Me declaro fan de la comida asiática. Nunca me había gustado, supongo que porque sólo había probado el restaurante chino cutre del pueblo, pero cuando me mudé a Salamanca y empecé a ir a nuevos restaurantes me volví una enamorada. Poco a poco he empezado a elaborar mis propias recetas y oye, me salen de vicio.

Como me gusta tanto este estilo de recetas, cada vez que hay semana asiática en el Lidl o en el Aldi arraso con todo. He probado casi todo y hay un producto del Aldi que no puede faltar en mi cocina.

Se trata del aceite de cacahuete. Es una fan-ta-sí-a. Os juro que no tengo palabras para describir lo bueno que está y la cantidad de recetas que podéis hacer con él.

Sabe a cacahuete que da gusto, entran 250 ml, cuesta 1,99€ y también lo podéis encontrar con sabor a sésamo.

Os cuento algunos trucos y recetas ideales de la muerte:

  • Utilízalo como aderezo para tus ensaladas. Si además pones trocitos de frutos secos quedarán de vicio.
  • Echa un chorrito en una cazuela, vierte un par de puñados de arroz, remueve para que se abra el grano y pon el doble de agua que de arroz. ¡Ya tienes acompañamiento para tus platos favoritos!
  • Utilízalo para freír cualquier carne a la plancha con un ligero toque de este aceite. También queda ideal con verduras.
  • Si quieres darle un toque super delicioso adicional, añade dos dientes de ajo y una ramita de romero en el bote del aceite. Ideal para cualquier plato.

Obviamente no es un aceite pensado para sustituir al de oliva o girasol, y tampoco os recomiendo usarlo para freír cosas con mucha cantidad de aceite, pero para darle un toque de sabor a las comidas es ideal.

Contadme en comentarios si lo habéis probado y cuál es vuestra opinión.

loading...