¿Pagaríais esta hipoteca? Parte final