hora punta
  • Querido diario

    Javier Cárdenas, un pelín más cerca del weloversaizismo

    Share on Facebook175Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Javier Cárdenas siempre se ha mostrado en los medios de comunicación como un hombre seguro de sí mismo que dice lo que piensa, sin pelos en la lengua. Pues Perra de Satán no iba a ser menos, y no iba a dejar yo de comentar uno de los programas de Hora Punta, el espacio que Cárdenas presenta en la televisión española, solamente por un malentendidillo de nada que tuvimos hace un tiempo. Que me amenazó un poco por llamarle machista, ya sabéis, cosas que pasan.

    Aquí vuelvo yo dispuesta a enfrentarme de nuevo a mi némesis porque siendo una como es de Satán no se va a echar atrás por los insultos de un diablillo, pero es que desde Weloversize no nos podíamos quedar calladas sabiendo que Javier Cárdenas, en su programa del pasado 3 de octubre, ha tratado el tema de la obesidad mórbida. 

    Sinceramente, me parece guay que se hablen de estos temas en la televisión pública porque es necesario hablar claro y afrontar la realidad: la obesidad es un problema real en nuestra sociedad. Y la obesidad mórbida, más concretamente, está considerada un problema de salud pública por la Organización Mundial de la Salud. En la actualidad, un 1% de la población española padece obesidad mórbida.

    javier cárdenas 2

    Javier Cárdenas invitó a su programa a Manoli Díaz, “una mujer que con tan solo 21 años ya pesaba 270 kilos”. Así era presentada la invitada que venía a relatar su experiencia antes y durante el transcurso de su pérdida de peso. Datos, números, kilos. Creí que me daba un parraque cuando, al entrar Manoli en el plató, las primeras preguntas que le hizo Cárdenas fueron: “¿cuánto mides?” y “¿cuánto pesas?”. No debería haberme sorprendido porque si te pones un programa de este señor ya sabes a lo que vienes: a engullir (mira, nunca mejor dicho, hablando de gordas) sensacionalismo. 

    Pero al final sí que me llevé una sorpresa, ¡y para bien!. Porque el peso de Manoli se llevó todo el protagonismo, sí, pero hubo pequeños momentos a lo largo de esta entrevista que hasta me parecieron interesantes. Increíble pero cierto, sí, sí, si la primera en flipar soy yo. Me pareció genial que Manoli hablase con naturalidad de su diagnóstico y su tratamiento. Aunque en algún momento ella reconoció haber sentido mucha vergüenza y se emocionó varias veces al recordar lo mal que lo ha pasado y lo contenta que está ahora, Manoli vino dispuesta a contar su experiencia con la intención de ayudar a otras personas que puedan estar en su situación inicial, por eso no tiene ningún problema en reconocer su peso o en admitir que tuvo una recaída y volvió a refugiarse en la comida para superar un momento duro en su vida, ¡hasta habla de los famosos miedos de cualquier gorda hacia la báscula o las sillas de los bares en las que no nos cabe el culo!

    Pero chica, qué quieres que te diga. A mí que ya presentes a una persona como “la mujer más obesa de andalucía” me da un regustillo a freak show… y lo peor es que tenemos que reconocer que esto sigue vendiendo, a la gente le gusta un drama ajeno, pero joder, a mí me parece un poquito fuerte. Nunca presentarías a una persona como “la mujer con más células cancerígenas de La Rioja” o “la mujer de Extremadura que más dolores está sufriendo debido a su fibromialgia”. Y perdonadme la comparación, es solo para que nos demos cuenta de lo jodido que sonaría eso. Con titulares como ese solo se está perpetuando el estereotipo de que ser muy gordo es “raro”, y lo raro es morboso. La obesidad no es tomada tan en serio.

    hora puta 2

    El colmo de todo esto llega cuando una colaboradora del programa decide hacer un repasito a las personas más obesas del mundo y a alguien se le ocurre la maravillosa idea de resaltar bien los kilos con una pesa. Ole todo.

    He de reconocer que el tándem Cárdenas y obesidad mórbida me hacía esperar lo peor. Y un poquito de ranciedad, de caspa y de señores (médico incluido, que de repente apareció por ahí y le dijo a su paciente que igual se llevaba un tirón de orejas) siendo condenscendientes e infantilizando a una mujer, pues también. Hasta se escapa un “que tu novio esté contigo dice mucho de lo hombre que es”. Eeeeeeeh ok. Vale, ¿veis? Esto sí me lo esperaba. Pero bueno, que en general y para ser Cárdenas, el tío que siempre la lía, el tío al que se le ha visto tantas veces el plumero cuñado, no ha estado ni tan mal.

    javier cárdenas 1

    Como dice Manoli, quedémonos con lo positivo y lo positivo de que Cárdenas exista y encima tenga un programa en la televisión pública y decida hablar de la obesidad mórbida es que se está hablando de un problema social que afecta a muchas personas y se está dando la oportunidad de entender y empatizar con alguien que ha sufrido mucho por su enfermedad, que es tan enfermedad y merece tanto respeto como otra cualquiera.

    Podéis ver el programa pinchando aquí. 

    Todas las imágenes de este artículo pertenecen a Hora Punta-RTVE

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Perradesatan

    Soy gorda por parte de padre, de madre, de abuela materna y de abuela paterna. Ha habido cocidos completos que me han hecho más feliz que muchas personas. Autora de "Perra de Satán, kilo arriba, kilo abajo", novela en la que cuento mi relación de amor con la tarta de tres chocolates.

    

    Login