Sex & Love

Follodrama: bebé a bordo

Mi follodrama particular empieza en un viaje de BlaBlaCar hace un par de veranos.

Chica queda con Chico para ir juntos a Madrid y a Chica le parece que Chico es guapo y con una buena conversación, pero decide que como conduce bien y los horarios para viajar de Madrid a su ciudad o al revés le van bien, no tontear con él y así no perder un buen BlaBlaCar.

La cosa se complica cuando al parecer a Chico también le gusta Chica y en esos viajes en coche las conversaciones son cada vez más personales, dando lugar a que también hablen por WhatsApp fuera del típico “¿Vas este finde a casa? ¿Tienes hueco?”.

Han pasado varios meses, varios viajes y ya por mayo ambos deciden quedar entre semana para tomar unas cervezas por el barrio de ella. Beben, se lo pasan bien y se despiden con dos besos.

Chica no acaba de estar convencida del todo, ¿habrán sido más las ganas y las expectativas de lo que Chico es en realidad? No sabe, pero habla con sus amigas y decide volver a quedar con él, esta vez un viernes.

Coincide que ese fin de semana está en la ciudad un viejo amante/conocido de Chica, el cual resulta ser un completo imbécil pero que con el que folla estupendamente. Chica se prometió hace tiempo no volver a quedar con él, pero aix, es que el sexo era tan bueno. Chica se da cuenta de que quedar con Chico puede venirle bien para no pensar en el otro, así que acude a las cervezas con muchas ganas… que se van disolviendo a cada trago de alcohol, que son bastantes.

La noche avanza y Chica sabe que Chico no le atrae demasiado, pero también sabe que si no folla acabará llamando al otro y que Chico quiere tema; es fácil y no creo que Chica sea la primera que se acuesta con alguien por aburrimiento/alternativa a otro.

Van a casa de Chico después de un par de besos con sabor a alcohol que no están nada mal. Quién sabe, a lo mejor ha sido una decisión acertada… ERROR. Llegan a casa, se besan, se desnudan. Chica solo piensa en dormir, su cuerpo lo sabe y se deja hacer mientras piensa que Chico no sabe hacer nada bien. No se va a correr, eso lo saben tanto ella como su cuerpo y, por consideración, deciden hacérselo saber a él. Y aquí nos encontramos con el follodrama en todo su esplendor.

Chico escucha las palabras de Chica. Chica tiene la esperanza que así ya pueda dormir. Chico… Chico se sube encima de ella, la abraza muy fuerte y dice: NO GUTA, NO GUTAAAA. ¿Perdón? ¿Ha escuchado Chica bien? A ver si ha sido el alcohol… No, no, Chico sigue repitiendo NO GUTA. ¿Qué mierda es esta? ¿En qué momento un polvo de mierda se convirtió en un follodrama? ¿Necesitas pañales y chupete? ¿Qué narices está pasando? Chica solo quiere dormir hasta que abra el metro e irse. Chico sigue repitiendo NO GUTA como si se fuese a correr mientras la abraza.

Dos horas después Chica y Chico se despiden en el metro. Chico le escribe al WhatsApp un par de veces más. Chica perdió sus viajes en BlaBlaCar.

S.

Compartir:

Login