portada
  • Sex & Love

    Nuevas especies (Parte II): los Gays Calientachirris

    Share on Facebook650Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Cuando una ya pensaba que lo había visto todo, aparecen los Hombres Calientachirris. Algo nunca visto en la historia de la humanidad.

    De toda la vida de Dios los hombres, si te calentaban, era para meter, ¿cómo iban a desperdiciar la oportunidad? Y lo más importante, ¿para qué iban a perder el tiempo con una a la que no van a follarse, en lugar de concentrarse en una con la que sí van a fornicar? Esas cuestiones ya las he tratado en varios artículos.

    Es un hecho, la especie evoluciona (¿o quizás involuciona?).

    Cuando ya tenemos asumido este fenómeno e incluso empezamos a saber cómo funciona, la biología nos jode la marrana otra vez y se inventa otro especímen: el Gay Calientachirris (en adelante el G.C.)

        whet

    Esto ya es el colmo de los colmos, pero os juro que existen, yo ya he avistado varios.

    Yo no sé si la naturaleza es sabia, pero desde luego es muy japuta. Yo os digo por qué:

    Para empezar, de todo es sabido que el porcentaje de hombres gays buenorros es más elevado que el de heteros. Esto no tiene lógica, o quizás sí: van al gimnasio, cuidan su vestimenta… Esto ya lo teníamos claro y nos alegrábamos la vista sin plantearnos nada más. Aquí servidora ha salido toda la vida por bares gays, total: son más guapos, me río más y follo lo mismo que si fuera a ambientes heteros.

    nothing

    Y estábamos muy felices así.

    Hasta que apareció el G.C. Y ojito que no es lo mismo que un bisexual, NO. Un bisexual te calienta y, con suerte, te folla. Un G.C. es, ante todo, gay. Le gustan las pollas, como a ti, por eso siempre le has entendido y ni te has planteado tirarte uno. Pero de repente, aparece uno que te tontea. Tú no te das cuenta en el primer momento porque, coño, es maricón, por eso es tan simpático y charláis tanto…Pero llega un momento en el que caes en que llevas innumerables conversaciones con él y aún no se ha hecho alusión a ningún pene, tío bueno o asunto fornicativo. Y ESO ES MUY RARO, porque hay una complicidad de las chicas con los chicos gays que viene dada porque sabéis que os va lo mismo, que os gusta hablar de ello y que os morís de la risa haciéndolo.

    La cosa es rara y se enrarece más cuando te dice lo guapa que eres/estás. Porque no te lo dice como observación de igual a igual, NO.

    Si ya te parecía todo peculiar, ni te cuento cuando el G.C., una noche te mete la boca y te morrea como si no hubiera un mañana.

    britney

    HOSTIAS

    Tú no te lo quieres creer, PERO HA PASADO. Te ha morreado A BASE DE BIEN. Es más, hasta te ha tocado el culo con lascivia.

    El tío está bueno, habéis quedado varias veces, no dice ni mú de ninguna polla, besa que te mueres, te dice que eres guapa, te toca el trasero. Joder, esto, de toda la vida ha sido un preludio del empotre en toda regla.

    Tú lo comentas con tus amigos gays, que son los que saben de estas cosas y TODOS te dicen lo mismo: “tía, tendrá curiosidad.”. Ay, ¡que ilusión! Tiene curiosidad por los totos y ¡Mira, qué casualidad, yo tengo uno!

    happy

     Ya habéis quedado, habéis ido al cine, habéis cenado, os habéis besado. Sin duda, a la próxima quedada, te pone fina, filipina.

     PUES NO.

    Quedáis y es todo clavadito al día de la marmota: eres guapa, te adora, te mira, te abraza, te besa Y NADA MÁS. Esto en bucle un día y otro día.

    Tú te vuelves a tu casa cachonda perdida y sin podértelo creer. THIS IS NOT POSSIBLE.

    confused

    ¿Para qué se va a molestar en tontearte de esa manera para nada? Sería como si yo calentara a una tía. Un sinsentido del quince.

    Pero sí, amichis, en esta R-evolución super moderna, ya te puedes esperar cualquier cosa. Lo que prima es la seducción, no la consumación. Y eso es una gran putada porque, que yo sepa, no se ha desarrollado todavía ninguna fórmula para saber cuando quieren marearte, y cuándo empotrarte. Así que yo, desde ahora, pienso aplicar el mítico “a la tercera va la vencida” y si no hay empotramiento, adiós muy buenas.

    mariah

    ¿Arriesgado? Quizás, pero menos que pasarte semanas, e incluso meses, a expensas de estas nuevas especies.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Sol Aguirre

    Del 73. Escribo en Las Claves de Sol, escribo guiones y hasta escribo canciones. Madre soltera de dos. Adicta al Cola Cao. New York lover.

    

    Login