Wendy Crawford vio su vida truncada a los 19 años cuando un conductor borracho la atropelló, dejándola tetrapléjica. Ahora, 30 años después de su horrible accidente, nos da una lección de superación y aceptación mediante la creación de un proyecto de artes visuales que ha llevado a cabo con la ayuda de su propia organización, mobileWOMEN, y la fundación Christopher & Dana Reeve.

Este proyecto llamado The Raw Beauty Project NYC se ha instalado en Manhattan y expone las fotografías de veinte mujeres que hablan de sus minusvalías, enseñando al público cómo realizan su día a día en una muestra de valentía extraordinaria.

Además, también quieren concienciar a la sociedad y colaborar con las personas que, sufriendo una minusvalía, necesiten ayuda, por eso todos los beneficios que recauden serán destinados a la fundación Christopher & Dana Reeve para así poder desarrollar nuevas técnicas y mejorar la calidad de vida de los afectados por daños en la médula espinal.

Sin duda este tipo de proyectos nos enorgullecen, y desde Loversize apoyamos a mujeres como Wendy Crawford, que deciden quererse, aceptarse y compartir un poco de ellas con el mundo para enseñarnos que no por tener una minusvalía se es menos persona. ¡Bravo!