Sex & Love

Lugares que no te recomiendo para echar un polvete

En lo que al sexo se refiere hay tal cantidad de mitos que cuando llega la hora de verdad y una se pone a experimentar descubre que no es oro todo lo que reluce. Y es que las pelis románticas, el porno o los anuncios de colonias no siempre son ejemplos a seguir en el arte amoroso. No sé vosotras, pero yo he visto cada cosa en el porno… Lo que más me sorprende son los sitios en los que nuestro amigos se disponen a darse amor, así que aquí os traigo unos ejemplos de lugares que parecen que molan para follar pero NO.

 

Playa

Quiero rayos de sol tumbados en la arena… ¡Ay, la arena! Si piensas en una playa paradisíaca que mejor que tener un mojito en una mano y a un buen maromo a tu lado. Y ya si el sueño continúa pues te bebes el mojito, el maromo se pone a tus pies, una cosa lleva a la otra y el orgasmo está a la vuelta de la esquina.

Bien el sueño, ¿no?

Ahora vuelta a la realidad y a nuestra querida arena. Lo mínimo es que acabes con arena hasta en el cielo de la boca y tu pinchito se convierta más en un flamenquín cordobés.

Piscina / jacuzzi / sitio con agua

Todavía tengo en mi mente aquella peli porno de los 90 en la que ella está nadando desnuda en una piscina y él se le acerca por detrás para darle amor. ¡Qué cosa más sexy! Vamos, que así eran mis conversaciones picantonas:

  • ¿Tienes algún sueño erótico?
  • Follar en una piscina.

Pues claro, con tal imaginario, llega por fin la ocasión de estar a solas con tu pareja en una piscina y te vas directa al chaca-chaca. Al principio todo divino: tu te sientes medio diosa y así te muestras. El problema viene cuando el agua acaba con tu lubricación natural y tu decides no para porque ¿cómo vas a acabar con el momento que llevas esperando toda tu vida? El polvo se dilata más de lo esperado y tu chichi acaba irritado de por vida. Todo eso por no mencionar la cantidad de honguitos que habitan en las piscinas…

Baño de avión

¡Quién se lo montara con el comandante en pleno vuelo! Para después volver a tu asiento más ancha que pancha y con un cutis radiante.

Pero ¿quién cabe en el baño del avión sin chocar con todo? Ya lo de entrar dos y encontrar una posición mínimamente placentera me parece misión imposible.

Coche

Si aún vives con tus padres es un imprescindible, lo sé. Aún así me reconocerás que no hay cosa más incómoda que follar en un coche. Para empezar porque el coche suele ser pequeño y una que es XL no termina de encajar. Si no te clavas el volante, te clavas el freno de mano.

Podemos continuar con los sitios a los que vas con el coche, los llamados picaderos. Qué asquete da aquello de bajar del coche allí. Vamos, yo creo que es poner un pie en el suelo y quedarte embarazada.

Probadores

Si estás en Breshka o similares será como montártelo en el baño de una discoteca y sé que hay muchas expertas en la sala. Pero reza porque el probador tenga puerta en vez de cortinilla y porque el dependiente no controle demasiado la entrada y salida.

Para mi gusto el probador sigue siendo demasiado pequeño como para darle al tema con comodidad pero, oye, para gustos los colores. Eso sí, para un refregón rápido o un poco de sexo oral es un sitio fetén por el rollo del morbo que da ser pillado.

Ducha

Aquí casi que lo mismo que en la piscina pero sumándole lo del espacio reducido. Piénsalo: los dos dentro, el agua que a uno le gusta muy caliente y a otro muy fría. La alcachofa, que ninguno sabe dónde ponerla, porque lo de dejarla fija ni pensarlo para que quien esté debajo no acabe ahogado entre el agua y los besos. Ahora que sube un pie, inclínate, saca culo, agacha… ¡yo me voy a la cama del tirón!

Compartir:

Login