“Qué solete de chica, me encantaría que fuera mi amiga.”

Así empieza todo. Conoces a alguien en unas circunstancias casuales, como el trabajo, clase de zumba o cualquier sitio que frecuentes y después de un tiempo de charla y algunas confesiones que no vienen a cuento, sientes que es tu new friend forever y por fin has encontrado a alguien con quien conectas a tope.

Pero, ¿te has preguntado si esa persona piensa lo mismo de ti?

Hay algunos detallitos a mejorar cuando vas a incluir una nueva amistad, porque no sabes si es recíproco y la tensión o incomodidad que puedes causar, por lo que estos consejos te pueden interesar:

1- No des cosas por hecho. “Te invitaría a hacer senderismo, pero, como estás gorda, igual no te gusta” ¿Y tú qué sabes de mis gustos y hábitos? Cuando estás conociendo a alguien, ya sea en ámbito amistoso o amoroso, no puedes suponer nada porque justo estás conociendo a una persona para bien o para mal. Una persona inexplorada es una hoja en blanco, ¿verdad? Pues es mejor dibujar al unísono que hacer un rayajo pensando que es lo correcto.

2- No muestres tu entusiasmo tan a saco. ¡Tómate las cosas con calma! Si te pones muy eufórico con algo o con alguien, corres el riesgo de que la otra persone se agobie y no quiera saber nada de ti. No te aceleres porque si luego te toca frenar en seco, será peor. 

3- No le hagas un regalo a ese nuevo amigo porque le pondrás en un compromiso. En la serie Big Bang Theory hay un ejemplo perfecto de momento incómodo de amistad entre dos de sus personajes. Amy, una de ellas, le regala a Penny un cuadro que simboliza su amistad. ¿Qué tiene esto de malo? Muy fácil, la otra persona se puede sentir incómoda porque no sabe cómo reaccionar y también desconoce si debería devolverte el obsequio con otra cosa. Además, es común que ese presente no sea del agrado de la persona que lo recibe, pero no dirá nada para no herir los sentimientos de ese «nuevo amigo».

4- No te creas el centro de atención. ¿Te has parado a pensar si esa persona está pasando por su mejor momento? No es por intimidar, pero no somos el centro del universo y cada día la vida sorprende con sorpresas nada agradables. Si un día no quiere quedar o no

5- Es normal decir que no a un plan. El otro día, una compañera del gimnasio me juzgó porque le dije que no me apetecía ir a caminar con ella por las noches. Desde ese día, casi ni me saluda, pero es normal decir que no cuando un plan no te apetece o no te viene bien. Además, por decir que no, no eres peor persona.

Big Bang No GIF by CBS

6- No le puedes caer bien a todo el mundo. Es muy loable tener una buena imagen sobre uno mismo y pensar que vales un potosí, pero igual hay alguien que te tiene entre ceja y ceja y es algo respetable. Admítelo, no eres una pizza y no le puedes gustar a todo el mundo, por lo que no intentes convencer a to quisqui de que eres lo puto mejor, porque cada uno tiene su opinión y preferencias.

No quiero ser agorera, pero a veces la gente es agradable por educación y no por devoción. Espera a encontrar reciprocidad y ya de ahí aparecerá una preciosa amistad.