Os voy a contar una historia real, es la historia de dos conocidos. Por aquel entonces no eran del todo amigos, pero se caían en gracia. Se encontraban de tanto en cuando por medio de amigos en común, en locales, en la calle, en terrazas. No eran amigos, pero a los dos les brillaban un poco los ojos cuando se veían. Ese brillo, ya sabéis: sonrisa en la cara, un hola desde lejos, apartar al resto de la gente para saludarse los primeros, con la sonrisa casi dada de sí y la mano en la cintura del otro 2 segundos más de lo necesario.

Una noche de sábado, una de tantas, volvieron a encontrarse en un local, con muchos amigos en común esta vez, era el cumpleaños de uno de los dos y estaba de celebración aunque el otro no lo sabía. Mismo ritual, mismas sonrisas, mismos saludos con brillo en los ojos. Se observaban desde lejos pero ninguno decía nada, porque eran conocidos, sólo eso.

La noche pasó y cada uno regresó a su casa. Benditas redes sociales, a veces: el aviso del cumpleaños saltó en el ordenador del otro, y éste tardo sólo unos segundos en enviar un mensaje al cumpleañero: «Si lo hubiera sabido te habría felicitado como es debido esta noche». Y esta fue la excusa perfecta para estirar aquellas sonrisas y aquellas ganas que nunca se atrevieron a confesar: «Si quieres te invito a una copa en casa, como amigos, y así te felicito.»

Y como amigo fue a su casa, y como amigo se tomó esa copa con él. Al final la copa resultó ser varias, y hablaron lo que no habían hablado hasta entonces, cada uno en su lado del sofá, mirándose a los ojos mientras hablaban pero sin atreverse a cruzar esa barrera invisible que hasta entonces les separaba. Cada uno de los dos moría de ganas por dentro, y se preguntaba sin saberlo si el otro también estaría muriendo. Creedme si os digo que se podía cortar el ambiente con un cuchillo entre ellos.

Y tras varias copas, mucho hablar y mucho sonreírse, aguantarse las ganas como si fueran prohibidas y haber alargado la noche hasta que no daba más de sí, le dijo: «Se ha hecho tarde, no hace falta que vuelvas a tu casa ahora, quédate a dormir si quieres.»

Y así fue. Los dos se fueron a dormir, cada uno en un lado de la cama, con las luces apagadas y los ojos cerrados. Y si les preguntáis por separado los dos jurarán que ninguno se movió de su sitio de la cama, y puede que así fuera, puede que fuese el mundo el que se movió a su alrededor, pero el caso es que cuando quisieron darse cuenta los dos ya notaban el aliento del otro en su cara, un aliento que olía a deseo y que cada vez estaba más cerca, tan cerca que sus narices se rozaron y tan sólo con ese roce sus pieles se erizaron y un pequeño suspiro se escapó de sus bocas, bocas que irremediablemente se juntaron y se fundieron en un beso con ansia, un beso con ganas, con muchas ganas. Y a partir de ese momento sí que os puedo asegurar que el mundo se movió y que la habitación giró y giró, que las paredes se desgarraron y que la cama dio la vuelta, que sus ganas fueron hechos y sus intenciones libres, que el protagonista fue el deseo y sus respiraciones un dueto, y que como estaba predestinado a ser, dejaron de ser sólo conocidos.

 

33 comentarios

  1. Querido Miguel,
    Me encantan tus artículos, consiguen alegrarme las mañanas en la oficina y que se me erice la piel al recordarlos el resto del día…

    Por cierto, en la foto sales guapísimo ;)

    Un saludo.

    Comentario by Regina Phalange on 26 de agosto de 2014 at 13:03
  2. Querida Regina,

    Un placer alegrarte las mañanas y erizarte la piel, estoy seguro de que tus compañeros de oficina lo agradecerán…

    Gracias por el cumplido ;-)

    Yo te mando un beso, que es más yo :-D

    Comentario by Miguel Nasch on 26 de agosto de 2014 at 22:47
  3. Fan de Miguel Nash…muymuuy fan❤️❤️❤️❤️❤️

    Comentario by Maria Villa on 26 de agosto de 2014 at 14:50
  4. Te como toa! Beso enoooooorme querida!! <3

    Comentario by Miguel Nasch on 26 de agosto de 2014 at 22:48
  5. Bonita historia! :)
    Me ha hecho recordar…

    Comentario by Ada on 26 de agosto de 2014 at 16:58
  6. Recuerda querida, recuerda, y sonríe mientras lo haces, que para eso son los recuerdos ;-)

    Beso grande

    Comentario by Miguel Nasch on 26 de agosto de 2014 at 22:48
  7. Ay Miguel, ay, ay, AY. Solo te diré que se me ha formado una sonrisilla en la boca que ahora no me puedo quitar y que se han instalado en mi estómago unas mariposas que andaban por ahí. Me voy a dormir con un muy buen sabor de boca, con buenos recuerdos que me has hecho revivir y con muchas ganas de volver a leerte. Un beso, de aquellos grandes, grandes y con ganas!

    Comentario by Patricia on 26 de agosto de 2014 at 23:00
  8. Ains, qué bien Patricia… ¡Vivan las mariposas! :-) ¡Otro beso, de aquellos grandes grandes, y con ganas! ¡Muak!

    Comentario by Miguel Nasch on 27 de agosto de 2014 at 19:01
  9. Q bonito

    Comentario by dori on 26 de agosto de 2014 at 23:52
  10. Como tú ;-)

    Comentario by Miguel Nasch on 27 de agosto de 2014 at 18:58
  11. Una historia de 10! Un artículo de 10! Siempre es un placer poder leeros. Enhorabuena por vuestro trabajo.

    Comentario by SONIA on 27 de agosto de 2014 at 11:59
  12. El placer es leer comentarios como el tuyo Sonia :-) ¡Beso grande!

    Comentario by Miguel Nasch on 27 de agosto de 2014 at 19:02
  13. Con todo el cariño: ¡Pero qué bien escribes jodío!

    Una pequeña observación, escoger música que acompañe al relato es una fantástica idea, pero he descubierto la canción después de leerlo y creo que hubiera estado mejor haberla puesto al principio del relato. ( es mi opinión, desde el respeto).

    No obstante, la próxima vez echaré un vistazo general a la entrada por si nos vuelves a deleitar con otra canción. ;)

    Comentario by esther on 28 de agosto de 2014 at 22:40
  14. ¡Te como! :-) Tú mira siempre abajo, que siempre siempre meto una canción… La música es parte de esos momentos querida… ¡Tu opinión es una maravilla! ¡Te mando un beso grande!

    Comentario by Miguel Nasch on 16 de septiembre de 2014 at 22:39
  15. te acabo de descubrir y..
    me gustas..! :D

    Comentario by sheilo on 30 de agosto de 2014 at 01:59
  16. Ains… Tanto con sólo 7 palabras… ¡Gracias! ¡Te mando un beso grande!

    Comentario by Miguel Nasch on 16 de septiembre de 2014 at 22:41
  17. Nash…Tuve un gran psicologo con ese apellido hace algunos años. Mientras leìa y me sentìa parte de tu relato, una parte mia volvìo al otro Nash.
    Un beso con sabor a tierra colorada de Misiones, Argentina

    Comentario by Miriam on 31 de agosto de 2014 at 10:10
  18. Beso recibido con el corazón abierto querida Miriam :-) Te mando otro grande con sabor a buenos recuerdos… ¡MUAK!

    Comentario by Miguel Nasch on 16 de septiembre de 2014 at 22:42
  19. Jope, que texto!! que historia!!
    Más artículos de Miguel Nasch por favooor! Se me ha erizado la piel con el último párrafo que bonito <3

    Comentario by Mariela on 1 de septiembre de 2014 at 01:41
  20. ¿Cómo no voy a escribir más con estos comentarios? Es todo un placer Mariela :-) Qué bonitos sois… <3

    Comentario by Miguel Nasch on 16 de septiembre de 2014 at 22:43
  21. Quién no ha tenido una historia parecida? Me encanta rubio, fan tuya number one,muuaks

    Comentario by yurena on 7 de septiembre de 2014 at 12:38
  22. Una o varias… ;-) Y alguna que hemos vivido juntos jejejeje Tú sí que me encantas mi niña <3

    Comentario by Miguel Nasch on 16 de septiembre de 2014 at 22:35
  23. Veo que no tienes ningún comentario de ningún chico! Como puede ser? Soy chico, soy hetero, y me encantan estas cosas. Escribes genial Miguel, un honor haber encontrado tus escritos :)
    Sigue así!

    Comentario by Chuck on 14 de septiembre de 2014 at 13:45
  24. ¡Olé tú! El honor es mío amigo, créeme :-) Me has sacado una sonrisa de las grandes… ¡Gracias!

    Comentario by Miguel Nasch on 16 de septiembre de 2014 at 22:37
  25. Me declaro fan incondicional de tus textos. Increíbles descripciones que hacen recordar momentos especiales. Espero volver a leerte dentro de poco! :)

    Comentario by lu_117 on 21 de septiembre de 2014 at 23:44
  26. Así da gusto escribir Lu, así da gusto… Un beso, de los grandes :-)

    Comentario by Miguel Nasch on 15 de octubre de 2014 at 20:32
  27. Me encanta….
    Es la primera vez que leo una historia tuya, ya tienes otra fan :)

    Comentario by Angela on 7 de diciembre de 2014 at 15:52
  28. Simplemente, precioso! !!! Pero quiero mas me he quedado con ganas de saber como continua esa historia, por que tiene que continuar si o si por dios. Si fuera un libro, seria de esos que me tienen enganchada hasta que suena el despertador y me tengo que ir!!!

    Comentario by joanna on 7 de diciembre de 2014 at 16:10
  29. «El protagonista fue el deseo y sus respiraciones un dueto» Que manera de expresarse. ¡Me encantas!

    Comentario by Daniela Ochoa on 7 de diciembre de 2014 at 18:30
  30. Miguel! Deliciosa descripción! Suspiré, me erizé… quise estár ahí :D Beso! Soy tu fan guapo! :)

    Comentario by Tornasol on 7 de diciembre de 2014 at 21:34
  31. Te acabo de descubrir y ya me enamore !

    Comentario by Mabel on 9 de diciembre de 2014 at 01:30
  32. Me ha encantado!!!!!! :*

    Comentario by sofia on 24 de marzo de 2015 at 17:15
  33. Me ha pasado a mi varias veces pero yo me quedo sin dormir

    Comentario by vincenzolaguardia on 23 de septiembre de 2015 at 11:07

Política de Comentarios de Weloversize

Responsable: We Lover Size SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento Por favor lea nuestra Política de Comentarios antes de comentar.