Querido diario

Gracias mamá

A ti, que me conoces como nadie, que estás ahí sin llamarte, que me das mimitos cuando no te los pido.

A ti, mamá, Gracias.

Gracias por enseñarme el camino; por guiarme cuando todo se vuelve oscuro; por ser ejemplo de mujer fuerte y luchadora. Gracias por demostrarme que no hay piedra en el camino que no se pueda superar.

No esperes a que lleguen las adversidades para demostrar a la gente tu amor, para decirles que les quieres y para darles las gracias simplemente por existir. 

Te quiero, mamá.

Feliz día.

Compartir:

Login