Amor & Polvos

No todos aceptan el rechazo

A todos nos han rechazado alguna vez, pero no todos saben aceptar las derrotas de la misma manera. A la hora de ligar ocurre lo mismo, ya que no son pocos los que prefieren recurrir al insulto o a la violencia verbal cuando su plan no sale como pensaba.

Aclaro que lo que voy a escribir aquí son situaciones que me han pasado a mí, obviamente no creo que los hombres sean así, sino todo lo contrario, creo que la mayoría, como todos, aceptan los ligues fallidos como buenamente pueden. Pero tristemente, hay muchos hombres que ante un no reaccionan de la peor forma, ya que se sienten insultados cuando alguien osa rechazarles ¿y qué pasa entonces? Pues que la situación se complica y atacan con lindezas como estas:

Será puta/zorra  o similares.

Empiezo fuerte porque esto amigos me ha pasado más de una, dos y diez veces.  Que un tío se acerque para ligar conmigo – sinceramente me da igual que sea a las tres de la tarde que de la mañana, porque los gilipollas son igual sin importarles la hora- decirle que no o, directamente si veo que está un poco pasado de rosca, alejarme de él lo más rápido posible, ha derivado en más de una ocasión en insulto. Soy puta porque le digo a un tío que no me interesa, porque ¡quién soy yo para decirle a ÉL que no! ¡Cómo oso a realizar tal sacrilegio!

Si uno acude a la RAE y busca puta, le llevará a la definición de prostituto/a:  persona que mantiene relaciones sexuales a cambio de dinero. Yo el sexo lo practico gratis, porque quiero, cuando quiero y con quien me da la real gana. Así que calificarme como tal no encaja. Pero, también le digo a ese Adonis cuyo orgullo se ha visto dañado con mi rechazo que, aunque fuera prostituta, aunque cobrara por ello, es mi trabajo y, por tanto, seguiría teniendo el mismo derecho a elegir con quien follar y cuando hacerlo. Así que boca cerrada.

desperate housewives eva longoria unbelievable close your mouth

¿Eres lesbiana?

Sí amigos, porque todo el mundo sabe que cuando le dices que no a una persona es porque prefieres el sexo opuesto. Evidentemente no hay otra explicación ¿verdad? Si te digo que no, es porque me gustan las mujeres claro, no es porque TÚ no me gustes, es porque soy lesbiana, si no ¡cómo te hubiera podido rechazar! En fin corramos un (es)tupido velo.

nicki minaj swag clapping diva

Pero la cosa no acaba aquí porque del creador de ¿eres lesbiana? presento a…

Qué pasa ¿Tienes novio?

Pues no amigo, no tengo novio. Ni soy lesbiana, ni tengo novio, lo que ocurre es que TÚ no me gustas. Lo que parece que no terminas de entender es que TÚ no me atraes ni lo más mínimo y prefiero estar con mis amigos, leer un libro, ir al cine o bailar desnuda alrededor de una fogata gritando hechizos a la madre Luna que estar contigo, porque NO me gustas.

Pero ¿por qué no tomas algo conmigo? ¿De qué vas?

Hay muchos que son duros de mollera y no entienden que no es no, que por mucho que insistan el no no va a pasar a ser sí. Y como no lo entienden, insisten hasta que la situación se vuelve incómoda o insostenible, u optan por desnudarme con la mirada desde la lejanía con actitud chulesca -siempre arropados por sus colegas, claro está- o intentan comprarme con una copa, a ver si así de una vez por todas caigo en sus redes. Y ese acoso al final deriva en malas contestaciones por mi parte, sin embargo me preguntan de qué voy, porque no entienden cómo puede molestarme toda esa situación. ¿De qué voy? De persona coherente que no quiere juntarse con personas que no sabe digerir un no. De eso es lo que voy. dancing fresh prince of bel air snap fresh prince vivian banks

Oye, no pases de mí que te estoy hablando

Esto es lo que suele soltar alguno cuando vas andando por la calle e ignoras una burrada que te ha gritado. Te lo dicen de forma chulesca, y a veces violenta, lo cual solo consigue que andes aún más deprisa. Pues claro que paso de ti, pero además sin pensármelo dos veces, porque no tiene sentido que me grites como si fuera una oveja descarriada y, mucho menos, que pretendas que con tu bufido acuda donde ti como si fueras mi amo y mi señor. Pues no, amigo. Paso de ti porque no mereces ni que te mire.

beyonce

Ejemplos hay mil, seguro que muchas de vosotras tenéis más que contar. Estas situaciones han sido las que he tenido que soportar yo -y sé que no soy la única- y de verdad que cada vez me fastidian más porque me parecen ridículas. Me parecen ridículas por lo infantiles que son-quiero mi caramelo y como no me lo dan, voy y pataleo-, pero también por lo violentas y peligrosas que se vuelven en algunas ocasiones solo por rechazar a una persona que no nos interesa. Sin embargo, una de las cosas que más me llama la atención es que, cuando todo pasa, parece que tenemos que dar gracias porque la cosa no ha ido a más. Qué queréis que os diga, no creo que tenga que dar las gracias por eso, simple y llanamente porque no he de agradecer algo que NUNCA debería pasarle a nadie.

Compartir:

Login