Si uno de tus propósitos de año nuevo es aprender a comer sano, saca cuanto antes tiempo de tu agenda porque aprender sobre alimentación es un hobby que te puede llevar tanto tiempo como cualquier otro. Esto no va de googlear «dieta sana» y quedarte con lo primero que pillas, hay que leer e informarse constantemente. Yo decidí cambiar mis hábitos de alimentación hacia lo saludable y lo bueno para mí hace ya casi un año. y me hubiera encantado haber podido empezar por el principio. Por responderme a una sola pregunta: ¿Comes lo que necesitas?

Parece una pregunta muy sencilla, pero me voy a explicar mejor. Todos sabemos lo que deberíamos comer, ¿pero, realmente lo hacemos? ¿Realmente cumplimos con las cantidades que, según los científicos, nuestro cuerpo necesita para trabajar lo mejor posible?

Yo me encuentro ahora mismo en este punto. Después de cambiar hábitos, de eliminar alimentos, de incluir otros, de buscar las mejores recetas, de aprenderlo todo sobre los beneficios de los frutos secos, el brócoli y la quinoa… ¡resulta que me había olvidado de lo más básico! Hay que echarle al cuerpo la gasolina que necesita. Y es tan malo pasarse como quedarse corta. 

El principio básico de una buena alimentación es respetar la pirámide de alimentos. Pero cuidado aquí, que para elegir la adecuada hay que tener una mente, cuanto menos, crítica. Supongo que ya sabéis la cantidad de manipulación que hay en cuanto a la alimentación, pero ese es otro tema muy largo. Yo os voy a ahorrar el trabajo de perder días buscando la mejor y os propongo la del blog Lo que dice la ciencia para adelgazar.

Las pirámides nutricionales son perfectas para comprender, en un solo vistazo, lo que debería ser una alimentación ideal para un cuerpo sano. Toda esa comida que sale ahí es el mejor combustible para tu cuerpo. Pero hay que tener una cosa muy en cuenta… ¡las cantidades! De ahí mi pregunta: ¿comes lo que necesitas? O quizás debería ser mejor preguntar: ¿comes cuanto necesitas?

Para saber REALMENTE la respuesta a esta pregunta os propongo unas manualidades nutricionales. Solo necesitas dos sobres, un par de folios y un bolígrafo. Eso como mínimo, claro, que sé que muchos sois unos manitas y quizás podáis hacer algo mucho mejor que lo mío. Yo os cuento lo básico, la ornamentación corre por vuestra cuenta.

En uno de los sobres debes escribir «lo que tengo que comer», en el otro «lo que ya he comido». Corta el folio en muchas partes pequeñitas y escribe un alimento o grupo de alimentos por cada ración que se estipule en la pirámide nutricional. Como algunos alimentos vienen señalados por semana y otros por día, para no armarme un lío he utilizado la unidad «X raciones por semana» para saber cuántos papelitos tengo que hacer. Por ejemplo, si necesitamos de dos a cuatro raciones de verduras y hortalizas al día, esto quiere decir que, semanalmente, deberías haber comido entre catorce y veintiocho. Después, necesitarás 7-14 papelitos que pongan «huevo», 7-14 que pongan «aceite», 4 que pongan pescado, 1-3 que pongan legumbres… supongo que pillas el mecanismo. Te la tienes que jugar tú un poco para elegir las raciones, yo he usado también mis costumbres y mis gustos personales para decidirme. Por ejemplo, he puesto solo siete papelitos de huevos pero tres de queso.

Cuando ya tengas todos tus papelitos preparados, mételos en el sobre de «lo que tengo que comer». Tooooda esa cantidad de comida es la que tu cuerpo necesita en una semana normal. Parece muchísima. Tanta, que es probable que cuando acabes tu experimento, y la mayoría de los papelitos ya estén al final de la semana en el sobre de «lo que ya he comido», te des cuenta de que has comido menos de lo que necesitas, o que has abusado de un alimento y pasado totalmente de otro. Pero una vez que ya sabes eso, es mucho más fácil reorganizar tu alimentación.

Una manera fácil, divertida y muy reveladora para ser consciente de cómo es tu alimentación en realidad. Además, ayuda mucho a la hora de preparar menús, sobre todo cuando se va acabando la semana y ves que tus cuatro papelitos de pescado siguen intactos.

11 comentarios

  1. ¡Muchísimas gracias por esta aportación!
    Soy de las que ha puesto en sus propósitos comer más sano y lo de los sobres me parece una idea estupenda para ver si lo voy poniendo en práctica, de hecho, creo que lo ampliaré y me haré otro sobre con actividad física porque soy más vaga que las piedras y es la única forma de comprobar que voy haciendo algo día a día. Aún me queda un mes de estudio a tope así que este mes no tengo mucha confianza en llevar una dieta demasiado adecuada (cuando te pasas el día en una biblioteca los pequeños placeres como llegar a casa y cenar pizza se convierten en los únicos placeres que te puedes permitir XD) pero lo intentaré.

    P.D. Muy fan de lo del pescado, yo siempre le digo a mi madre que tenemos que cenar más pescado y el día que me hace caso y dice: hoy pescado se me cae el mundo encima porque en realidad no lo quiero comer.

    Comentario by Sara on 6 de enero de 2016 at 22:13
  2. Yo creo que me perdí en la explicación porque comer entre 7 y 14 huevos en una semana me parece una barbaridad ????

    Comentario by Diana on 6 de enero de 2016 at 23:38
  3. No lo es, según los nutricionistas es la cantidad que debe consumir una persona sana.

    Comentario by M. on 7 de enero de 2016 at 02:40
  4. Sí es una barbaridad!!! 14 huevos por semana son 2 huevos por DIA!!! Qué persona normal como 2 huevos al día?? Incluso uno solo ya me parece demasiado. No sigo q el huevo sea malo, pero en exceso tampoco es bueno.

    Comentario by Lia Norge on 7 de enero de 2016 at 17:24
  5. Esto no va de opinar, esto está basado en estudios científicos.

    Comentario by Perra de Satán on 7 de enero de 2016 at 21:14
  6. No lo estoy criticando, simplemente yo estuve yendo a una nutricionista y no me ponía más de 2 o 3 por semana y no era una dieta de adelgazamiento, sólo quería que me ayudara a equilibrar mis comidas porque me costaba mucho cenar ya que volvía tarde a casa y me acostaba como mucho una hora después. Lo siento si te pareció un ataque.

    Comentario by Diana on 8 de enero de 2016 at 00:53
  7. No, no lo vi con un ataque. Quería decir que esa pirámide, como digo en el post, no me la he inventado yo o la he cogido de sitios de opinión, la he cogido de un blog que se basa en estudios científicos y todas sus publicaciones aportan bibliografía.

    Comentario by Perra de Satán on 8 de enero de 2016 at 13:47
  8. qué gran idea, investigaré por ese camino :D

    Comentario by Erika Aguilar on 7 de enero de 2016 at 00:29
  9. Yo es que soy bastante critica con las recomendaciones de
    las sociedades medicas creo que existe demasiada manipulación en base a la
    mercadotecnia, si bien no consumo productos procesados, no estoy de acuerdo en
    que la repostería dulce o salada casera o artesana consumida en su justa medida
    no pueda formar parte de unos buenos hábitos de vida por tanto el CASI NUNCA me
    parece excesivo.

    Comentario by Inma Rodríguez on 7 de enero de 2016 at 11:04
  10. Como puse en el texto, esa pirámide está sacada del blog Lo que dice la ciencia para adelgazar. Pásate a echarle un vistazo y verás que nada de nada tiene que ver con sociedades médicas. En cuanto a los alimentos del CASI NUNCA, yo los he convertido en «una vez por semana».

    Comentario by Perra de Satán on 7 de enero de 2016 at 13:20
  11. Ok, echare un vistazo siempre es positivo conocer nuevos puntos de vista con respecto a nutrición, Gracias.

    Comentario by Inma Rodríguez on 7 de enero de 2016 at 19:53

Política de Comentarios de Weloversize

Responsable: We Lover Size SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento Por favor lea nuestra Política de Comentarios antes de comentar.