Querido diario

Todos los chichis son válidos

Ay amiguis, la ansiedad que nos provocan nuestros coños no es ni medio normal. Que si la forma, que si el olor, que si el sabor, que si el color, que si los pelos… Bueno, eso cuando conocemos cómo es nuestra vulva, porque a veces ni eso.

Aquí te dejo una imagen que refleja una manera sencilla de explorar tu vulva:

Imagen de Mariano Vargas

Es verdad que para inspeccionar el chochete hace falta un poco de maña. No lo tenemos tan fácil como los hombres, que se quitan los calzoncillos y hala, ahí está la pinga. A nosotras nos requiere un poco más de trabajo. Aunque considero que, si se nos educara para tratar nuestros genitales con naturalidad, no sería tan complicado. No me refiero a estar todo el día tocándonos el higo, sino a explorar sin prejuicios la zona como parte del proceso natural de auto-conocimiento y auto-descubrimiento que se da a ciertas edades. Cuando esto no ocurre porque se nos educa en la censura, el pudor, el asco y el miedo, de mayores, desarrollamos ideas que afectan directamente a nuestra autoestima sexual.

The Vulva Gallery – Celebrating vulva diversity

En realidad, y por si fuera poco, el tema va más lejos: hay mujeres a las que les da vergüenza pronunciar la palabra “vulva” o “vagina”. El problema en sí es que hay pudor, vergüenza e incluso odio por los genitales femeninos, y lo peor es que esto no nace únicamente de nosotras hacia nuestro cuerpo, quiero decir que estas ideas negativas no aparecen sin más, son connotaciones sobre la sexualidad femenina que vamos aprendiendo y asumiendo desde el entorno o sociedad (recordemos, machista, coitocentrista, falocéntrica y patriarcal). La buena noticia es que todo lo que se aprende se puede desaprender, que puedes despertar y darte cuenta de que todo lo que define el entorno en el que vives, lamentablemente, resta importancia y suma control a todo lo que engloba la sexualidad femenina, y con ello también tu coño.

Lo primero para empezar a desaprender estas ideas es ser conscientes de que absolutamente todas las vulvas son normales. TODAS, salvo que presentes molestias físicas. Están ahí para lo mismo y, si son funcionales no tienes por qué preocuparte.

A veces la preocupación surge al comparar la vulva propia con la de los ejemplos más próximos, que suelen ser las de las actrices porno (tampoco es que los pocos libros de texto que aportan datos fiables sobre los genitales ayuden al respecto).

Que las imágenes que pretenden enseñar anatomía sean idénticas que las de los coños que aparecen en el porno es cuanto menos sospechoso.

¿Qué pasa cuando hacemos esto? Pasa que volvemos a caer en la falsa creencia de que todo lo que aparece en el porno es real y ejemplo de cómo han de ser las cosas, cuando, en su mayoría, éste está basado en estereotipos de índole machista y misógino. Da igual que venga fulanita o menganito a decirte que tu papaya es chachi, tú sigues empecinada en lo tuyo y muy indignada. Pero fíjate en la conclusión y retroalimentación de tu problema: Decía en el párrafo anterior que, de partida odias tu coño porque te han educado para ello (origen en la sociedad patriarcal), pero es que además tu odio se retroalimenta por lo que unos señoros machistas y misóginos han dicho que mola (retroalimentación del odio por más sociedad patriarcal). Qué duro verlo así de claro, amigui.

Si de pequeñas nos enseñaran los tipos de vulvas que existen, quizás podríamos tener otros ejemplos no tan normativos con los que compararnos y aceptar la variedad y diversidad desde el principio.

En realidad de pequeña, como mucho, ves esto

Mofid Ibraheim, cirujano experto en procedimientos ginecológicos, ha clasificado las vulvas en siete tipos según su forma. Siete tipos de vulvas cuya morfología más se repite en las mujeres, en mayor o menor medida y con variables únicas e intransferibles, se entiende. Lo que más sorprende es ver que el chocho normativo es el menos frecuente. Atenta:

1. LABIOS MENORES ASIMÉTRICOS

Aunque no lo parezca, este tipo es el más común.

Extraída de: https://www.cosmopolitan.com/es/sexo-amor/sexo/a12051/tipos-de-vulva/

2. LABIOS MAYORES CURVADOS

Los labios mayores tienen forma curvada, dejando a la vista a los labios menores. Ambos se juntan debajo creando la forma de una herradura.

Extraída de: https://www.cosmopolitan.com/es/sexo-amor/sexo/a12051/tipos-de-vulva/

3. LABIOS MENORES PROMINENTES

Son los más comunes y al mismo tiempo los que más complejo causan

Extraída de: https://www.cosmopolitan.com/es/sexo-amor/sexo/a12051/tipos-de-vulva/

4. LABIOS MAYORES PROMINENTES

Igual que el tipo anterior, pero al revés. En este caso, los labios mayores son más gorditos que los labios menores.

Extraída de: https://www.cosmopolitan.com/es/sexo-amor/sexo/a12051/tipos-de-vulva/

5. LABIOS PEQUEÑOS Y CERRADOS

Los más raros de ver y a la vez los más deseados. Qué ironía que sea el estilo de chichi más normativo el menos común, ¿no? La explicación ya la conoces.

Extraída de: https://www.cosmopolitan.com/es/sexo-amor/sexo/a12051/tipos-de-vulva/

6. LABIOS PEQUEÑOS Y ABIERTOS

Este tipo es igual que el de arriba pero dando la sensación de estar «más abierto» dado que los labios mayores están algo más separados.

Extraída de: https://www.cosmopolitan.com/es/sexo-amor/sexo/a12051/tipos-de-vulva/

7. LABIOS MENORES VISIBLES

Estas vulvas tienen forma de flor y parece que sobrepasen a los labios mayores.

Extraída de: https://www.cosmopolitan.com/es/sexo-amor/sexo/a12051/tipos-de-vulva/

Estas características individuales e intransferibles, como decía más arriba, las plasmó el artista Jamie McCartney en su exposición de 400 tipos de vulvas. Aquí tienes varios ejemplos de lo que se podía ver en esa exposición:

Aquí otra imagen de los moldes anatómicos que vende la tienda Erler Zimmer para que los profesionales expliquemos las diferencias que encontramos en las vulvas:

En definitiva, tengas como tengas el chichi, QUIÉRELO, porque es tan válido como cualquier otro. Ya has visto la variedad que hay. Y que le jodan al patriarcado.


Autora: María Esclapez Cartagena. Psicóloga, Sexóloga y Terapeuta de Parejas.

Twitter e Istagram: @maria_esclapez // Facebook: @diariosex

Contacto: info@diariodeunasexologa.es

Compartir:

Login