué pero, a pesar de todo, les quieres… Idealizan la parte guay de vivir sola, sin una relación, sin padres, sin compañeros de piso… y, a su modo, pretenden animarte.

 

Es obvio que la experiencia de vivir sola tiene parte buena. También mala. Exactamente igual que cualquier otra en esta vida: nacer en una familia de ocho, convivir con una pareja o ser padre o madre de familia numerosa. Advertiré aquí de un peligro en el que es muy fácil caer: Enfocar la parte mala de tu propia vida y envidiar la parte buena de la vida de los demás es el mejor y más tramposo camino para amargarse una misma.

De estos amigos en particular –y de la sociedad en general– me sorprende su desbordante imaginación: me atribuyen como soltera una vida de locura y desenfreno que más quisiera yo tener. Lamento no estar a la altura de ese ideal porque no sé vosotros pero yo soy de lo más normalita, aburrida incluso. No salgo de fiesta cada noche ni de viaje todos los fines de semana -¡oh sorpresa!- ni siquiera a cenar fuera por norma todos los viernes… Vamos, que hago las mismas cosas que todo el mundo y prácticamente las mismas que cuando estaba emparejada.

He aquí otro peligro: asociar de manera confusa conceptos como libertad e irresponsabilidad. Dan por sentado que vivir sin pareja implica no tener obligaciones ni responsabilidades, que no cuentas con nadie ni te preocupas de más sentimientos que los tuyos propios. ¿Quién ha dicho eso? Estar soltera no me ha transformado en un monstruo despiadado… ¿o sí? Oye, igual eso explicaría mi estado de soltera… ¡Dadme tres semanas para pensarlo!

9 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo… a mí me pasa exactamente lo mismo… y nadie tiene una real idea de lo q vivimos las solteras porque no son capaces de ponerse en nuestros zapatos… ????

    Comentario by Shakira Habibi on 13 de octubre de 2015 at 03:46
  2. Cada situación es diferente, con lo bueno y con lo malo y es verdad, Shakira Habibi, que muchas veces no lo ven. Besos. :)

    Comentario by Teresa Díaz on 13 de octubre de 2015 at 17:04
  3. A mí también me han hecho algún comentario similar, un compañero de trabajo siempre me lo suele decir como echándomelo en cara. En plan, «pero te vas de viaje otra vez? jo qué suerrrrte, cómo vivís los solteros, … «. Pero en mi caso son más frecuentes las actitudes opuestas: cuando te miran con carita de pena y te dicen «todavía soltera? bueno…no te preocupes…seguro que al final encuentras a alguien…». Perdone usted, pero a mí no se me ha perdido nadie!! jajaja. En mi caso puedo decir que, con sus cosillas malas como bien dice el artículo, sí que mola, y mucho, estar soltera ;).

    Comentario by Sarah on 13 de octubre de 2015 at 11:49
  4. Tienes razón, Sarah, que «perdonavidas» que nos compadecen también hay.
    Al final no se trata ni de mejor ni de peor, simplemente es una opción o situación más y simplemente la vivimos del mejor modo. :)

    Comentario by Teresa Díaz on 13 de octubre de 2015 at 17:02
  5. Y del mismo modo cuando tienes pareja estable parece que os quedàis jugando al parchìs todos los viernes por la noche jajaja pues hay de todo, parejas aburridas y [email protected] aburridos y viceversa.

    Comentario by Helena. on 14 de octubre de 2015 at 11:24
  6. Exacto, Helena!
    Al final no somos tan distintos y no depende de estar emparejado o no sino de cómo sea cada persona. Y, sobre todo, que no miremos sólo lo bueno de cada situación porque todo tiene parte buena y parte mala.
    Saludos!

    Comentario by Teresa Díaz on 21 de octubre de 2015 at 00:44
  7. Supongo que el tema es que cada uno viva la vida que quiera vivir y si se plantea que el de enfrente ha escogido una mejor opción, hay un problema Y GORDO.

    Comentario by Sol Aguirre on 14 de octubre de 2015 at 17:46
  8. Completamente de acuerdo, Sol.

    Comentario by Teresa Díaz on 21 de octubre de 2015 at 00:45
  9. Totalmente de acuerdo con tu artículo. Aunque como bien apunta Sarah en otro comentario, tampoco faltan los que me sueltan un: «¿Y no te da pena estar tan sola? No te preocupes que ya encontrarás a alguien».
    Y que yo sepa vivir sola no es estar sola, ni aislarte del mundo.
    Saludos

    Comentario by Esther A P Ruinervo on 8 de septiembre de 2016 at 12:34

Política de Comentarios de Weloversize

Responsable: We Lover Size SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento Por favor lea nuestra Política de Comentarios antes de comentar.