Lifestyle

Trucos para ordenar tu casa: expectativas vs realidad

Pues nada, estaba mirando trucos para mantener la casita en orden y controlar la puta ansiedad, y encontré algunos bastante interesantes. Pero… ¿funcionan?

Veréis, no soy una persona especialmente desordenada (ya comentaba en otro post que admiro a la gente desordenada y libre), pero siempre hay cosas que se pueden mejorar. Según el artículo que estuve ojeando, si seguías sus consejos de antes de dormir al pie de la letra te levantarías con la casa pulcra y armoniosa, y de buen humor. Yo creo que para eso tienes que contratar un hada madrina de las que hacen magia, pero bueno, por intentarlo no perdía nada.

Así que me lancé, a lo Cenicienta moderna, a intentar mantener las cosas perfectas y maravillosas antes de dormir para que el estrés de la vida cotidiana no me afectase. ¿Lo conseguí? Buena pregunta.

Yo como Cenicienta moderna

Primer obstáculo: la puta cocina

Según el artículo, antes de dormir tienes que limpiar y ordenar la cocina, que te lleva 10 minutos (jajajajajaja), y así al día siguiente te la ves bonita y con pajarillos en la ventana y no te quieres lanzar a volar con ellos. Y pasar un trapito por las encimeras, y barrer y fregar. ¿10 minutos?

Bueno, diez minutos. Si solo has ensuciado dos platos y/o tienes lavavajillas, sí. Pero si te has marcado un Masterchef a las ocho de la tarde van a ser unos cuantos minutos más. Ahora, me parece muy buen consejo y yo intento aplicarlo siempre que no me estoy cayendo de sueño o va a empezar Forjado a fuego en la tele. En ese caso la cocina se queda tal cual hasta el día siguiente. Sorry, Cris del futuro.

Gracias, Dave

Segundo obstáculo: dejar el salón en condiciones

Es decir, dejar la manta doblada en vez de hecha un gurruño, recolocar las cosas en sus sitios y dejar los cojines ahuecados y mulliditos. 3 minutos.

Supongo que será si no tienes críos, porque en ese caso te llevará un poco más. Creo que de toda la lista es lo más asequible de dejar ordenado.

Tercer obstáculo: lavadora preparada, lista, ya

Según la persona tremendamente optimista del artículo, ordenar toda la ropa sucia, meter en la lavadora la que más haga falta, dejarla programada y con el detergente, revisar la puta bolsa del gimnasio, el armario, poner los zapatos en su sitio y toda la pesca te lleva 2 minutos.

Será que yo soy muy lenta y a otra gente sí que le lleva dos minutos. En mi casa lo que hacemos es maratón de lavadoras los fines de semana y poner alguna por las tardes entre semana, pero hay mucha gente que pasa todo el día fuera de casa y por las tardes no se puede. Vale, pero ¿dos minutos?

«Laaavadooora liiistaaa…»

Cuarto obstáculo: ropa ordenada y en su sitio

5 minutos para dejar toda la ropita en su sitio, la limpia en el armario, la sucia en el cesto para la lavadora… Yo nunca dejo la ropa en un sitio que no sea el suyo (percha, cajón, cesto para lavar, para planchar…), pero hay mucha gente que sí y no pasa nada.

¿Qué te parecen los cinco minutos? ¿Asequible? Supongo que depende de la cantidad de ropa que tengas por ordenar y de si mantienes esta costumbre cada día o no.

Quinto obstáculo: preparar el outfit para el día siguiente

Cuando me voy a dormir lo último que quiero es ponerme a pensar en la ropa que me pondré la jornada siguiente, pero puede ser útil comprobar que tienes todo lo necesario lavado y planchado. 5 minutos, aquí igual sí.

Bueno, en este caso creo que cinco minutos no van a ser

Sexto obstáculo: dejar listos los almuerzos de toda la gente de la casa

10 minutos. Pues no sé, también depende. ¿Y el pan del bocata aguanta bien? ¿Y la ensalada en el tupper? Cuando me llevaba la comida a la uni en un tupper desde la noche anterior, no estaba tan buena como hecha por la mañana.

Y ahora ya sí que te puedes ir a dormir

Después de media hora (o más), de desvelarte y de cagarte en el Masterchef que te has marcado a las ocho de la tarde.

Como truquitos son interesantes, pero depende de cada persona poder aplicarlos o no, cada uno tiene rutinas diferentes. Yo prefiero levantarme antes por la mañana. El problema es que no me levanto antes por la mañana y lo hago todo a velocidad supersónica para no llegar tarde a los sitios y el tema de la ansiedad sigue ahí. La ventaja es que he usado ese tiempo en otras cosas. Dormir, por ejemplo.

¡Cuéntame! ¿Cómo te organizas tú? ¿Ordenas un poco la casa antes de dormir, por las mañanas, cuando se alinean los astros…?

 

Imagen destacada

Compartir:

Login