boda vegana
Querido diario

Si no eres vegano no vienes a mi boda

El otro día vi una noticia que me dejó flipada. Resulta que una chica vegana prohibió a todos sus familiares y amigos omnívoros ir a su boda, porque no quería tener por allí a personas que matan animales en el día más feliz de su vida.

Vamos a ver… … ¡¿QUÉ?!

Para mí lo lógico sería hacer un menú vegano o vegetariano, pero con todos tus seres cercanos. Vamos, como vegetariana es lo que haría (en el muy improbable caso de celebrar una boda mía alguna vez), y si hay algún carnívoro, pues sorry not sorry. Con un poco de suerte se animarán a incluir ese menú en su día a día.

Not sorry por poner menú para veganos

Pero la crack de la que estamos hablando «desinvitó» de la boda (esto me parece muy feo, no marees al personal) incluso a su madre y a las damas de honor, aunque sus familiares estaban ilusionados de convertirse en veganos por un día. Jo, tía, así no.

Cabe añadir que todo esto es lo que se ha filtrado por internet (que aquí por los lares virtuales somos todos muy de lanzarnos a la yugular), y que las circunstancias reales no las sabemos y es complicado llegar a conocerlas de verdad.

Todo este tema me genera una reflexión. ¿Hasta dónde podemos llegar con el tema de veganos versus omnívoros? Que parecemos un Barça-Madrid, chavales, esto no es cuestión de equipos, ni de rivalidades, ni de ir unos en contra de otros.

Lucha veganos contra omnívoros

Lucha veganos-omnívoros

¿Y de qué es cuestión entonces?, me preguntaréis. Pues…

Es cuestión de tolerancia. Y de respeto. Punto.

A ver, como persona vegetariana me he encontrado algunas de estas situaciones cuando se descubre que lo soy. Por suerte mucha gente no dice nada o lo trata con respeto (gracias, amigos), pero siempre hay alguien que tiene que comentar con tonito de burla:

  • «¿Y por qué eres vegetariana?» Porque me da la puta gana. No tengo que dar explicaciones de nada.
  • «¿Y no te dan pena las plantas?» ¿En serio vas a demostrar tanta ignorancia sobre el sistema nervioso y el concepto de sufrimiento? Y sí, me dan pena las plantas porque también son seres vivos, pero no tienen la misma estructura ni dolor al nivel que el reino Animalia, así que, por favor, shut up.
  • «Pues yo no podría ser vegano, me encanta la carne.» Enhorabuena, lo entiendo, pero tampoco te lo he preguntado.
  • «¡Los veganos os coméis la comida de las vacas, jaja, les estáis quitando la hierba!» Ufff… Qué pereza.
  • «Pues los vegetarianos igual matáis animales.» Punto uno: yo no mato nada, ya sé que es una forma de picarme. Punto dos: no tienes ni puta idea de qué clase de alimentos consumo ni de si son respetuosos con el medio ambiente.
  • «¿Y si tuvieses un hijo lo harías ser vegano?» ¡¿Y a ti qué coño te importa?! (No, dejaría que decidiese por sí mismo y nunca en su desarrollo le faltarían nutrientes, pero eso no se lo voy a decir a la persona estúpida que me pregunte eso.)

Y hasta el infinito, podéis colaborar con más frases.

Eyeroll cuando viene una frase anti veganos

Mi cara cuando veo venir una de esas frasecitas

Sí, es cierto, aunque intentemos ser lo más cuidadosos posible para que nuestras acciones no causen maltrato animal, es muy difícil, pero eso no es motivo para atacar a un vegetariano/vegano. Precisamente por tener cierta sensibilidad que nos ha hecho tomar esta relación respecto a nuestra alimentación, no queremos que nos digáis eso, nos estáis hiriendo y lo sabéis. ¡Maltrato humanoooo! ¿A que no mola? Tenemos una forma de pensar al respecto y es igual de aceptable que el hecho de que vosotros sigáis comiendo filete.

Y ahora me voy al lado contrario, con los meatties (están los veggies, los omnívoros serán así… ¿No?). Puedo entender que veáis casos de veganismo extremo y digáis «Hostia, están todos de la olla». Aparte del caso de la novia veganazi que hemos comentado al principio, hay gente que nos llega a la consulta veterinaria con un gato que está fatal y nos cuenta que como ellos son veganos, pues el gato también. Excuse me, su gato es un fucking carnívoro estricto, lo está matando. ¿Oki? Oki. O el asunto de aquella vegana influencer que tenía un fénec, ¡un maldito zorro del desierto!, que también son carnívoros estrictos, y lo obligaba a ser vegano. NOOOOOOOOOOOOOOOOOO, JODER. Hay cosas que no pueden ser.

No podéis hacer veganos a los gatos, hostias

En fin, hay casos muy extremos que no tienen ni pies ni cabeza, que no se sustentan (como diría mi yo del instituto), pero por lo general, veggies y meatties deberíamos convivir en armonía y dejar de luchar entre nosotros. ¿Y por qué deberíamos luchar todos juntos? Para que las condiciones de vida de los animales destinados a producción de alimentos (carne, pescado, leche, huevos, marisco, miel…) sean dignas y el sufrimiento no forme parte de su existencia en ningún momento, ni siquiera en el final.

 

Imagen destacada

Compartir:

Login