Momentazo ducha por la mañana. Yo estaba ahí, intentando despertarme con el chorro de agua caliente y pensando en quién sabe qué: en qué llevaría de comer a la ofi en el tupper, en que qué desgraciados todos con el león comegamba de MasterChef, cuando plas: me noté un bulto en el chichi.

NO era un pelo encarnado.
NO era un granito cualquiera.
ERA UN BULTO, un bulto que ayer no estaba ahí. Y yo conozco mi chichi muy bien.

¡CÁNCER ETS VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO MUERTE DESTRUCCIÓN!

Como soy así de hipocondríaca saqué cita con mi médico de familia en cero coma y siendo la mujer madura que soy me aguanté las ganas de cogerla por el cuello y gritarle a la cara ¿DOCTORA ME VOY A MORIR? Cuando te sale un bulto en el chichi uno sólo se imagina cosas horribles e importantes y esto no era para menos. Recordé a todos los tipos con los que me había acostado. Recordé que en mi última visita al ginecólogo, en teoría, todo había salido bien. ¿Qué coño -nunca mejor dicho- estaba mal? 

Luego de examinarme el chichi 3 segundos la doctora dijo:
Es una bartolinitis. Ya puedes cambiarte.

¿Bartoliqué?

Dice la Wikipedia (fuente de toda mi sabiduría):

La bartolinitis es la inflamación de las glándulas de Bartolino, situadas a ambos lados de la vagina, entre los labios menores y la pared de la vagina, y cuya función es la lubricación vaginal. Es una enfermedad curable y tratable sin mayores impactos para el normal desenvolvimiento sexual de la mujer.

 

Pues eso, amigas.

Resulta que a los lados de la vagina tenemos unas glándulas (las glándulas de Bartolino) que, al obstruirse, van acumulando el líquido que suelen segregar y se forma un bulto redondo que con los días va creciendo. Es un bulto perfectamente redondeado que nada tiene que ver con el aspecto «de coliflor» de una verruga genital. En mi caso me recetaron antibióticos por diez días y ya estoy sin bultos ni comeduras de cabeza ni nada de nada.

Lo curioso ha sido que cuando lo he comentado con mis amigas, TODO EL MUNDO conocía a alguien que lo había tenido. La gente con bartolinits empezó a salir de debajo de las piedras pero claro, es de esas cosas que nadie se atreve nunca a hablar. ¿Quién cuenta que tiene un bulto en el chichi? Pocas personas amigas, pocas. Quizá deberíamos ser más abiertos en cuanto a este tipo de cosas: así, cuando nos pase, sabríamos que es normal, benigno y que con una visita rápida al médico lo tendríamos solucionado.

¡AMIGAS TENGO UN BULTO EN EL CHICHI!

Es importante que recuerdes los siguientes puntos:

  • La bartolinitis te la puede diagnosticar tu médico de familia, por lo que no es necesario que esperes a sacar cita con tu ginecólogo. Eso sí, ve a la brevedad posible para evitar que crezca y para descartar que sea cualquier otra enfermedad.
  • No tiene nada que ver con tus hábitos de higiene.
  • No está relacionada con enfermedades de transmisión sexual.
  • Tampoco está relacionado con utilizar ropa muy ajustada o ropa interior que no sea de algodón
  • Según la Wikipedia, algunos médicos creen que los DIU o los anticonceptivos hormonales pueden cambiar la consistencia del flujo vaginal, generando episodios (pero en mi caso, no soy usuaria ni de lo uno ni de lo otro)
  • Es algo que sencillamente pasa, y que con el tratamiento adecuado se soluciona rápidamente.
  • Sólo tu médico puede recetarte el tratamiento que necesites así que NO te automediques.
  • No, no te vas a morir.

Chichis sanos, chichis felices. Por un chichi en condiciones, mímalo y cuídalo como se merece.