jadas
  • Querido diario

    Cinco rasgos característicos de las gordibuenas

    Share on Facebook247,461Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Gordibuena: dícese de aquella mujer con sobrepeso, sexualmente atractiva y que lo tiene todo en su sitio (sobre todo la cabeza).

    Ya he comentado en alguna ocasión que no me gustan nada los eufemismos (yo estoy gorda no fuertecita, ni hermosota, ni caralladas parecidas), pero he de confesar que gordibuena me encanta. Y me gusta sobre todo por la carga positiva que tiene este adjetivo. La primera vez que un muchacho me lo dijo (y eso que no soy como Jada Sezer) me quedé callada, me puse colorada y me entraron ganas de abrazarlo hasta la axfisia como me pasa cada vez que veo un cachorrito. Da mucho gusto que, pese a la dictadura de las convenciones estéticas, exista una palabra para definir un tipo de belleza tan denostado por nuestra sociedad.

    gordibuena

    Para identificar a una gordibuena basta con verla y que te guste, pero he intentado buscar los cinco rasgos característicos para hacernos el trabajo más fácil:

    1. Una cara bonita. Normalmente esto viene acompañado de esa ranciedad a la que estamos tan acostumbradas: “Con lo guapa que eres… de cara“. Pffffff.

    2. Un cuerpo proporcionado. Porque sí, queridos mios, se puede estar gorda pero tener un cuerpo armonioso y las lorzas muy bien puestas.

    3. Muchas ganas de sacarse partido y de molar. La ropa, el maquillaje y los complementos dicen mucho de las personas y toda gordibuena sabe perfectamente cuáles son esas prendas que le hacen parecer una tremendísima amazona.

    4. Tener el guapo subido. Esto tiene más que ver con la autoestima y la actitud vital que con una simple apariencia física. Una persona es más atractiva por lo que transmite y aquí entra en juego la universidad de “quiérete a ti misma“.

    5. Mucho sentido del humor. Casi todas las mujeres, por el simple hecho de cómo nos han educado, tenemos complejos, pero es fundamental saber llevarlos con gracia. Una gordibuena tiene que saber reírse del tamaño de su culo o de sus pechugas, porque es muy consciente de lo que ve en el espejo y lo adora.

    JadaSezerPlusModelMag4

    En definitiva: las gordibuenas son gordas que están buenas, paradójico ¿verdad? Pues de unos años a esta parte son muchos y muchas los que reivindican este tipo de belleza y en Loversize lo celebramos. Incluso hay quien, en clave de humor, ha fundado la Santa Iglesia de las Gordibuenas (¡bravísimo!).

     

    En vista a la polémica suscitada tanto por esta palabra como por este artículo, y gracias a la multitud de opiniones y críticas aquí vertidas, hemos querido reformular nuestro concepto de GORDIBUENA para evitar posibles malentendidos y sobre todo, reforzar nuestra filosofía.  Aquí el artículo actualizado. 

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Beatriz Romero

    Politóloga y divina. Defensora a ultranza de la cultura popular y del pecho grande y natural. Sufro de la terrible enfermedad de lo cuquis pero intento llevarlo con dignidad.

    

    Login