Quiero comenzar diciendo que soy A-TECNOLÓGICA. Es decir, que no estoy al día en cuanto a nuevas tecnologías y que soy bastante zopenca con el tema apps pero desde hace un tiempo tenía el gusanillo de un reloj inteligente pero me daba mucha pereza el asunto porque yo quería algo útil pero sencillo, algo que me diera información real de mis hábitos y la verdad que después de 1 semana utilizándolo… creo que LIFEBEE es un reloj que cumple muy bien su función y además, super intuitivo.

FUNCIONAMIENTO

El menú del reloj se divide en tres grandes bloques:

  1. Podómetro. Super útil. Como todo este tipo de relojes inteligentes te permite comprobar cuánto te mueves realmente al día y puedes fijarte tus objetivos diarios. Del mismo modo te indica km andados y kcal quemadas.
  2. Pulsómetro. Yo esta función no la utilizo pero creo que ya tengo regalo para mi padre para navidades…
  3. Modo deporte. Aquí puedes seleccionar 3 tipos de deporte: Caminar, correr o bici. De modo que puedes indicarle al reloj cuando empieza tu tiempo de deporte y cuando finaliza y al final, te da los resultados: tiempo medio, ritmo cardíaco medio, esfuerzo realizado, kcal, distancia recorrida… Estupendo.
  4. «Más»: Aquí encontramos el temporizador y otra función llamada «Relájese» que la verdad… me ha encantado. Consiste en que el reloj te va indicando en la pantalla que «inhales» y luego que «exhales», y va aumentando y disminuyendo los tiempos y, para que no tengas que estar pendiente de mirar la pantalla del reloj, te avisa también con la vibración de la pulsera. Para esos momentos de «os mataba a todos» lo veo genial, os lo juro.

Y en el menú de la app podrás ver:

  1. Actividad Es decir, los pasos que has hecho, km, esfuerzo, objetivos…etc.
  2. Sueño. Esto creo que es lo que más loca me ha dejado. La app te dice cuantas horas de sueño profundo (el reparador) has tenido y cuantas no. Ahora ya entiendo porque hay días que me voy para cama súper temprano y me levanto K.O y otros días que duermo poquísimo y estoy como si hubiera hecho cura de sueño. Además te permite ver si tus rutinas a la hora de dormir son sanas y puedes detectar problemas o patrones de sueño que tengan alguna causa.
  3. Ritmo cardíaco. 

 

VENTAJAS 

-Correa de silicona. Mucho más cómoda e higiénica (a mi parecer). Además dispones de miles de correas compatibles con este modelo. Porque el color nude es precioso, pero todos sabemos que con el paso del tiempo las correas se ponen feochas, por lo que tener recambios es un punto a favor.

-Diseño. Es un monerío. Eso es innegable. Es pequeño pero no demasiado. Además lo hay disponible en 6 colores más y también dispone de protector de pantalla (tipo vidrio templado) para los que somos más bestias pardas y tengamos miedo de romperlo.

-La pantalla no es táctil. Esto para mí es una ventaja ya que generalmente este tipo de relojes traen un botoncito lateral con el que luego, tocando la pantalla, te desplazas por el menú. ¿Y que ocurre con esos relojes? Que tocas el botoncito con lo que sea y se activa el menú. Sin embargo con LIFEBEE solo hay un único círculo táctil en la pantalla con el que te desplazas y accedes al menú. De forma que si deseas entrar en alguna de las opciones tan solo debes mantener pulsado el círculo de la pantalla y para desplazarte es tan sencillo como darle toquecitos. Por lo que si el reloj roza con algo (véase camiseta, un cojín, el sofá, mientras duermes…) no se activa el menú.

-Sincronización SUPER SENCILLA a través de app. Esto también es un básico pero es…una fantasía. Tan solo tienes que bajarte la app, encender el bluetooth del móvil  y ya el reloj se configura solo. Más fácil no puede ser.

-Este reloj a diferencia de otras marcas más conocidas no tiene la función que te permite ver los whatsapp en la pantalla, sin embargo sí permite que te notifique las llamadas entrantes. Para gente como yo, que vivimos con el móvil permanentemente en silencio es SUPER PRÁCTICO ya que el reloj te vibrará y te notificará en la pantalla quién te está llamando.

-Modo pereza. En los ajustes de la app puedes indicar que te avise si llevas mucho tiempo «parada». Tú marcas cuándo el reloj debe de avisarte de esto. Por ejemplo: si me tiro 2 horas quieta, avísame. Y el reloj te vibrará y te pondrá una especie de alarma. Con dar un par de pasos es suficiente. Si eres de los que se tiran mil horas ante el ordenador… esta función puede evitarte muchas contracturas.

INCONVENIENTES

-Cable de carga corto (y no trae enchufe, sólo cable USB). Este problema es genérico. Casi todos los relojes inteligentes traen un cable de carga MÍNIMO. Pero me sorprende que no traiga enchufe la verdad. Le puse el del cargador del móvil y arreando.

-La batería dura poco. Esto tiene un matiz. He probado el reloj durante una semana pero dejando activado por defecto el sensor de movimiento. Es decir, el reloj (por defecto) viene configurado para que cuando hagas el gesto de levantar la muñeca y mirar la hora encienda la pantalla. Evidentemente esto consume mucha batería por lo que si dejas dicha función activada la batería te durará entre 7-10 días. Ojo con esto.

-Se activa solo en la ducha. He probado antes otros relojes inteligentes y me ha pasado con todos. No sé que pasa pero con el agua loquean. Se activan funciones solas. Pero bueno, una vez sales del agua vuelve a su ser.

-En mi caso (puede ser manía mía o cosa del calor) noto como si la muñeca me sudara. Pero esto aún tengo que analizarlo con calma ya que estos días ha hecho un calor de freír huevos en el asfalto…

 

Si os interesa este reloj inteligente…Corred, porque el precio es de chiste! Podéis comprarlo AQUÍ