caca
  • Lifestyle

    Motivos por los que hablar de caca es lo mejor del mundo

    Share on Facebook580Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    La caca ha sido siempre uno de los temás tabú por excelencia. Todo el mundo dice abiertamente ‘oye, que voy a hacer un pis’, pero ¿cuánta gente es capaz de decir, sin ningún tipo de miedo, que va a echar una cagada? Muy poca, señores, Y ES UNA AUTÉNTICA PENA. Por eso yo vengo a reinvindicar que la caca es uno de los mejores temas de conversación que se pueden tener con las personas EVER. Y ustedes dirán, ‘Cecilia, eres una grandísima guarra‘, pues sí, lo soy, pero también soy una cagona, y estoy harta de tener que ocultar continuamente que necesito liberar la camada de hurones, porque ya está bien de ocultar algo que hacemos to’ el mundo y vamos a dignificar algo tan bonito como el acto de defecar. ¡CAQUITA DIGNIDAD!

    Image result for caca del whatsapp

    – Porque denota confianza: ¿Hablarías de que ayer tuviste una caca un poco floja con una señora de 77 años que acabas de conocer? Bueno, sólo si es tu madre o abuela, claramente. Por eso hablar de caca es un tema de conversación que, normalmente, sólo es adecuado tener con gente de mucha confianza. Y eso es bonito, joder. Si una persona se siente suficientemente cómoda conmigo para hablar con pelos y señales de sus defecaciones, es que hasta me emociono, porque sé que he hecho un amigo para toda la vida. Y si yo me siento cómoda para sacar el tema, claramente es que estoy con alguien con quien siento que puedo ser yo misma, en toda mi esencia y con total libertad, como dicen esas frases inspiradoras de Instagram, y esa es la gente que mereces tener a tu lado.

    – Porque es muy sano y natural. Tanto si todo va bien en tu organismo como si algo va mal, por donde primero se sabe es precisamente por la caca. Así que embrace tus zurullos y no olvides echar un vistazo al wc o al papel antes de tirar de la cisterna y correr a lavarte como una loca, porque si algo falla dentro de tu cuerpo lo sabrás por ahí y antes podrás ponerle remedio. Además, ¿No se nota claramente quien tiene cada mañana su momento All-Bran y quien lleva sin cagar 4 días? Pues claro, porque es lo más saludable del mundo, y esa cara de relax y liberación que se le queda a una al salir del baño ¡no la consigue ni la mejor marca de maquillaje amigas!

    El gato mejor educado del mundo

    – Porque puedes compartir trucos. Si a pesar de todo este speech de hablar de caca es bien, sigues teniendo tus reparos y no te gusta que todo el mundo sepa que estás entrando en el baño para cagar, lo mejor que puedes hacer es compartir trucos con la gente. Por ejemplo, el de poner un montón de papel higiénico en el fondo del WC para que el asunto no haga ruido al caer y nadie se entere de que lo estás haciendo: classic nivel experto en cacas  discretas. En el Corte Inglés se sabe que vamos al baño porque llevamos muestras de perfume en el bolsillo para echar después de haber soltado el cupcake, y también está el truco de encender un fósforo para eliminar los malos olores. Yo con mis compis más íntimas hablo tranquilamente de cuál es el mejor baño para hacerlo a gusto sin que nadie te moleste, por ejemplo, porque no hay nada peor que ir a cagar y encontrarte con un servicio que sólo tiene un WC y que sabes que en 5 minutos alguien entrará a mear y de los nervios que te van a entrar se te va a meter el moñigo pa’ dentro otra vez, ¿a quién no le ha pasado? Por eso mejor prevenir que lamentar, ¡y ve siempre a servicios con más de un váter!

    – Porque te echas unas risas. Al final, hablar de estos temas así como ‘prohibidos’ consiguen que una se eche las risas de su vida, tanto contando anécdotas como compartiendo los trucos del párrafo anterior, y eso es vida. Reír siempre es bueno, tanto como lo es liberar la caquita. Y como en el fondo todos somos un poco infantiles, este tema siempre nos da la risita floja.

    FB_IMG_1508876293688

    – Porque lo hace TODO el mundo. A ver, centrémonos antes de seguir poniendo cara de asco como locas. Que esto lo hacemos TODOS, señoras, todos los géneros, todas las especies, animales, niños, adultos… ¡Todo el puto mundo! Por ejemplo, cuando hablamos de masturbarse, entiendo que no todo el mundo lo hace, con lo cual puede ser un tema más delicado. ¿Pero cagar? ¡De cagar no se libra ni el tato! Entonces, ¿por qué seguimos considerándolo un tema tan tabú? ¿A quién se le ocurrió la genial idea de privarnos de la libertad suficiente como para hablar sin ningún reparo sobre nuestros deshechos, cuando es la cosa más natural del mundo?

    – Porque te une a tu pareja, y a las personas en general. En serio, pocas cosas unen más a los amigos o la pareja que hablar de caca abiertamente, y hasta hay estudios al respecto. Pero especialmente en el marco de una relación amorosa, pues donde todas intentamos mantenernos perfectísimas, limpísimas y depiladísimas, el llegar a ese punto en el que puedes decir  ‘cariño sal del baño que me cago’ es una muestra de confianza mutua que no tiene igual y que hará que los cimientos de tu relación se alcen más fuertes y resistentes que nunca. Atrás quedaron esos primeros meses en los que tenías que aguantarte los pedos hasta que te metías en el coche sola para volver a tu casa y montabas allí dentro una mascletá que ni las fallas de Valencia. En mi caso estuvimos más de 6 meses para conseguir ese nivel de confianza y joder, se pasa realmente mal. Ahora si me quiero tirar un pedito lo hago a gusto y encima nos partimos el culo, nunca mejor dicho.

    – Porque tiene nombres mil. Poner a Obama en la Casa Blanca (aunque ahora si el color de tu caca se parece en algo a Trump más te vale pedir cita rápido con el médico), soltar el pastel, liberal a la camada de hurones, plantar un pino, tener una reunión con John Roca, ir a descomer, hacer de vientre, dar de cuerpo, lanzar un misil, mandar un fax, el perro está asomando el jocico… En definitiva, que hay mil formas de decir que te vas a hacer algo que nadie puede hacer por ti y a dar lo mejor de ti misma, ahora ya tú eliges si decirlo de forma fina y educada o con un símil que haga reír a todo el mundo, la cuestión es que lo digas sin miedo.

    – Porque no pasa absolutamente nada y no somos unos guarros por ello. Tenemos que acabar con esos tabúes que nos aprisionan. ¿Por qué se creen ustedes que hay tantísima gente con problemas para ir al baño correctamente cada día? ¡Y que lo pasan realmente fatal! Pues porque nos han enseñado toda la vida que hacer caca es una cosa muy fea y deleznable, y que deberíamos sentirnos avergonzados por ello. ¿Hola? ¡Pero si es tan necesario como el respirar! Dejémonos de mierdas en cuanto a nuestra mierda se refiere y deja de sentirte culpable por tener que ir al baño.

    Si a Britney no le da miedo, ¿por qué a ti sí?

    Así que nada, señoras, que pocas cosas hay más placenteras en la vida que comer, dormir y por supuesto, cagar, así que vamos a darle el lugar que se merece a este noble acto y a disfrutar la liberación que se siente cuando uno deshecha todo aquello que no sirve ni le aporta nada, exactamente lo mismo que deberíamos hacer todos con nuestra vida en general. 

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Ceci Wallace

    Gordibuena consumada con más de 20 años de experiencia en el sector. Me gusta llamar a las cosas por su nombre. Adicta al Maquillaje y a McDonald's.

    

    Login