Querido diario

12 cosas que echarás de menos cuando no tengas compañeros de piso

Vivir sola es maravilloso. Escribo este post en bragas mientras unto paté en unas tostadas en la mesa del salón y tengo platos por fregar en el fregadero. Mañana haré limpieza. O no. Según me apetezca… Desde que vivo sola estoy mucho más relajada, tranquila y feliz, porque todo lo que hago lo hago por y para mi, y no tengo que dar explicaciones a nadie. Sin embargo, como nos ha pasado a (casi) todos los que hemos pasado por un piso compartido hasta llegar a la independencia total, hay cosas que echo de menos de vivir con alguien:

1. Todo es más barato. El alquiler, los gastos (luz, agua, internet), cosas de la compra (productos de limpieza, gel de baño, papel higiénico, aceite, sal…).

2. No tienes que encargarte tú de todo: de recoger lo que compras por internet, de estar disponible cuando viene el fontanero, de destender la lavadora cuando llueve y has tenido la genial idea de tender fuera…

3. No te aburres la noche que decides quedarte en casa, siempre tienes alguien con quien tomarte esa cerveza con patatas fritas el viernes por la noche y no parecer una borracha. Añade a eso que si encima os gustan las mismas series, cualquier noche puede ser ‘noche de series, pizza y cerveza’.

bodas-frikarte14

Friday night!

4. Nunca te verás con la nevera vacía porque siempre podrás recurrir a eso de ‘Ey, te cojo un huevo y un poco de lechuga, ¡mañana compro y te devuelvo!’. Tampoco te faltará champú, desodorante, un salvaslip o leche para el café de la mañana.

5. Matar cucarachas siempre es más fácil cuando tienes a alguien gritando contigo mientras fumigas al bicho con medio bote de spray.

6. Siempre habrá alguien que se encargue de acabar con tu comida a punto de caducar cuando te vas de vacaciones. Y a la vez alguien que te deje algo de comer cuando te deja sola una semana…

giphy (8)

7. No tienes que preocuparte de llegar al importe mínimo cuando pides take away y así te ahorras tener sobras de arroz tres delicias, pollo con almendras y tallarines con gambas para toda la semana.

8. Sabes que habrá alguien que te abra la puerta cuando has sido tan imbécil de cerrar de golpe con las llaves dentro.

9. Cuando has tenido un día de mierda en el curro o un problema con tu pareja, es genial saber que hay alguien en casa con quien puedes contar y que, antes de que empieces la historia, cogerá dos cervezas de la nevera y dirá ‘Cuenta…’.

gifs-animados-friends-11928

10. Si además de compañera de piso, esa persona es amiga, siempre tendrás a alguien con quien compartir el taxi de vuelta o que te acompañe cuando decides ir caminando.

11. Es genial poder contar con que tu roommate te ponga agua a hervir, te encienda el horno o te descongele el tupper de mamá si llegas tarde a casa a cenar.

12. Sabes que por muy feliz que vivas estando sola, siempre habrá algo que eches de menos de tus compañeros de piso, porque como decía Rachel Green ‘Es el fin de una era’

theendofanera_zps599c50d1

Compartir:

Login