Nos conocimos con 17 años y no teníamos nada en común.

Yo era 80s y él era 90s. Yo venía de un cole de niñas bien, él llevaba el pelo largo y camisetas grunge. Él amaba la música de manera profesional, yo la apreciaba de manera analfabeta e ignorante. Él se las sabía todas, yo apenas sabía nada.

Es en momentos así donde aprendes que, fuera de los laboratorios, la química no conoce de leyes ni de fórmulas precisas. Nos deshacíamos en besos adolescentes al pie de las escaleras, en las puertas de los bares, a la salida de clases. Hablábamos madrugadas enteras sólo para seguir hablando a la mañana siguiente. Me escribía notas en mi agenda en días al azar: Hoy es un día cualquiera, pero podría ser un gran día si hacemos algo juntos. ¿Hacemos algo juntos? Nunca pude decir que no.

ross rachel gif

Teníamos tanta química. Pero no teníamos timing.

Timing. Esa palabrita inglesa sin traducción perfecta al castellano, sólo comparable a la palabrita castellana sin traducción perfecta al inglés con la que bautizamos nuestra pseudo-relación: Destiempo. Fue en esa incapacidad de traducirnos que naufragamos por años a destiempo y sin entender por qué funcionábamos tan bien y al mismo tiempo, tan mal.

Morí por él (y me morí, ay, tantísimas veces) y él no me tocaba ni con un palo.

Murió por mí (casi siempre a la detección de algún novio bueno en mi vecindario, y es que su radar fue siempre infalible) y yo lo dejaba pasar unos minutos, o el tiempo que dura un beso, antes de echarlo como se echan a escobazos a los gatos callejeros. Dejadme: soy débil. Cuando te tiemblan las piernas por un chico una se descubre en toda su humanidad.

Nos reencontramos con 26 años, ambos de corazón roto y desinflado. Volvimos a besarnos al pie de las escaleras, en las puertas de los bares, a la salida de nuestros trabajos. La química siempre estuvo ahí. Una noche fuimos al cine a ver una de Adam Sandler y, con las luces apagadas, me dijo, “¿y si somos novios?” Le dije que sí, bajito, y sinceramente, no recuerdo de qué iba la película.

Lo inimaginable había pasado: estábamos a tiempo y en el mismo lugar, pero no reparamos en que nos habíamos encontrado como dos bolas de billar que chocan sólo para volverse a separar. Nuestro preámbulo infinito duró casi nueve años. La relación duró poco más de dos. Y fue un puto desastre.

Quizá decir desastre sea exagerado. Nos quisimos de brazos abiertos (quisiera creer que ahora, desde la amistad, nos seguimos queriendo) y nos divertimos, tantísimo. Fuimos a conciertos. Viajamos. Encontramos todos nuestros puntos en común. Nos aferramos a las cadenas invisibles que nos unieron desde el día en que nos conocimos, pero al crecer y convertirnos en las personas que queríamos ser, no había quién eche nuestra maquinaria a andar.

Y es que el amor no solo se construye de química, sino de tiempo. De sincronía. De caminar a la misma velocidad, tocar a la puerta y encontrarte. Siempre pusimos nuestro destiempo como excusa para todos nuestros tropiezos, cuando el destiempo era el que nos gritaba histérico que no funcionaríamos jamás. Hace falta química, estar a tiempo, y ser quien eres en ese momento y en ese lugar. Es por eso que el timing es tan importante como la química. En realidad creo que más. Y eso, señoras, es una putada.

44 comentarios

  1. Cuando ahorre te pagaré unas peseticas diarias para que escribas cosas como esto todos los días <3

    Comentario by Elena Devesa on 23 de abril de 2014 at 10:47
  2. Ahorra ahorra y yo te escribo lo que quieras. Qué feliz sería yo… <3

    Comentario by mariella on 23 de abril de 2014 at 12:17
  3. El maldito timing hace que dos personas con mucha química no funcionen juntas por no encontrarse en el mismo tiempo, y a la vez hace que otras dos personas con menos química y más diferentes sí funcionen por encontrarse en el momento idóneo.

    La química es lo que [email protected] deseamos en una relación. Esa química que hace que nos volvamos locos, que suspiremos cada 10 segundos, que nos da los mejores besos (y el mejor sexo) de nuestra vida, pero nunca lo es todo. Las relaciones fundadas en la química suelen ser muy buenas y muy jodidas a la vez, y también muy cortas, porque no hay manera de hacerla funcionar sólo con la química. He tenido dos relaciones en mi vida cuya química (y sus consecuencias) eran bestiales. Era feliz y a la vez me atormentaban muchas cosas, me recordó a la relación que contaste. Pero no salieron bien.

    Y el timing, sí, eso que no queremos reconocer que importa, pero sí lo hace, puede hacer que dos personas que a priori no pegan mucho, o no tienen muchas cosas en común, o simplemente no tienen tanta química (ni tanta física) juntos, tengan relaciones largas, duraderas, estables y felices (y a veces hasta aburridas). Pero a la larga es lo que queremos, ¿no? Alguien que esté en el mismo punto, que sepa lo que quiere y lo que quiere sea lo que nosotras queremos. Porque a lo mejor tú ya estás soñando en blanco y él lo único blanco que ve es al Madrid cada sábado. O porque él ya se imagina con un niño llamado como él y tú aún piensas en el festival del finde. Y aunque uno de los dos termine por ceder, serán los dos quienes pierdan.

    ¡Difícil, difícil!

    Comentario by Xtina on 23 de abril de 2014 at 10:48
  4. gran comentario Xtina! Todos necesitamos alguna relación que sea pura química y a la vez desastrosa para darnos cuenta de que a la larga buscaremos el timing.

    Comentario by Elena Devesa on 23 de abril de 2014 at 10:54
  5. Alguna vez me dijeron que no te quedas con la persona que más te quiere, sino con la que más te entiende…

    Comentario by mariella on 23 de abril de 2014 at 12:18
  6. Me encanta Mariella, escribes genial!! :-)
    LRM

    Comentario by Reina Mora on 23 de abril de 2014 at 10:52
  7. Oyoyoy! Me pongo colorada…

    Comentario by mariella on 23 de abril de 2014 at 12:19
  8. Precioso. Me he quedado sin palabras.

    Enhorabuena por escribir así.

    Comentario by iriamrodriguez on 23 de abril de 2014 at 12:31
  9. <3 <3 <3 <3 Coloradérrima.

    Comentario by mariella on 23 de abril de 2014 at 12:43
  10. Yo el timing siempre lo he entendido más bien como «el momento adecuado» porque por ejemplo el personaje de Robin en CCAVM decia algo asi como que cuando tienes quimica y amor la otra cosa que necesitas es «timing» para terminar diciendo «But timing is a bitch» por lo que yo siempre he entendido timing como «momento adecuado» por eso que decia ella de que era lo unico que faltaba.
    Por cierto me encantan los gifs de mis Rachel y Ross este finde me hice un maraton y aun me sigo emocionando cuando veo su escena final alguien en tumblr ponia «el mejor momento de historia la TV» y no creo que se equivoquen porque pasan los años y aun sabiendo lo que pasará lo veo con el corazón en un puño.
    A ellos si que el «timing» se lo puso complicado XDDD.

    Comentario by Silvy on 23 de abril de 2014 at 13:45
  11. Es una mezcla de tantas cosas… sencillamente lo llamaría COINCIDIR. Beso!

    Comentario by Mariella Villanueva on 23 de abril de 2014 at 22:37
  12. miedito me da leerte… yo también he tenido esa relación que ha sido un completo desastre, el un completo desastre (por no decir capullo) y aún así… es imposible despegarse de él! por haches o por bes uno de los dos siempre manda señales, a veces yo me hago la digna y otras veces el digno es él: aaaaayyyyy!!!! el problema creo que más que el timing de los dos es el suyo propio, hay tíos que nunca encuentran el timing de dejar de liarse con todas cuantas pueden para tener una sola! en fin… seguiré cayendo y volviendo mientras conozco a otras personas con un timming también distinto al mío! saludos!

    Comentario by Lupe on 23 de abril de 2014 at 14:50
  13. Él y yo siempre volvemos. Ahora desde la amistad, claro… pero volvemos :)

    Comentario by Mariella Villanueva on 23 de abril de 2014 at 22:55
  14. precioso escrito y verdad como un puño porque a muchas nos ha pasado xDD me ha encantado!!!! El timing en las series se ve muy bien porque en todas lo provocan para que el publico solo quiera juntarles! :3. como amante de friends he morido con los gif!

    Comentario by mirellita on 23 de abril de 2014 at 15:16
  15. Los gif son lo maaas! Gracias por leer. Y si, en las series el timing en imprescindible!!!!!!

    Comentario by Mariella Villanueva on 23 de abril de 2014 at 22:57
  16. Es así , es muy importante estar » al mismo tiempo» ya se sabe que empiezas bien pero al final empieza a haber conflictos por que aunque lo quieres a el no quieres lo mismo que el al mismo tiempo… esta entrada me encanta!!! Solo le pondría una pega y son los gifs … Mi vista se iba para ellos y no me dejaban concentrarme en leerlo bien, incluso me ponía nerviosa por ello ajajaja

    Besazos!!!

    Comentario by M.Carmen Reyes on 23 de abril de 2014 at 15:33
  17. Pero si los gif son lo maaaas :) Gracias por leer :) Besotes gordos para ti!

    Comentario by Mariella Villanueva on 23 de abril de 2014 at 22:58
  18. Ay. Me has recordado aquellos tiempos en los que pasaba de los timing y me brotaba la química por los poros. Es verdad que no funcionó, pero todavía me tiemblan las piernas y se me encoge el corazón cuando recuerdo aquella época. Gracias.

    Comentario by Marta on 23 de abril de 2014 at 16:09
  19. Ay si <3 Hay momentos en los que el timing sencillamente no importa nada y te deshaces en química… y física :D

    Comentario by Mariella Villanueva on 23 de abril de 2014 at 22:58
  20. Ay Mariella! Tienes tanta razón… Melancólica me has puesto, pues me siento muy identificada con tu historia. Los pelicos como escarpias, bonita! Sigue así.

    Comentario by Lorena Gracia on 23 de abril de 2014 at 16:55
  21. Pues el protagonista de esta entrada lo ha leido hace un rato, os manda besos a todas y dice que la nuestra fue una bonita historia. Y es que lo fue!

    Comentario by Mariella Villanueva on 23 de abril de 2014 at 22:59
  22. Ahora estoy triste :(

    Comentario by Gely on 23 de abril de 2014 at 21:25
  23. Triste nunca, FELIZ! No hay ningún lugar del mundo donde se aprenda más de la vida que en la vorágine de una relación imposible… A seguir aprendiendo…

    Comentario by Mariella Villanueva on 23 de abril de 2014 at 23:00
  24. La frase del milenio: «No hay ningún lugar del mundo donde se aprenda más de la vida que en la vorágine de una relación imposible.»

    Comentario by Luzifr on 31 de mayo de 2016 at 01:13
  25. Jolin me he sentido totalmente reflejada. Que pena que no funcionara…puto timing. Estaré toda mi vida pensando que habria pasado si…

    Comentario by Marta on 23 de abril de 2014 at 22:20
  26. Es mejor pensar en los fueron que en los tal veces, pero a veces es imposible. En mi caso lo probamos y ya ves… nara de nara.

    Comentario by Mariella Villanueva on 23 de abril de 2014 at 23:02
  27. super bonito lo que escribes!

    Comentario by Mónica on 24 de abril de 2014 at 12:22
  28. <3 <3 <3 <3

    Comentario by mariella on 24 de abril de 2014 at 12:39
  29. cuanta razón! me encanta!pero siempre nos queda esa sensación de ser la otra mitad de esa relación extraña, nos queda esas cosas tan geniales vividas y esas broncas que recuerdas como buenas después de la increíble reconciliación… y sí, esa conexión estará ahí para siempre y es una suerte poder vivirlo no? la experiencia es buena jajaja

    Comentario by martola on 24 de abril de 2014 at 16:01
  30. TOTALMENTE de acuerdo Marta! Hay que quedarse con lo bueno y es genial saber que una conexión así perdurará para siempre :)

    Comentario by Elena Devesa on 24 de abril de 2014 at 16:09
  31. La conexión es FOREVER… Y mejor tener muchos «fueron» a muchos «hubiera»… XD

    Comentario by mariella on 24 de abril de 2014 at 16:18
  32. Bufff! Me has matado! Jajaja! Precioso post!

    Comentario by Txas on 26 de abril de 2014 at 13:08
  33. Que me pongo colorada! Gracias guapa!

    Comentario by Mariella Villanueva on 27 de abril de 2014 at 12:36
  34. Soy tu fansssss enamorada!!!!

    Comentario by Pili on 26 de abril de 2014 at 16:14
  35. Y yo la tuya! Te quiero!

    Comentario by Mariella Villanueva on 27 de abril de 2014 at 12:36
  36. Y digo yo… ¿por qué lo de «timing» si tenemos «sincronía»? Esa que yo nunca tuve durante seis años con un chico maravilloso que afortunadamente encontró después a la mujer de su vida, porque yo le di varias veces calabazas y la última vez fue porque apareció en mi vida el hombre más maravilloso de este mundo y de los sistemas planetarios cercanos.Ahora lo del «timing» ese, se queda corto pa contar lo nuestro… Chicas muchos besos y mucho «timing»!!!

    Comentario by Samantamacarena on 26 de abril de 2014 at 17:01
  37. Mucha química, física, besos y timing!

    Comentario by Mariella Villanueva on 27 de abril de 2014 at 12:37
  38. Chica….lo tuyo es la Biblia! O el Corán ! o el Talmud, o simplemente verdades como puños!

    Comentario by Ana G. on 18 de marzo de 2015 at 02:15
  39. Me ha encantado el post, muy bien escrito. Es cierto que la química y la atracción es indispensable en una relación pero también lo es estar en momentos vitales compatibles, en «sincronía» , sino con mucha probabilidad se condena al fracaso.
    Te sigo! un saludo

    Comentario by Tricia Ross on 26 de agosto de 2015 at 12:54
  40. El puto timing…

    Comentario by Xia on 4 de noviembre de 2015 at 04:39
  41. Yo le llamaría sincronía, como dices no solo esta la parte emocional, y la parte de la quimica, se requiere también al sincronía de las mentes, y no que requiramos se gotas de agua, en la parte mental(Gustos, aficiones, etc…), si no estar en sincronía de yo crezco, tu creces, tu avanzas, yo avanzo, yo te apoyo y tu me apoyas.
    ciertamente de grandes diferencias nacen grandes similitudes, siempre y cuando se encuentren los puntos de engranaje en las cosas que sean básicas de ambos lados.

    Comentario by David Leal on 31 de mayo de 2016 at 00:59
  42. Por suerte o por desgracia timming is a bitch!

    Comentario by Schani on 31 de mayo de 2016 at 07:44
  43. Es curioso (y da miedo) que escribieras esa historia y justo con esas mismas edades, porque coincide con la mía. Nos conocimos a los 17, tan inexpertos, y a los 26 nos descubrimos, y confirmamos que las coincidencias son bonitas pero efímeras y frágiles. He pasado año y medio de muchos altibajos, era bonito, pero como bien dices, por suerte o desgracia, no coincidimos en timing, ni a una edad ni a otra. Por una parte me da pena, por otra por primera vez en mi vida, he sentido y aceptado que el amor no puede con todo.

    Comentario by Meriem on 31 de mayo de 2016 at 18:46

Política de Comentarios de Weloversize

Responsable: We Lover Size SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento Por favor lea nuestra Política de Comentarios antes de comentar.