El deporte está por todos lados. Mires donde mires. Abras la aplicación o página que abras: deporte. Y con ello, todos los mitos del deporte que se tienen. Además, durante estos meses, en el que se ha enfatizado la gordofobia al estar en casa (cuántos memes habremos visto sobre lo redondos que vamos a estar todos, ¿eh, amiga?), era prácticamente de lo único de lo que se hablaba.

Desde influencers y famosas enseñando su rutina y lo bien que entrenaban en casa, cuyo tamaño puede ser perfectamente el del gimnasio al que voy (o más bien iba), equipadas hasta la médula, hasta gente que está saliendo más que nunca a correr, que es el tema del momento.

Dog GIF - Find & Share on GIPHY

Y es que este constante machaque por las redes me lleva a pensar en la desinformación que se tiene hoy en día sobre el deporte, y como en muchas ocasiones nos timan con ello con muchos mitos del deporte.

No me malinterpretéis, amigas, el deporte es salud (al igual que la estabilidad mental) y es muy bueno hacerlo, pero hay que tener muy claras las pautas que hay que seguir y qué cosas no son más que mitos o engaños.

Así que os traigo unos cuantos mitos del deporte que se pueden tener con el deporte, sobre todo para adelgazar. Podéis añadir más si a mí no se me han ocurrido:

  • Se hace deporte sólo para adelgazar

Tv Show Dancing GIF - Find & Share on GIPHY

Es algo muy obvio, aunque parezca una tontería decirlo. Muchas personas tienden a pensar que se hace deporte sólo y exclusivamente para adelgazar. Y luego vienen los comentarios: “¿Pero tú no hacías deporte?” o “¿no te habías apuntado al gimnasio?”.

Primer punto fundamental: todos tenemos un espejo en casa, no hace falta que me des una opinión que no he pedido, gracias.

Segundo punto: no, no es así. El deporte nos ayuda a liberar endorfinas, nos cansa y luego hace que durmamos como bebés, o simplemente puede gustarnos porque nos lo pasamos bien y ya, aunque de primeras resulte cansado. Si te gusta bailar y vas a tus clases de zumba, lo haces porque te diviertes y te da la gana.

Es normal que haciendo deporte se tienda a adelgazar, claro está, pero no tiene que ser el punto principal. Mucha gente está más que contenta con su cuerpo y sólo quiere liberar estrés. Y si eres una de ellas, ole por ello.

  • Hacer caso a la báscula

Brokengifs GIF - Find & Share on GIPHY

Jamás de los jamases le hagas caso a la báscula. Puedes pesarte y llevar un control si te sientes más cómoda y segura de esta forma, pero el número que aparezca en la báscula puede que no se ajuste a la realidad.

Es decir, dos personas que midan y pesen lo mismo pueden tener un cuerpo completamente distinto. También influye el músculo, los huesos y mil cosas más, así que, si estás intentando adelgazar y el peso no cambia, puedes probar a medirte con una cinta de medir, que va a ser más certera, o incluso guiarte por tu propia ropa.

Pero, por favor, nunca te obsesiones con ello, hagas lo que hagas. Cuídate mucho, mímate mucho y ve pasito a pasito, porque lo que realmente importa eres tú y cómo te sientas, y no cualquier número.

  • Las dietas

Fail GIF - Find & Share on GIPHY

Mucha gente se obsesiona con llevar una dieta para adelgazar, y va saltando de una a otra esperando que haga algún efecto. O peor: recomienda una que le está funcionando a los demás.

¿Y por qué esto es un error? Porque cada persona somos un mundo, y necesitamos cosas diferentes. Si planeas hacer una dieta (o estás llevando una de este estilo), lo mejor es que consultes con un nutricionista o experto en el tema, y él sabrá centrarse en ti y darte una que cumpla con tus propósitos. Si es una buena dieta, podrás comer de todo, porque nuestro cuerpo lo necesita: proteínas, grasas, hidratos de carbono… Así que no te preocupes.

Lo fundamental para cuidarnos es nuestra dieta, refiriéndome a lo que comemos cada día. Sea cual sea el objetivo, aunque sea seguir estando tal cual.

Que no se puedan comer guarradas, como una buena pizza o un helado de lo que más te guste, es otro error. Ya sea en tu dieta habitual o si estás a dieta, también es recomendable de vez en cuando darte uno o dos caprichos. Normalmente, si la dieta está bien hecha, tiene un día que lo llaman “día libre”, en el que la gente que la hace come lo que le da la gana.

Comer lo que te apetezca de vez en cuando además es muy bueno para la ansiedad. Si te obsesionas con no comer nada así, seguramente pueda afectarte psicológicamente y no para bien. Así que no te prives de darte alguna alegría que otra.

  • Quien hace deporte está mas sano que quién no

Keeping Up With The Kardashians Reality GIF - Find & Share on GIPHY

Pues no. Claramente, tendrá más posibilidades de estarlo, pero no es así. Como hemos indicado antes, la dieta es primordial. Si comes equilibradamente (y tus análisis no dicen lo contrario), puede que estés mucho más sana que alguien que se mata a hacer deporte, pero no hace nada más que comer mal, o beber alcohol, o fumar. Al igual que una persona que esté gorda no tiene por qué estar menos sana que una delgada; tu salud no la dictan unos kilos.

 

  • Hay ciertos ejercicios (o deportes) que sólo pueden hacer las delgadas

Flexible Yoga GIF - Find & Share on GIPHY

Afortunadamente, cada vez es mayor la presencia de gente en las redes que no cumple los cánones de belleza a los que estamos acostumbrados, para desmentirlos. Por ejemplo, las chicas de cualquier talla bailando los retos de Tik Tok. ¡Y qué alegría que nos dan!

Nunca te limites por eso. También hay un mito sobre las pesas y las personas gordas; en teoría, si estás gordo no puedes hacer pesas porque, si no, te crecerá el músculo bajo la grasa y, si estás gordo, tienes que ponerte a hacer cardio hasta que adelgaces. No, amiga.

Haz las pesas que quieras, el pino puente si es que te atreves, porque no tienen razón. Eso sí, al igual que la dieta, si quieres hacer deporte con una finalidad concreta, te recomiendo que busques a un especialista que te pueda ayudar.

  • Hay que hacer ejercicio todos los días

Screaming Season 6 GIF - Find & Share on GIPHY

¿Perdona? ¿Que todos los días tienes que entrenar y no rascarte el papo nunca? Eso es tan falso y mito como los últimos cuatro segundos de Patry Jordán, que siempre acaban siendo más. Debes de tener como mínimo un día de descanso a la semana, si no más.

Entrenar todos los días no te va a servir de nada, porque tienes que descansar. Así que dale también a tu cuerpo un respiro. Además, los músculos suelen necesitar un descanso de unas 48 horas.

  • No pain, no gain

Worn Out Help GIF by U by Kotex Brand - Find & Share on GIPHY

El que inventó este lema tendría las neuronas justas para pasar el día. Mito de los buenos. No tienes por qué sufrir haciendo deporte.

Busca el que más te guste entre los miles que hay; infórmate si no consigues dar con uno con el que no sientas que te estás muriendo por dentro. Zumba, yoga, correr, bicicleta, taichí, kick boxing… y seguro que muchos se pueden practicar online. Si te gusta andar y ya está, pues a andar todo lo que se pueda.

Tampoco es necesario matarse de hambre, como hemos dicho antes. Incluso si haces deporte con alguna meta, puedes combinarlo de manera que no sea una tortura china.

  • Los quemagrasas o fajas

Blink Love GIF by TV One - Find & Share on GIPHY

Ni las fajas ni los quemagrasas van a darte un resultado mayor. No son milagrosos. Si que es verdad que la cafeína ayuda a acelerar el metabolismo, por lo que hay ingredientes como el café o té verde que suelen ayudar, pero nada va a hacer efecto por arte de magia. Sudar más tampoco ayuda a mucho más que deshidratarte.

 

Estos son sólo algunos de esos mitos del deporte, seguramente haya mil más. En cualquier caso, lo importante aquí eres tú: haz deporte si quieres y porque quieres, no porque nadie te lo imponga. Tu salud mental también es muy importante, y la salud física no la determina la cantidad de deporte que hagas o los kilos que tengas.

Siéntete libre de descubrirte a ti misma y qué te puede gustar del deporte si no lo has encontrado ya, pero sólo como una forma de divertirte y disfrutar del cuerpazo que la naturaleza te ha dado. E infórmate antes de hacer caso a cualquier loca, incluida yo.