Quien me vea o lea, recomendando una receta de cocina pensara que el apocalipsis, definitivamente SI, está más cerca de lo que pensábamos.

Yo nunca me he caracterizado por ser muy buena cocinera, bueno ni buena ni mala…Pero desde que vivo en un país donde no se come muy bien en la calle y tengo mucho tiempo libre los fines de semana… pues oye una que innova y empieza a tener sus recetitas a lo cocina de supervivencia.

Esta receta hiper fácil e hiper rica nace de ser una apasionada al “Taboulé” y de un día que la coliflor se me coció tanto que se desmenuzó por completo…

Así que … “Taboulé de Coliflor”

Ingredientes:

  • ½ coliflor o 500g
  • 1 cebolla morada (porque es algo más dulce y el color queda más guay)
  • Medio pepino
  • 2 tomates o 200 gr de tomates cherry
  • 20 hojas de menta/hierbabuena
  • 2 cucharas de zumo de limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina al gusto
  • Pimienta al gusto
  • Comino (no es indispensable para el sabor, pero evita los posibles gases de la coliflor, sino lo echas después puedes tomarte una infusión digestiva y andando)

Lo mejor de esta receta es que los ingredientes los puedes alterar a tu gusto, si no te gusta el pepino pues no le eches… que no tienes cebolla morada, pues blanca… Y tampoco hay que ser muy estrictos con las cantidades, si le echas tomate y medio pues va a estar bien igual…

Por tanto, te permite cierta flexibilidad que eso para principiantes como yo, pues está muy guay.

coliflor

Elaboración:

  • Lavamos bien la coliflor, le quitas las hojas y los rabos y la rallamos bien. Como sea tu método y utensilio normal, rallador de mano (en mi caso), picadora, procesador de alimentos, Thermomix…cada una el que tenga.

Variación: La coliflor la puedes usar así cruda, o cocerla antes sin que llegue a estar muy blanda y obtienes el mismo resultado. ¡A tu gusto! A mí personalmente, me gusta más este último. Y una ventaja más, es que puedes usar una bolsita de coliflor congelada sino tienes una coliflor en sí misma, y es más fácil todavía)

  • Cortamos a la cebolla a trocitos muy pequeños y la sofreímos ligeramente: 5 minutos

Variación: Si andas escasa de cebollas, ó no quieres cortar y llorar, tira de una bolsa de cebolla congelada que ya te viene en trocitos enanos…¡Ya te adverti que lo mio es cocina de supervivencia! 

  • Añadimos la coliflor rallada y sofreímos: 5 minutos
  • Mientras dejamos que se temple la mezcla, picamos los tomates y el pepino en trocitos chiquititos también. Si te sientes motivada, quítale la piel al tomate 😊
  • Añadimos estos últimos ingredientes bien picaditos a la mezcla de la coliflor rallada con la cebolla
  • Preparamos la vinagreta con el aceite, el zumo de limón, la sal y la pimienta y se lo añadimos mezclando todos los ingredientes con suavidad (A demanda)
  • Por último, picamos las hojas de menta o hierbabuena si las has comprado, porque, aunque es un detalle TOP y esté más exótico con ese toque, el plato puede sobrevivir igual de rico sin ellas.

Et voilà! ¡¡¡Coliflor para cenar!!!

Este plato lo puedes tener preparado con anterioridad o hacerlo en el acto, no te va a llevar mas de 20 minutos ( dependiendo de si tienes que cocer la coliflor o no algo más)

Y se recomienda tomarlo frio o templadito, pero sólo un poco, para que no esté en plan congelado…

Bon appétit!