Estoy segura de que [email protected] conocéis a personas con complejo  “Reina del baile”, (este complejo me lo acabo de inventar y se puede usar tanto para hombres como para mujeres, ser “Reina del baile” es una actitud independiente al sexo del individuo)

Estas personas creen que son superiores al resto, los más guapos, los más ligones, los más inteligentes… en resumen son lo que podríamos llamar “Expertos en la vida”, y como expertos que son se permiten la licencia de dar consejitos de todo tipo. Estilismo, amor, posturas para fotos, posturas sexuales para disimular tripita (esto es un caso real, a mí me han dicho ya varias posturas).

Por su puesto todos estos consejos los dan sin que nadie les pregunte nada, porque  [email protected] son los “Guays”, el ejemplo a seguir por toda la humanidad.

El resto de personas sólo somos unos pobres desgraciados sin sentido de la estética ni del ridículo y se ven en la obligación de decirnos cómo vestir, cómo hablar al [email protected] que nos gusta o darnos “Superconsejos” para salir mejor en las fotos, porque Dios nos libre de subir una foto en la que se noten las ojeras, la celulitis, que tienes poco pelo o mucha papada…

Este tipo de “[email protected]” quiere verte feliz pero no mucho…. No vaya a ser que de repente la gordita, la fea, la que tiene celulitis, papada, poco pelo… además de ser la típica graciosa se venga arriba y un día se mire al espejo y vea todo lo que hay dentro de ese cuerpo, empiece a quererse a sí misma, brille más que [email protected] y pueda llegar  a levantarles el puesto de “Guay”… o incluso el [email protected], (esto sería uno de los mayores males  posibles, cuenta la leyenda que si una gorda le quita el novio a una “Guay”, la guay se convierte en piedra…)

Si pudiéramos ver cómo son estas personas en realidad nos quedaríamos muy loquis. Y es que la mayor parte de veces este ‘guayismo’ exagerado parte de una inseguridad propia que les lleva a comportarse como líderes de la manada. Vamos, que se nos quedaría la sensación como cuando éramos pequeños y nos daban un regalo de cumpleaños en un paquete superchulo  pero al abrirlo… eran calcetines ☹ ☹ El paquete es bonito pero el contenido decepciona.

Yo por suerte con los años he desarrollado un radar de “reinas del baile” y como no quiero ser como [email protected], en vez de hacer visibles sus múltiples taras intento que vean que por muy vacíos que estén algo bueno pueden encontrar ☺

Maye