Amor & Polvos

Sexo anal, ¿sí o no?

Cierto es que hoy en día las cosas han cambiado y hay más tolerancia sexual y apertura a la realización e introducción de nuevas (o no tan nuevas si no más bien «no convencionales») prácticas sexuales, pero (Modo Iker Jiménez ON) ¿qué sería de la vida y de nosotros si todo el mundo pensara igual? ¿Qué opina la gente respecto al sexo anal? ¿De verdad a los hombres les gusta tanto penetrar a una mujer por detrás? ¿Hay mujeres a las que les gusta ser penetradas analmente? ¿Y hombres? Y lo que es aún más intrigante ¿Por qué siempre pensamos que somos las mujeres las que tenemos que “recibir” y los hombres los que tienen que “dar”?

tumblr_mken20CcUM1ql5yr7o1_400

Poner cara de «no voy a hacer un avión con palillos a tamaño real en medio del apogeo sexual«, ha pasado a la historia.

Como no es lo mismo contarlo que vivirlo (un saludo desde aquí a Samanta Villar) y como las cosas no son nunca igual para todos, ante la duda y antes de continuar escribiendo, decidí «investigar» * preguntando a gente maja que se ofreció a ayudarme para poder redactar este post.

Las opiniones, muy variadas y sorprendentes cuanto menos.

Resulta que a la mayoría de los hombres les gusta practicar el coito anal con una mujer siendo ellos los que penetran, sin embargo, no se plantean penetrar o ser penetrados por otro hombre (excepto algunos participantes homosexuales). Salvo algún caso excepcional en el que sí les excitaba que una mujer les penetrara con arnés, una pequeña parte afirma que prefieren que una mujer les penetre el ano con un dedo o sólo les estimule la zona anal con caricias manuales o bucales.

Al ser bisexual, es otra práctica más que puedes realizar tanto con hombres como con mujeres. Muchas personas bisexuales contamos con arneses que nos permite disfrutar del placer del sexo anal, sea quien sea nuestra pareja.”

 ¿Y las mujeres? Todas apuestan por un “Sí” o un “No” a partes iguales sin diferenciar en este caso una clara mayoría hacia una tendencia, claro que cabe añadir que pocas encuestadas se plantean el penetrar a su pareja más allá de un dedo, sea cual sea su orientación sexual.

¿Cuáles son los motivos por los que los que practicar o no sexo anal?

SEXO ANAL SÍ:

  • Sensación de poder: Para la persona que penetra: Someter a una persona y dominar la situación. Para la persona sodomizada: Dejarse someter y ejercer un rol sumiso.
  • Depende de la persona.

«Hay personas con las que me da mucho morbo hacerlo y otras no» (hombre heterosexual)

  • Logro de objetivos: El sexo anal, por lo general está visto como una práctica “anormal” o “prohibida”. El conseguir penetrar o el dejarse penetrar por un lugar “prohibido” aumenta el morbo aún más si cabe ya que los participantes se sienten en una posición privilegiada respecto al resto.

tumblr_mhvq1yDG3L1s1xei6o1_500

  • La estimulación es diferente, produce más placer: El ano no está anatómicamente hecho para que entren cosas si no para que salgan, es por ello que la presión en el pene (en el caso de un hombre) es mayor que si se introduce en la vagina. En caso de ser el o la penetrado/a, la sensación de estimulación anal es distinta a la genital.

giphy (1)

“Se relaciona con el deseo de que me penetraran la vulva que no tengo y me gustaría tener” (transexual)

  • Por hacer algo nuevo: Por salir de la rutina, e incluso cuando la penetración vaginal resulta complicada por temas relacionados con la menstruación.
  • Confianza: Volvemos a lo mismo del primer tip, la confianza para adentrarse en este sitio “prohibido” requiere ser de un nivel elevado para la mayoría de los participantes que afirman gustarles dicha práctica.

SEXO ANAL NO:

  • Higiene: El ano es el conducto final en el que desencadena el intestino grueso, parte del cuerpo por la que viajan nuestros desechos orgánicos, y que francamente, bien, bien, lo que se dice bien, no huelen. Y eso sin contar con la de innumerables bacterias que habitan por esos lares.

tumblr_inline_nfvyu4zYHo1t5v9eq

  • Aburrimiento: Los «preparativos». Hay personas que opinan que la limpieza, la lubricación y la dilatación suponen un impedimento o un «engorro».
  • Dolor: Si hay demasiado dolor, llegar a excitarse es más difícil que reunir las 7 bolas de dragón (ojito aquí, los de los salivazos, que esto tiene mucho que ver. Más vale un buen lubricante y una relación sexual satisfactoria, que tres escupitajos mal daos’ y un trauma). Para algunas mujeres homosexuales la penetración anal se realiza con la ayuda de algún juguete, con lo que ésta es más progresiva y por ello produce menos sensación de dolor.
  •  Pérdida de “virilidad” (en hombres heterosexuales al ser penetrados analmente): ¿WHAT? Que a un hombre le guste otro hombre NO depende de la práctica sexual que lleves a cabo.

tumblr_m7f5zwkfqo1rxevt4o1_400

  • Está sobrevalorado. Hay personas que opinan que la idea de mantener relaciones sexuales anales viene influenciada por el cine X y la popularidad de éste.

Para gustos los colores, y para colores los neutros, los que nunca han practicado sexo anal ni tienen curiosidad por ello (o sí, pero dudan que les guste).

Penetres o seas penetrada por detrás, quieras o no, y tengas estos u otros motivos, ya has visto que las respuestas y las tendencias son muy variopintas; así que haz siempre lo que te apetezca y nunca hagas nada por obligación, porque recuerda: el sexo no es sufrimiento, es placer.

 

 

* Ésta no es una investigación científica como tal. Un beso muy grande a todas las personas que me ayudaron con sus opiniones respecto al tema.

Compartir:

Login