Amor & Polvos

Si a tu chico se le baja con el preservativo esto te interesa

Uno de los motivos más extendidos para evitar el uso del preservativo entre los chicos, es que muchos de ellos se quejan de que nada más colocarlo, pierden la erección casi por completo o el famoso “me aprieta”.

Haciendo que el uso de este método este decayendo bastante sobre todo en población joven (y no tan joven) por lo que están aumentando las enfermedades de trasmisión sexual que ya estaban bastante controladas hace tiempo, entre ellas el VIH.

Pues bien, si a tu chico/amante/follamigo le pasa esto, o si tú, que me estás leyendo, te pasa esto o te ha pasado, atentos a estos consejitos que te harán solucionar esta situación, sin mayor drama.

  1. Es que el condón me aprieta y se me baja

En este tengo que hacer dos pequeños incisos, el primero, que un preservativo te apriete en la base del pene puede ser molesto o incómodo, pero no por ello provocaría directamente que la erección bajara y te explico por qué.

Son muchos los stripper, actores porno o hombres que quieren mantener una erección más tiempo y más potente, que buscan como poder conseguir este efecto, y existe. Son los anillos para el pene (no necesariamente con vibración).

Los cuales se colocan en la base del pene cuando hay una erección haciendo que la sangre del pene no vuelva al cuerpo, por tanto mantiene durante mucho más tiempo la erección y de una forma más potente.

Por lo que, tu teoría de que si me aprieta se me baja, no se sustenta, ya que si aprieta básicamente no deja que la sangre vuelva igual de rápido al cuerpo, otra cosa es que estés pensando que esa sensación es molesta o que estés más pendiente de eso que del placer, en ese caso, si se bajara la erección.

La segunda parte a tener en cuenta, es que si te aprieta y te resulta molesto, deberías plantearte si estás usando o no la talla adecuada de preservativo.

También hay que tener en cuenta que igual que un preservativo puede apretar porque puede quedar pequeño, también existe la posibilidad de que el pene sea más fino y el preservativo quede grande.

Para ello, existe la marca de preservativos MY SIZE, los cuales cuentan con 7 tallas distintas de preservativos.

¿Qué tienes que hacer para conocer tu talla? Muy sencillo, cuando tengas el pene en erección mides la circunferencia de este y te dará una serie de centímetros.

En la propia página de MY SIZE, tienes una tabla donde te aparece tu talla ideal según los centímetros de circunferencia.

Por lo que la excusa de que el preservativo me aprieta ya no vale

  1. Es que no se siente igual

La sensibilidad es muy relativa y tiene mucho que ver con la excitación en cada momento. Si yo estoy más pendiente del preservativo y no paro de decirme a mí mismo que no siento igual, al final tu cuerpo se lo cree.

Igual que hay días que con solo rozarte puedes sentir muchísimo placer y otros días necesitas una estimulación mucho más intensa para sentir lo mismo, con el preservativo pasa lo mismo.

Todo depende mucho más de la excitación y lo pendiente que estés de disfrutar y del placer, si empiezas a pensar que no sientes igual, tu cerebro desconecta y es cuando no disfrutas o incluso se baja.

Además existe una amplia gama de preservativos súper finos que son muy cómodos.

Y como truco, puedes usar lubricante para que la fricción y la estimulación sea mayor, incluso si te molan los efectos, puedes lubricar tu pene con efecto frio o efecto calor y después colocar el preservativo.

  1. Es ponérmelo y se me baja

Esta para mi es la más sencilla de todas, si estás acostumbrado a no usar nunca preservativo y además en tu mente hay unas serie de falsas creencias como las que hemos hablando anteriormente, nada mas ponértelo, tu cerebro interpretará que no va a haber placer y desconecta.

Por lo que, te recomiendo que practiques en casa, es decir, que cuando consigas una erección para masturbarte, coloques un preservativo y te masturbes con el puesto.

Al principio te puede resultar extraño o incómodo, pero cuando practiques en varias ocasiones, tu cuerpo se acostumbrará a la presencia del preservativo y cuando vayas a ponértelo con alguien no se te bajará.

Recuerda que el uso del lubricante siempre aumenta las sensaciones y el placer, puedes echar un poco antes de colocarlo y una vez puesto por encima para que la sensación sea más intensa y deslice mucho mejor.

Ya no existe esa excusa de que “me aprieta o me molesta”, sin condón no hay fiesta.

Aida Vallés Psicóloga especializada en Sexología y Terapia de pareja

correo: info@aidavallesconsulta.es     instagram: @aidavallesconsulta_

Compartir:

Login