Querido diario

Hablemos de un tamaño que sí importa: el de tu autoestima

El Tamaño Sí que Importa

Aunque nos han hecho creer lo contrario con palabras, podemos remitirnos a nuestras experiencias, a los sentimientos que tenemos, o incluso a los anuncios de televisión, para reconocer que el tamaño (de lo que sea) todavía importa.

En este caso, en este artículo, yo también me refiero al tamaño. Al tamaño de tu Autoestima… con respecto al Tamaño del desafío o del problema que sientes que tienes.

Vamos a comparar nuestro tamaño con el de nuestro problema, pese a saber que las comparaciones pueden ser odiosas.

Te pregunto:

¿Sientes que tienes un problema muy grande en tu vida, algo que puede contigo? Esto te ocurre porque crees que el tamaño de ese problema es mayor que tú. Literalmente. Tú te sientes pequeña, vulnerable, indefensa, incapaz, ante eso que te ocurre. Tu problema es de tamaño XXL comparado contigo.

Cuando tomas conciencia de ello, la manera de solucionar el problema está clara: CRECIENDO.

Creciendo por encima de ese problema. Creciendo para poder mirarlo por encima del hombro. Creciendo para poder mirarlo de frente. Creciendo para poder mirarlo hacia abajo. Creciendo para que tu tamaño sea superior y puedas deshacerte de ello con facilidad, quizá solo con levantar un pie y dejarlo caer.

Te pongo un ejemplo práctico: Quizá has perdido un empleo. Si sientes que esto es un problema enorme, lo estás imaginando con un tamaño muy superior al tuyo. Te estarías viendo sin capacidad, sin actitud, sin aptitud para encontrar otro trabajo… Es lógico, por la diferencia de tamaños, que sientas que es un gran problema.

En cuanto tú seas consciente de cuánto importa crecer por encima del problema, empezarás a valorar tu currículum, tu experiencia, tus habilidades, tus ganas de trabajar, tu actitud, tu carisma, tu encanto personal… y el problema pasarás a verlo como un reto a superar, como una oportunidad de mejorar y hacerle frente será mucho más sencillo, porque habrás aumentado tu tamaño.

Por eso no todas las personas reaccionan igual ante los desafíos de la vida, porque algunas saben que el tamaño importa y se preocupan y ocupan de sentirse Grandes y Poderosas, mientras que otras se sienten víctimas de las circunstancias y del tamaño y creen que no pueden mejorar.

Te doy tres claves para CRECER por encima de tus problemas:

Apúntate a la Mejora Continua. Por costumbre, por placer, porque sí o porque realmente es necesario. Sigue aprendiendo. Sobre tu trabajo, sobre tu carrera laboral, sobre finanzas o abundancia económica, sobre autoestima o gestión de emociones… La formación, descubrir cosas nuevas o conocer diferentes puntos de vista es divertido y sobre todo enriquecedor, y hoy en día, gracias a Internet puedes aprender muchísimas cosas.

Muestra tu Mejor Versión. Porque eres una persona única y maravillosa, porque no hay nadie como tú, porque no hace falta que haya alguien como tú, porque tú sola te bastas y te sobras para Ser tu Mejor Versión. Y esa Mejor Versión empieza por Amarte y respetar tus deseos y opiniones. Trátate con cariño y respeto, haz siempre lo mejor que puedas y pon en todo lo que hagas, lo mejor de ti.

Escoge buenos compañeros de viaje. Porque la vida, compartida es mucho mejor, porque el camino en buena compañía es más agradable, se hace más corto y te invita a disfrutar, porque la actitud es contagiosa y el éxito también. Rodéate de personas optimistas, positivas, responsables, sabias e inteligentes, como tú.

Y de esta manera, creciendo, disfrutarás más de la vida y sobre todo de TI.

Ana Belén Mena

Compartir:

Comentarios están cerrados.

Login