Querido diario

Claves para que tu gato no te odie a muerte, parte 3

¡Aquí estoy otra vez! Me he percatado de que, en la primera y en la segunda parte de esta saga de claves para que tu gato no te odie a muerte, me faltaba profundizar en algo muy vital para los gatos: la comida. A los gatos les encanta comer, pero solo comerán de lo que les gusta y cuando lo crean correcto, y si eso no coincide con tus planes… Cámbialos. Los planes, digo, porque es imposible hacer cambiar de opinión al gato.

 

Por eso, hoy te traigo unos consejos para complacer a tu gato en temas de comida y así intentar que no te odie a muerte:

  1. Mantén siempre el comedero y el bebedero llenos y con cosas de calidad. Comida buena y crujiente, y agua fresca, es lo mínimo que exige el rey de la casa.
  2. Como ya dije la primera vez, la zona de comer bien separada del arenero. Para que pueda comer sin oler sus cacotas.
  3. Hay que adaptar al gato si se cambia de pienso. Si vas a cambiar el tipo de comida de tu gato, ve acostumbrándolo. Ve añadiendo comida nueva a la vieja y deja unos días para que la vaya aceptando.
  4. Ni se te ocurra hacer vegano al gato. Never. Nunca. A ver, los gatos son carnívoros estrictos por algo, porque necesitan taurina. La taurina es para ellos un aminoácido esencial, lo que significa que no lo pueden producir pero lo precisan para sobrevivir. Y está en la carne. No, el Red Bull no sirve. Ergo… No. Hagas. Vegano. Al. Gato.
  5. Tampoco se te ocurra dejarlo sin comer más de un día. Los gatos se ponen muy enfermos si pasan aunque sea unos pocos días sin comer. Por eso, si ves que tu mascota no come, llama al veterinario de inmediato.
  6. Puedes darle pijadas, pero con moderación. Me refiero a los patés para gato, las sopas de cosas que tú solo comes en Navidad, las carnes con salsitas… Está bien, pero son como caprichos, por eso se le deben dar de vez en cuando y no como hábito. Igual ocurre con la comida casera, es mejor darle un pienso formulado especialmente para gatos.
  7. A veces los gatos cogen manía a la comida. Ya sea porque algo le sentó mal, porque le diste una pastilla con algún paté, o porque no lo encontró todo a su gusto, el gato puede rechazar algún alimento. Y tendrás que adaptarte.
  8. Alimentos prohibidos. Hay cosas que no se pueden dar al felino, porque le pueden sentar mal, como la leche, o ser directamente tóxicas, como el chocolate o el ajo. Aquí tienes una lista con los alimentos prohibidos y con otras recomendaciones.

Alimentos tóxicos para los gatos

Y así, con estas maravillosas pautas alimenticias, puedes intentar evitar que tu gato te odie a muerte.

¿Tienes alguna duda respecto a tu mascota? ¿Te gustaría que hablase de algún tema en concreto?

 

Imagen destacada

Compartir:

Login