Enamórate de esa persona capaz de darte la última cucharada de su postre favorito, solo para verte poner esa cara de niña que tanto le gusta. La que parece que has roto un plato y que siempre va seguida de esa sonrisa tan tuya, la que derrite corazones y que le vuelve tan loco.

Y lo más fuerte es que es así. El amor es así. Lo más importante en todo este “paripé” es el detalle. El que haya sacrificado algo por verte feliz, el que a veces es una tontería, pero que en ocasiones podría ser ceder en una discusión, ayudarte a tomar una decisión importante o simplemente, estar ahí cuando lo necesites, porque lo siente así, porque le nace, porque quiere. Esas pequeñas cosas son lo que te hace ver en perspectiva a la otra persona y decir: Esa es, es él, -o ella claro- Esa es la persona con quien veo un futuro; y no hace falta que sea un futuro infinito, pero quizá si un mañana, una fuga a las Vegas de madrugada, un viaje en coche a ninguna parte, una noche loca hasta ver el amanecer en la playa de Marbella… Lo que sea, pero los dos juntos.

El mejor consejo que como escritora puedo darte es este:

Déjate enamorar por esa persona que te devuelva la inspiración. Que al olerle te huela a vida, a amor. Que con solo tocarte erice tu piel y te derrita por dentro. Que su voz sea la mejor melodía que hayas oído nunca, que cuando te mire, te dé la sensación de que es capaz de verte el alma. Que te apoye, que te inspire camino, hogar, futuro, superación…

 

Escoge a esa persona que te haga reír tanto, que cuando luego te rías con otra persona te sepa a poco. Que para él su familia sea lo primero, pero que a su vez te trate como a una prioridad, una más de su familia. Que tu familia le sea también importante, que la respete y te respete a ti. Que ame a los animales, porque si es capaz de amarles y de cuidarlos, de tener esa responsabilidad en sus hombros, puedes tener la certeza de que seguramente se tomará la vida igual. Enamórate de ese hombre que te mire. Que te mire y te vea, que te tenga al día de su pasado, y te quiera en su presente mientras imagináis un futuro. Que te encienda tan solo con palabras cuando este a kilómetros de distancia y parezca que esté allí mismo, susurradoras.

Que te haga sentir preciosa, fuerte, capaz, sexy, amada, princesa, guerrera, alguien. Ese alguien que inspira lo mismo en él. Su primer pensamiento al despertar, el último en ir a dormir. Que confíe en ti y en que sabes defenderte por ti misma, pero que a la vez esté preparado para ir a socorrerte si te hace falta.

Porque por experiencia te diré que las mejores historias de amor son las que no se planean. Las que se dejan fluir.  Esas en las que no creías, que no esperabas, que huelen a peligro, pero que sea como fuere te hacen olvidar las consecuencias. Ama a esa persona que haga salir a tu lado oscuro y lo deje brillar. Porque aunque todo el mundo diga que ese es el lado malo de las personas, yo pienso que nadie le ha dado la oportunidad de enseñarnos de qué es capaz.

Solo puedo decirte que te atrevas. Que el dolor del pasado acaba valiendo la pena cuando te enamoras, cuando de verdad sientes todo lo que la gente te dice que se ha de sentir al recibir un beso. Solo sé que el amor aparece. Que cuando sabes que te has enamorado, hace años luz que los que te rodean lo veían venir y que en ese instante, cuando lo sientes de verdad, solo te queda dejarte llevar y vivir lo que tengas que vivir.

 

EME

loading...