‘Campanilla’, así la he decidido bautizar; desde que entró en mi vida todos los polvos que echo con el churri son mágicos. 

Es una almohada para follar, así sin más. Facilita la vida a todo el mundo, porque te permite mantener posturas ‘incómodas’ durante mucho tiempo sin que te canses ni un poco, tengas el peso que tengas, pero sinceramente, esto nos facilita la vida sobretodo a las gordas. Te proporciona una cantidad de posturas sexuales que no podemos mantener durante mucho tiempo por razones obvias, nos deja el chochamen más accesible para que puedan darnos lo que nos merecemos, la penetración es más cómoda, más accesible y más profunda y mejora el sexo a niveles insospechados.

Puedes comprarla aquí

Os juro que no lo digo de broma, yo era de las que pensaba ¡¡pero si es una almohada!! Y no, no es solo una almohada, es mi nueva mejor amiga. La uso para ponerme ‘a cuatro’ y me pone en la posición perfecta para que la penetración me llegue a lo más hondo, me tumbo en ella boca arriba y me mantiene la chocha en todo lo alto para que llegue a la medida perfecta de mi chico, me la pongo en la espalda y me deja perfecta para poder ver el espectáculo en primera fila sin dolores de cuello. ¡Chica, que todo son ventajas de verdad te lo digo!

El material es SÚPER suave, se hincha como las colchonetas de veraneo que todas hemos llevado a la playa, aguanta muchísimo peso, y0 estoy my gorda y me he subido a ella de pie y no ha perdido nada de aire, ni ha explotado, ni nada parecido. Cuando terminas de usarla, la desinflas y se queda en nada, ocupa menos que una sudadera en el armario, o sea, que te la puedes llevar a donde quieras porque es súper discreta, cómoda y liviana. 

Típica compra que no haces porque piensas ‘¿¡cómo van a dar pa tanto catorce euros?!’ Pues dan querida, dan. Además, que es que si no te gusta eso es lo que pierdes, menos de quince lereles y yo, con una mano en el corazón y otra el clítoris, te animo a que le des una chance, nosotros estamos súper contentos con la compra, de verdad os lo digo.

Es una almohada pal folleteo que convierte al más creyente en ateo. 

Aquí os dejo el link por si queréis echarle un ojo, los comentarios lo dicen todo, ¡para que veáis que no soy la única! 

 

Post NO patrocinado