Querido diario

Gana tú, aunque los demás también ganen

 

¡Hola, weloversizers!

Adicta al foro Weloversize desde hace años, últimamente leo consejos que, bajo mi punto de vista, aunque su autor pretenda ayudar, en realidad hacen más daño que otra cosa.

Os voy a poner un ejemplo de a lo que me refiero.

En un foro en concreto, hablando de parejas con hijos que hacían imposible la convivencia, llegando incluso a causar graves problemas tales como abortos a la nueva pareja de papá, algunas de las respuestas a la persona que escribía contando su caso eran que no se diera por vencida, que no “dejara ganar al niño” acabando con la relación.

Sí, todos somos libres a expresar nuestra opinión con tal de ayudar a alguien que lo necesita y eso es un acto maravilloso de humanidad, algo que jamás he criticado ni voy a criticar porque cada cual tiene derecho a opinar y ofrecer ayuda tal y como considere que debe. Mi pregunta es: ¿De verdad ganamos nosotras únicamente porque no gana el contrario?

Me explico.

Considero que, si estás o vives en una situación de estrés y no decides salir de ahí únicamente para no permitir que gane lo que desea otra persona o para que nadie pueda decir nada negativo de ti… ¿De verdad ganas?

Estamos tan acostumbradas a luchar hasta el final con tal de demostrar algo a los demás y ganar su cariño, su afecto o su aprobación, que muchas veces nos olvidamos de lo importante que es nuestra salud mental.

DA IGUAL que Fulanito no nos aprecie y sinceramente, TAMBIÉN DA IGUAL QUE FULANITO GANE, si con ello nosotras podemos quitarnos un peso de encima, avanzar en nuestra vida y comenzar a ser felices.

He escuchado mil veces (y también me lo han dicho a mí) el consabido: “Es que si terminas con X situación, estarás dejando que Fulanito o Menganita gane”.

¿Y qué?

¿Y qué si decidimos tirar la toalla? ¿Y qué si decidimos dejar que esa persona gane? El dejar que alguien acabe consiguiendo lo que desea (separar a una pareja, alejar a dos personas tengan la relación que tengan…) no tiene por qué ser algo malo ni tiene que implicar que nosotras, por permitirlo, estemos perdiendo. Si nuestra salud psicológica está en juego, si debido al estrés hemos sufrido un aborto, si por la ansiedad somos incapaces de dormir y lloramos todas las noches… ¿De verdad vamos a ganar algo continuando adelante con la situación que nos produce ese estado?

A veces, soltar algo o a alguien, no significa perder.

Significa ganarnos, respetarnos y, sobre todo, querernos a nosotras mismas.

 

Ángela Sánchez

Compartir:

Login