portada productos
Vida sana

Mis últimos seis descubrimientos para una crianza más saludable

Muchas me daréis la razón, cuando nos quedamos embarazadas (o planeamos hacerlo) siempre tendemos a idealizar el cómo será nuestra vida y rutina como madres. Es prácticamente automático, nuestra cabeza comienza a generar ideas e ilusiones que nos hacen imaginar una realidad utópica en la que todo roza la perfección. Y, lógicamente, el tema de la alimentación se convierte en una de nuestras principales preocupaciones.

Qué va, qué va, yo a mi hijo no le voy a dar jamás nada de azúcar‘, ‘yo solo compraré productos ecológicos sin aditivos ni pesticidas‘, ‘mucha verdura y mucha fruta, mi hijo nunca consumirá nada procesado‘… y así un sin fin de ideas que, para ser justos, son magníficas y todos deberíamos tener en cuenta, pero que en la rutina diaria son bien difíciles de seguir.

Yo fui una de esas madres. Planifiqué mi futuro como mamá alimentando a mi Minchiña con todo lo más natural posible, pero llegada la hora nos está costando horrores. Bien sea porque la realidad de un crío es rodeada de mil chucherías a las que tienen acceso casi sin pedirlo, o porque amigos y compañeros consumen ciertos productos ante los que al final una termina cediendo.

Lo sé, me lo vais a decir: ‘si se quiere, se puede‘. Os doy completamente la razón. En un intento de recuperar esa alimentación más saludable que continúe siendo atractiva para ella, seleccioné una serie de productos que han sido todo un éxito.

Chocolate con cookies Bio

Conozco a pocos niños que no adoren el chocolate. Minchiña es una más y no hay día que no me pida un pedacito de ‘xoco‘ para saborearlo despacio. Este chocolate vegano con trocitos de galleta nos ha encantado a todos, pero sobre todo a la enana. Tiene un sabor mucho más intenso a cacao y todos sus ingredientes son procedentes de agricultura ecológica. Sumamente delicioso.

choco

Podéis comprarlo AQUÍ

Ketchup Zero

Mi pequeño saltamontes está pasando por esa etapa en la que cualquier comida con ketchup le sabe mejor. Ha sido probar este brebaje y volverse loca de emoción con el sabor, y ni que decir tiene que cualquier salsa ketchup al uso está hiper cargada de azúcar. Por este motivo, cuando localicé esta versión Zero en Naturitas no me lo pensé dos veces. Todo el sabor del ketchup habitual pero cero azúcar y cero grasas. Ha tenido tanta aceptación en casa que lo siguiente será probar cada una de sus salsas.

ketchup

Podéis comprarlo AQUÍ

Crema de cacahuete

Lo reconozco, en casa a la que le pirra esta crema es a mí, pero cualquier opción de supermercado me pone malísima del estómago. ¿Qué tiene esta crema que no tienen las demás? Pues que su único ingrediente es el cacahuete tostado y molido, sin más. El sabor es riquísimo y ya lo hemos instaurado como merienda saludable sobre una tostada de pan.

crema cacahuete

Podéis comprarlo AQUÍ

Bolitas de cereales BIO

Tener unos cereales de chocolate en casa es casi una obligación cuando hay niños de por medio. Yo crecí con las variedades más azucaradas del planeta y siempre he torcido el gesto ante cualquier opción más sana que me recomendaran. Vamos, que yo no me podía creer que un producto bajo en azúcar y calorías supiese igual (o incluso mejor) que el de toda la vida. ¡Pues lo he encontrado! Estas bolitas de chocolate están de vicio. De producción ecológica, para un desayuno y en su justa medida, son fantásticas.

bolitas de cereal

Podéis comprarlas AQUÍ

Galletas de Espelta

Estas galletas con forma de animalitos han sido un exitazo, porque su sabor es dulce pero sin llegar a los extremos de otros productos de este tipo. Se nota el uso de la miel, del coco y de la vainilla. Además, son de un tamaño no excesivamente grande por lo que para acompañar con una o dos en la merienda o después de comer nos han parecido todo un acierto.

galletas para niños

Podéis comprarlas AQUÍ

Toallitas húmedas para bebé

No es un producto de alimentación, pero es que en Naturitas también encontraréis una buenísima selección de cositas para el cuidado de los peques de la casa (y de los no tan peques también). Llevamos unos meses que no superamos la irritación de la zona del culete, siempre estamos probando cremas y pomadas que solucionen el asunto, y resulta que según parece el uso de según qué toallitas es el culpable de todo. Hace dos semanas que adquirimos estas toallitas sin parabenos ni perfumes, totalmente biodegradables, con aloe vera y camomila, y ¡adiós culito irritado!

toallitas

Podéis comprarlas AQUÍ

Mi Instagram: @albadelimon

Compartir:

Login