Belleza

Opinión: Agua Micelar Garnier

Ha llegado el momento de aceptarlo: soy muy vaga en lo que a cuidado facial se refiere. Luego de posts como este seguro que pensáis que soy una vaga para todo pero debéis creerme: para esto más. El armario de mi baño es un cementerio de botes abiertos y a medio usar porque suelo engañarme con un «Venga Mariella, hoy es el primer día del resto de tu vida encremándote la cara como la ídola que eres» pero a las dos semanas me entra la vagancia extrema y me olvido. Queredme como soy.

Hasta que un día ocurrió algo fantástico: llegó el Agua Micelar Garnier a mi vida a revolucionarme el desmaquillamiento. Me maquillo muy suave todos los días (porque sin maquillar soy igual a mi padre y yo lo quiero mucho pero vamos a ver) y por más requetevaga que soy, jamás me acuesto sin desmaquillarme (O Rebeca me pega). Hasta conocer el Agua Micelar Garnier mi opción de siempre habían sido las leches limpiadoras: mi favorita, la Galatée Confort de Lancôme para pieles secas, pero a 30€ el frasco ya podía ir rompiendo la hucha. El agua Micelar Garnier cuesta 6€ en cualquier Bodybell o Juteco. Es para todo tipo de pieles, no lleva ningún perfume y sus funciones son las de desmaquillar, limpiar y tonificar la piel, tanto para rostro, labios y ojos. Es decir, en una sola botellita tengo los beneficios de todos esos productos que tengo muertos de risa en el armario de mi baño.  Según Garnier:

«El Agua Micelar Todo en 1 es la forma más fácil de desmaquillar, limpiar y suavizar todo el rostro (cara, ojos, labios) en un sólo gesto y sin aclarado. Una tecnología utilizada en productos farmacéuticos con micelas que actúan como imanes para capturar la suciedad, el maquillaje y sebo de la piel sin frotar.»

Llevo usándola 4 meses y noto muchísimo los efectos positivos, sobre todo, el de dejar la piel bastante suave después de retirar el maquillaje. Incluso en los días en que no me he maquillado, me limpio la cara con un algodón y el Agua Micelar y noto que me la deja fresquita y limpita. Para mi, el reto máximo que declaró al Agua Micelar como total ganadora de los desmaquillantes fue retirar el rimmel waterproof que uso todos los días: lo eliminó como un campeón y sin tener que restregar las pestañas (que para dos que tengo, hay que cuidar). Así que ya sabéis: el Agua Micelar Garnier es un producto ideal para las vagas del cuidado facial, como yo, porque las vagas también merecemos un cutis bonito #vagasdignidad. Pero la gran realidad es que el Agua Micelar Garnier es la Coca Cola de los desmaquillantes: Para ti, para mí y para todos. 

Compartir:

Login