Querido diario

¿Cómo puedo ayudar a mi amiga que sufre malos tratos?

Hace tiempo que esa amiga tuya con la que tienes tanto feeling y os veíais a todas horas, parece algo distante, ya no la veis tan a menudo, parece que su estado de ánimo o algo en ella ha cambiado, y es cuando empiezan a surgir las primeras alarmas dentro del grupo de amigas.

Si da la casualidad que todo esto le empieza a pasar desde que sale o ha conocido a “fulanito” o a “menganito”, te diré que es el momento de prestar mucha atención a todo lo que le pasa a tu amiga.

El maltratador siempre intentará aislar a su pareja, y sus amigas serán siempre un foco de crítica y de odio para él. Es muy frecuente que el maltratador piense que las amigas solo quieren interferir en la relación, que solo quieren que ella lo engañe o que no son de su agrado, consiguiendo así que su víctima se distancia.

Es en este momento como amiga que te preguntas ¿qué puedo hacer?

Para ser claras, si te encuentras en esta situación como amiga, te diré que es muy difícil poder ayudar al nivel que se quiere. Porque por lo general las amigas quieren (como es lógico) que ella se aleje de él y termine dejándole.

Pero hay que recordar que en estos momentos la víctima tiene una total dependencia emocional de su pareja, y en ocasiones acompañado por el miedo a las represalias de dejar esa relación.

Por lo que, lo único que puedes hacer es lo siguiente.

  1. Entiende que no eres psicóloga ni especialista en el tema, por lo que como amiga no te exijas a ti misma saber más de lo que ya sabes, solo te generará frustración.
  2. Es el momento de ser más amiga que nunca, recordamos que el maltratador solo quiere aislarla, por lo que es muy frecuente que las amigas se enfaden con la víctima porque ya no la ven nunca, está rara y cuando le han dicho algo sobre él, se ha enfadado.

Hay que seguir insistiendo, como amiga tienes que seguir ahí, que ella sepa que pase lo que pase, podrá contar contigo siempre. Lo suyo es que quedéis a solas o sin la presencia de él en la medida de lo posible, y recordarle siempre que pase lo que pase podrá contar contigo.

  1. Cuando la veáis no ir directamente a decirla que la veis mal, podéis probar un “hace tiempo que te noto rara, ¿te encuentras bien? ¿Sabes que siempre podrás confiar en mí para lo que haga falta verdad?” “nunca olvides que te queremos y siempre te vamos a ayudar”
  2. Insistir, pero insistir mucho en que seguís ahí, seguir escribiéndola, llamándola, intentando verla y quedar. Este punto es muy clave y suele ser el que antes se nos olvida, no perdamos de vista que ella puede tardar meses o años en tomar una decisión y necesita saber que a pesar del tiempo seguís ahí.
  3. Una señal muy clara de que está metida de pleno en una relación de maltrato es preguntar si le ha tenido miedo a él en algún momento y si por eso le cuesta tomar la decisión de dejarle.
  4. Evitar juzgar y dar discursos paternalistas, si le dices a tu amiga “no sé como aguantas esto” “no sé que ves en él” o “como puedes estar consintiendo que te trate así” solo conseguiréis que vuestra amiga no os cuente nada, ya que se sentirá juzgada y criticada y además se alejará de vosotras.
  5. Ayudarla a identificar la situación de maltrato, si ella misma no lo ve, podéis ponerle algún documental o charla sobre el tema (como el de “no solo duelen los golpes”) para que ella misma vaya interiorizando poco a poco la situación.
  6. Ir con ella a alguna asociación de mujeres especializada en malos tratos y violencia de género, o buscar algún profesional especifico en ese tema, y acompañarla siempre.
  7. Si finalmente decide denunciarle, es vital que no se sienta sola. Si vive con él y decide denunciarle, que no vuelva a casa con él ya que el riesgo de peligro aumenta, y si decide poner la denuncia ir siempre con ella.

Salir de una relación de maltrato es un proceso largo, duro e irregular, por eso como amigas debéis estar preparadas para lo que os puede  venir. Probablemente vuestra amiga se enfade con vosotras en algún momento o se intente alejar, pero es ahí donde debéis persistir.

Ayudar a una persona en esta situación puede ser  muy frústrate y doloroso, porque el día que parezca que ha tomado la decisión de dejarle puede irse al trate en cuestión de nada y volver con él, pero es ahí donde debéis seguir acompañándola.

Se puede salir de una relación de malos tratos, solo que se necesita mucho tiempo y ayuda, ser pacientes y recordar cuando la cosa se ponga difícil que lo hacéis por vuestra amiga.

Aida Vallés, Psicóloga especilizada en Sexología y Terapia de Pareja

correo: info@aidavallesconsulta.es     instagram:  @aidavallesconsulta_

Compartir:

Login