Hailey Bieber está poniendo de moda los coleteros.

La Rosalía amenaza con hacer lo mismo con los zuecos.

Chiara Ferragni sube fotos peinada con pincitas de colores.

Que alguien las pare, por favor.

Ya sé que las modas son cíclicas y que todo vuelve, pero hay cosas que no deberían hacerlo.

Si es que cuando te pones a ver fotos de hace unos años siempre encuentras algo que dices: ‘Dios ¿pero yo cómo podía ponerme eso?’

Me refiero concretamente a algunas cosas que lucí sin pudor durante los años más locos de mi juventud. Ains… qué tiempos ¿verdad? Apuesto a que tú también llevabas cosillas que ahora te dan hasta un poco de vergüenza. O seguías modas que, desde la distancia, te cuesta comprender.

Venga, repasemos algunas de las tendencias que seguramente tú también llevaste si tienes más de 30:

 

  • Tu nombre en un grano de arroz. Sí, querida amiga de menos de treinta. Has leído bien. Llevábamos nuestro nombre escrito en un granito de arroz, dentro de un tubito de cristal. ¿Por qué? No sabría decirte.

Imagen de zocomax.eu

  • Chupetes. Chupetes de colores en collares, pulseras, pendientes o colgando en las cremalleras de la mochila. Grandes, medianos, pequeños, con purpurina… Hubo un tiempo en que estaban por todas partes. Aunque, a decir verdad, así como vinieron, se marcharon también.

Imagen de mundotkm.com

  • Pañuelo atado en la muñeca. Como los que llevaba Bon Jovi. Las más conservadoras los llevábamos en la muñeca, pero también se llevaban al cuello, a modo de diadema, cubriendo el pelo o como cinturón. Como fuese, pero tenías una bandana en el cajón.

Imagen de slayit.cl en Pinterest

  • Mechas gruesas. Las más ‘discretas’ se las ponían rubias, ya fuera en todo el cabello o solo un par de mechones delante de la cara y cayendo desde una marcada raya al medio, cómo no. Las atrevidas se las ponían de colores, al más puro estilo Geri Halliwell. Rubio sobre pelirrojo. Azul sobre negro, negro sobre rojo pasión. Nadie pedía a la peluquera un efecto natural.

Imagen de www.bezzia.com

  • Pantalones ciclistas. Pantalones de ciclismo. Ajá. Por encima de la rodilla. Ajá. De licra. Ajá. Para llevar en cualquier momento, sin bici ni ná. Ajá. Bien pegados y marcando tema. Ajá…

Imagen de @jessicaeves en Pinterest

  • Riñonera. No puedo con lo de las riñoneras. No niego su practicidad y comodidad, pero siempre me parecieron horribles. Y con eso y todo, tuve unas cuantas.

Imagen de lofficiel.com

  • Botas Dr. Martens. Estas botas han vuelto varias veces a lo largo de su historia, lo cual nos hace pensar si realmente se fueron alguna vez. A mí me encantan, que vuelvan siempre que quieran.

Imagen de timeforfashion.wordpress.com

  • Camisetas con lobos. Normalmente negras y con la imagen de uno o varios lobos de intensos ojos azules aullándole a la luna. ¿Tienes más de 30 y no tuviste una? Mmmm… ¿y qué me dices de una con la imagen de una mujer nativa americana con pendientes de plumas y un atrapasueños? ¿Tampoco?

Imagen de dealsan.uk

  • Lazos de Don Algodón. Reservados para las más pijitas, de multitud de colores para poder combinar dos o tres a juego con el resto de tu atuendo y lucirlos en lo más alto, rodeando tu coleta.

Imagen de www.donalgondon.com

  • Mini mochilas. Hubo un tiempo en el que, en lugar de bolsos o bandoleras, nos dio por usar unas minúsculas mochilas de polipiel, normalmente de color negro y que, francamente, se veían ridículas en la espalda de un cuerpo de tamaño adulto. Sin embargo, se vendían como churros.

Imagen de www.hola.com

  • Gargantillas ‘Choker’. Podía ser un lacito de terciopelo que te daba un aire a lo ‘Jóvenes y brujas’ muy guay, o el típico elástico entrelazado estilo tatuaje. Estos últimos los veo ahora en las adolescentes y, madre mía, no puedo evitar menear la cabeza. No obstante, tuve varios de los dos tipos.

Imagen de rebloggy.com en Pinterest

  • Sudaderas malotas. No había malote sin sudadera o jersey Rottweiler. O El niño, DC Shoes CO., No Fear o Loreak Mendian. Y creo que ya están todas. Eran su seña de identidad.

Imagen de www.micolet.com

  • Collares de cuero con colgante metálico. El típico de los puestos de las ferias y verbenas. Un cordón de cuero negro y el dije metálico escogido de entre las variadas opciones: el símbolo de la paz, el del yin y yang, una cruz, una hoja de maría, un delfín…

Imagen de whowhatwear.com

 

No seas tímida, confiesa.

¿Cuántas de estas tendencias llevaste tú?