Querido diario

Mascotas alternativas: porque hay amor más allá de perros y gatos

¡Hola, soy Cris, veterinaria oficial de WeLoversize! Y vengo a hablaros de mascotas. Pero no de perros y gatos, que es lo más frecuente, sino que hoy vengo a contaros qué otros animales podéis tener en una casa y qué ventajas tienen en cuanto a vínculo emocional.

«¡Vamos allá!»

Rata

¿Qué, os parece raro que empiece por aquí? Las ratas son mascotas fabulosas, muy cariñosas y divertidas. El vínculo que desarrollan con el cuidador es muy bonito (mucho mejor que un hámster), y su tamaño es muy cómodo para personas que viven en pisos no muy grandes.

Eso sí, si tenéis alergia a algún pelo de animal, es muy posible que también tengáis al pelo de rata. Haceos pruebas si queréis adoptar una y no sabéis vuestro estado inmunológico.

Cuteness overload

Cobaya

Siguiendo con los pequeños mamíferos, la cobaya también es una estupenda opción. Es muy maja, e ideal para que un nene tenga su primera mascota (siempre controlando la relación y sabiendo que el crío la tratará bien, no condenéis a una pobre cobaya).

Su pelaje requiere algo más de cuidados, sobre todo si son de pelo largo (mirad la magia de su melena), pero suelen ser una mascota muy buena. Y tendríais que verlas de bebés, son miniaturas con pelazo desde que nacen. Mascota top.

Ojo al flequillo de recién despertado

Otros pequeños mamíferos

Otras mascotas peluditas y pequeñas son los conejos o los hurones. Son muy diferentes entre ellos, sin embargo. Los conejos son lagomorfos (no son roedores, ¿vale?) y son totalmente herbívoros, mientras que los hurones son carnívoros y bastante cazadores. Podéis imaginar que su carácter en base a esto será totalmente distinto. Los hurones son rápidos, juegan mucho, mientras que los conejos son más tranquilos y se suelen congelar cuando tienen miedo.

Tendréis que elegir qué animal os conviene y os gusta más.

Por poco, bruh

Otras opciones más pequeñas incluso serían los hámster o los jerbos. Son graciosos, pero no desarrollan tanto apego por los cuidadores como estas mascotas que os acabo de comentar, además de que viven menos años.

Loros y otras aves

Sí, hay mogollón de especies dentro de lo que conocemos por «loros» (que en realidad serían las psitácidas). Hay yacos, cotorras, ninfas, periquitos, loros como tal, cacatúas… Cada especie tiene sus particularidades, algunas pueden imitar la voz, otras no, pero centrémonos aquí en que son aves. Normalmente, desarrollan un vínculo muy fuerte con una persona, no con varias, y son bastante susceptibles a los celos. Por eso, si estáis forever alone, un lorete será una magnífica compañía. Pero tened en cuenta que algunas de estas especies viven muchísimos años.

Otras aves bastante inteligentes y que os pueden llegar a querer son los cuervos o las urracas. Son una mascota realmente atípica, pero si os va el rollo raven, son geniales.

Prueba de su inteligencia es que utilizan herramientas para conseguir lo que quieren

Mascotas poco cariñosas

Me refiero a reptiles y peces. Si os gustan, podéis tener, claro, a no ser que sean especies protegidas y sea tope de ilegal tenerlas en un piso. Los reptiles como las iguanas pueden desarrollar cierto aprecio por el cuidador, pero su forma de pensar no es tanto de vínculos como las aves y los mamíferos. Y ya los peces ni te cuento. No obstante, si no os interesa tanto el amor de la mascota como que sea preciosa, tenéis una amplia variedad.

Siempre me han parecido muy monas, pero no me planteo tener una en casa

Grandes mamíferos

Como bonus track, si sois gente de campo y tenéis terrenito disponible, los grandes mamíferos son maravillosas mascotas. Los caballos y los burros son adorables, y desarrollan una bonita amistad con sus cuidadores, pero lo cierto es que los rumiantes (vacas, ovejas y cabras) también, y tendríais que ver lo divertidas que son las vacas cuando pueden expresarse tal y como son.

Y los cerdos son muy inteligentes, pueden ser una mascota muy buena. Eso sí, sabed que un cerdo vietnamita aunque sea más pequeño que el pig normal seguirá pesando sus más de cien kilitos de adulto.

Son cachorros king size

¡Contadme! ¿Tenéis alguna de estas mascotas «alternativas»? ¿Por qué la elegisteis, qué os encanta de ella?

Si estáis buscando vuestro compañero ideal, os animo a que también echéis un vistazo a este otro artículo, cómo elegir mascota en base a vuestro carácter y circunstancias.

 

Imagen destacada

Compartir:

Login