Cultura

Nuestro Top 11 de canciones de Disney, ¿Estás de acuerdo?

Si creciste en los 90 como yo, sabrás que en esa época Disney lo petaba. Lo petaba mucho. O al menos en mi casa. Creo que debo tener la colección de Disney completa de esa época en VHS. Todavía las guardo por si acaso algún día me hago rica vendiéndolas a algún coleccionista. Y aunque a cada uno nos pueda gustar más una película que otra, lo que está claro es que hay canciones de Disney que nunca olvidaremos.

Porque todos sabemos que si algo tenían las películas de Disney, eran canciones a montones. Por eso, he hecho una recopilación de las 10 canciones de Disney que a día de hoy, todavía somos capaces de cantar como locas:

  1. Hakuna Matata – El Rey León. Esta debe ser la number one forever and ever. Vive y deja vivir, Hakuna Mata, vive y sé feliz. Debería ser un lema universal. Y punto.
  2. Bella y Bestia son – La Bella y la Bestia. El mensaje a la belleza interior de las personas me parece maravilloso.
  3. Un mundo ideal – Aladdin. ¿Quién no ha soñado en volar en una alfombra mágica cantando esta canción?
  4. Lo más Vital – El Libro de la Selva. Me encantaba Baloo y su buen royo, y con esta canción me ganó del todo. Y es que en el fondo esconde un mensaje de valorar lo sencillo de la vida que me encanta.
  5. Bajo del Mar – La sirenita. Adoro el ritmo de esta canción. Y me representa 100%. Porque en verano, dónde más feliz estoy es el agua. ¿Quién no la ha cantado en la playa mil veces mientras se daba un chapuzón?
  6. Supercalifragilisticoespialidoso – Mary Poppins. El mejor trabalenguas de la historia de la humanidad. Horas me tiraba yo en el recreo intentando decirlo de carrerilla. Y a estas alturas es mi baremo para calcular cuánto de borracha está una persona.
  7. Hay un amigo en mí – Toy Story. Una oda a la amistad. ¿Existe canción más bonita? No. Y punto.
  8. Yo voy a ser el rey León – El rey León. Nadie que me diga, cómo debo ser. Nadie que me diga, lo que debo hacer. Libre para hacer mi ley, libre para ser el rey. Empoderamiento a tope. Nada más que añadir.
  9. Eres tú el príncipe azul – La bella durmiente. Canción ñoña y pastelosa como la que más. Pero era mi obsesión de pequeña. Y la culpable de que mi tío haya decidido no tener hijos. Está claro que mi obsesión le afectó más a él que a mi. Por eso tenía que estar en esta lista.
  10. No hay un genio tan genial – Aladdin. Es escucharla y me entra buen royo por todo el cuerpo. Y la nueva versión con Will Smith como genio me parece todavía mejor.
  11. Suéltalo – Frozen. Está bien, he dicho que eran 10 y acabo de meter 11. Pero es que aunque no sea una canción de Disney de mi niñez, lo ha petado en nuestra vida adulta. Sólo por eso se merece un puesto en la lista.

¿Y vosotras? ¿Qué otras canciones de Disney creéis que nunca olvidaremos?

Compartir:

Login