Que soy una nostálgica no es ningún secreto. A veces peco de ser demasiado Lady Retro y me apasiona recordar décadas pasadas cuando sin Netflix, sin móvil, sin Internet (sí, recordad que hubo un tiempo en que no lo tuvimos, incluso antes de que llegase el sonido del router a nuestra casa)… Un tiempo en el que contábamos quince días con ganas para ir corriendo al quiosco y comprar la Súper Pop. Analizábamos el mega regalo que esa semana tocaba, nos sentábamos en el recreo a estudiar todo lo que aparecía en esas paginicas finas (que tenían hasta ese sonido tan característico al pasarlas) y después nos dedicábamos a recortar las fotos con las que empapelaríamos otra vez las carpetas y a seleccionar los posters con los que renovaríamos las paredes de nuestro cuarto.

Los tiempos de la Súper Pop eran tiempos felices. Porque cuando pienso en ellos, pienso en mi yo de entonces: sin preocupaciones, con los vaivenes emocionales de esa edad y deseando hacerme mayor (ay, inocente).

Así que cuanto yo, que soy Lady Retro y que me pego a la tele con cada nuevo ‘Cachitos de hierro y cromo’ tuve en mis manos el libro de ‘Yo también leía Súper Pop’ (de Javier Adrados y Ana Rius – Libros Cúpula) me volví a sentir como mi yo del pasado con 275 pesetas en la mano corriendo al quiosco después de clase.

El papel no hace el mismo ruidico al girar las páginas, pero casi me quiso oler a esa misma revista que devoraba en el recreo.

Pero ojo, este libro no es una lectura ligerita como era la revista. Estamos ante un buen tocho de 272 páginas y no, no hay posters en las páginas centrales.

El libro viene a ser una mezcla entre enciclopedia y homenaje a esa revista que nació (gracias al escritor de la adolescencia de muchos/as, Jordi Sierra i Fabra) hace casi 40 años con la democracia recién llegada a España y dispuesta a trastocar a los más jóvenes con toda la cultura pop que ya estaba instalada en otros países.

A través de estas páginas se hace un repaso de la publicación desde sus inicios en los 70 y va parando en diferentes hitos e ídolos importantes de su historia (ojo, que la primera portada fue para Camilo Sesto, ahí es nada): Los Pecos, Miguel Bosé, Mecano, Pedro Marín, Madonna, Michael Jackson, Alejandro Sanz, Eros Ramazzotti, Durán Durán… Una revisión a grandes figuras del fenómeno fan. Cada capítulo va narrando anécdotas de las publicaciones de estos artistas, datos sobre su carrera, etc. Vamos, una maravilla si te gusta descubrir y redescubrir artistas.

 

 

 

 

 

 

¿La pega? Que al igual que la revista (que dejó de venderse en papel en el 2011), el libro no puede ser infinito y, claro, en algún momento tiene que terminar. Y el último capítulo esta dedicado a… redoble de tambores: ¡Sensación de vivir! Bien de noventerismo.

Pero claro, este repaso acaba aquí y yo echo en falta la Súper Pop que yo conocí: la de los Backstreet Boys, la de las Spice Girls, Leo, Devon, el Harnett… Vamos, la Súper Pop de mi generación.

Y ya que también han sacado un CD recopilatorio (‘Yo también bailaba con Súper Pop’) pido a los señores/as de Libros Cúpula que saquen ‘Yo también leía Súper Pop’ volumen 2. con un análisis de las páginas que ocuparon los BSB, Take That, las Spice, Britney, etc. y que continúe con los ídolos de las generaciones que vinieron detrás, que seguro que tienen mucho donde sacar (Justin Bieber, Selena, Zac Effron, los Crepúsculos…). Y ya puestos, que incluyan pósters en las páginas centrales y colgantes que cambien de color.

Así que sí, recomiendo este libro, pero no para una lectura rápida como la revista. Esto es para regalar en Reyes a la familia y disfrutarla juntas. Porque sí. Un libro que te incluye desde Camilo Sesto hasta Sensación de vivir es algo para degustar en familia. En los salones ya no hay grandes enciclopedias, pero debe haber un hueco para homenaje a la adolescencia y a los recuerdos de entonces (cada una, a los de su propia generación).

 

A favor: si disfrutas con ‘Cachitos de hierro y cromo’, lo das todo cantando Miguel Bosé y sigues con alma adolescente te encantará este un análisis contundente y con muchos detalles.

En contra: el reparto termina con ‘Sensación de vivir’, quedan muchas generaciones después que disfrutamos con la revista.

 

Es un regalazo y puedes comprarlo aquí.

 

loading...