vida sana
  • Vida sana

    Tips facilones para llevar una vida sana

    Share on Facebook14Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    No recuerdo etapa de mi vida en la que no haya estado de buen año. Me refiero a que si  me pongo a echar un vistazo a mi álbum de fotos, no encontraría prácticamente ni una en la que no tuviera una papadita de alegría. Hace poco más de un año emprendí una aventura gracias a la cual he perdido 34 maravillosos kg. Lo peor de todo, es que era más fácil de lo que parecía. ¿Os acordáis de eso que nos explican en el cole? Lo de “el desayuno es muy importante”, “hay que hacer cinco comidas al día”, y sobretodo el “hay que beber agua” … Pues era verdad. Al principio estuve una semana cumpliendo estas tres máximas a rajatabla, y aparte deje de beber refrescos azucarados y fritangas varias. Sólo en esa semana, perdí 7 kg.

    Cumpliendo estas 5 cositas, y casi sin darte cuenta, puedes perder peso, y sin privarte de (casi) nada.

    BEBE AGUA

    No digo que bebas 3 L al día. Aunque si se tiene sed voraz, bienvenidos sean. Hay que beber, es super importante para las que retenemos líquidos. Y lo mejor (al menos a mi) me ayuda a ir al baño. Esto tampoco es una leyenda urbana, es necesario beber.

    COME CINCO VECES AL DÍA

    Como más veces ahora, que cuando pesaba 34 kg más. Fruta, frutos secos, galletas integrales (las hay deliciosas), queso fresco batido de sabores. Mis raciones claro está, son más equilibradas que antes, gracias a que desayuno bien (en cantidad), hago snacks de media mañana y media tarde, y ceno ligero.

    NO TE SALTES NUNCA EL DESAYUNO

    No , esto tampoco es una leyenda. Desayunar es básico, la comida más importante como la llaman. Sé que lo has oído y leído mil veces, pero créeme, es verdad. Un desayuno bien completo te ayudará a regular el hambre durante el día.

    PÁSATE A LO INTEGRAL

    Te aportara mucho más que el pan, la pasta o el arroz blancos, puesto que estas tienen un IG altísimo. A mí personalmente me gusta muchísimo más, y lo encuentro muy sabroso. Pero oye, si te apasiona el pan (blanco) no dejes de comerlo, tan solo intenta reducirlo a dos comidas, el desayuno y la comida. La clave está en el equilibrio

    DEJA EL AZÚCAR

    Dejar el azúcar es una buena opción para perder grasa corporal. Puedes sustituirlo por la famosa estevia, que es incluso más dulcificante que el propio azúcar. Con dejar los zumitos artificiales, los refrescos, y sustituir el azúcar por edulcorante, ¡SE NOTA!

    BEBE TÉ

    El té es una bebida antioxidante y es ideal para perder peso. Té verde, cola de caballo y té rojo son mis favoritos.

    No estuve un año cumpliendo estos puntos a raja tabla. He seguido comiendo en restaurantes chinos (¿A quién no le vuelven loca los tallarines del chino de tu barrio?), comiendo comida basura, yéndome de bravas y cerveceo con mis amigas, comiendo paella (con arroz blanco) o emborrachándome un jueves. Pero siempre con una idea en la cabeza. La comida está para disfrutarla, y hay que comer para vivir, y no al revés. Y no, los problemas no desaparecen pos entrar en una talla 38, pero si el peso es un impedimento en algún ámbito de tu vida, ¿por qué no cambiarlo? Yo he vivido 23 años muy feliz con mis tallas (42,44,46 y 48), pero llegó un momento en el que no me veía bien, y eso me impedía ser feliz, por eso lo cambié.

    Y empecé con esos sencillos puntos.

     

    Autor: Miriam Díaz Agustí

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    

    Login