Como mujer gorda que lleva casi toda su vida siendo la chica curvy de la familia, de la clase, del grupo de amigas, del campamento, del trabajo… Existe un tema que siempre me ha llamado mucho la atención. Si bien es cierto que de un tiempo a esta parte las cosas me resbalan muchísimo más que antes, pero hace algunos meses me vengo fijando en una tendencia y creo que estaría bien comentarla.

Todas (o casi todas) aquí lo sabemos, a la gente en general les suele ‘preocupar’ de más nuestra gordura. Se escudan en la salud para darnos lecciones, como si el hecho de que nosotras pesemos más que otros u otras fuese algo que les incomodase. Porque tú puedes ser ‘la rubia‘, ‘la nariz chata‘, ‘la alta‘, y no pasa nada, pero ¡ay, amiga! Cuando te toca ser ‘la gorda‘ ya hablamos de palabras mayores.

Porque esa es la verdad que no cambia (o si lo hace va muy lentamente), que ser gorda sigue sin ser un adjetivo más, sino una forma de menospreciar, un insulto humillante con el que cargar, lo peor. ¿Y a qué vengo yo ahora con todo esto? Pues porque llevo unos meses buceando por la red social de moda, Tik Tok, y he salido de allí preocupa, asqueada y escaldada.

Para las que no la conozcáis, la red social china está repleta de milenials y miembros de la Generación Z, jóvenes y no tan jóvenes dispuestos a destinar no más de 60 segundos a contar sus historias, echarse unos bailes o recrear el trend más viral. Hasta aquí todo correcto, es del todo cierto que empiezas a ver un vídeo y es casi imposible parar, al menos hasta que los algoritmos de Tik Tok deciden llenarte de recomendaciones sobre el peso y los retos de adelgazamiento.

Son así de listos e inteligentes, nos espían de esa manera. En apenas dos semanas las recomendaciones ‘para mí’ comenzaron a basarse en vídeos, uno tras otro, de mujeres recordándonos a todos que si estamos gordas es porque queremos, porque si ellas han podido bajar de peso en poco tiempo, ¿a ver por qué las demás no?

Mirad este pantalón, antes cabían dos como yo, ¡¿cómo he podido estar tan ciega?!‘, ‘Esta era yo hace unos meses, pero sin casi darme cuenta bajé de peso, en parte 2 os cuento cómo lo hice‘…

@jimennacstYo era la bola… ##bajedepeso ##ami ##parati ##fyp ##zxycba ##viral ##cyzcba ##viral ##mexico ##inseguridad ##adiosgorditos ##foryou♬ sonido original – lulu77ok

Llegadas a este punto me diréis que no es ninguna novedad que el adelgazamiento mágico y las técnicas cuestionables para bajar de peso se hagan virales en una red social, pero lo que más me preocupa de todo esto es que casi todas las chicas que publican son muy jovencitas y ya no solo eso, sino que aquellas que hacen vídeos bodypositive se suelen llevar una buena retahíla de comentarios desagradables de forma muy gratuita.

Por supuesto, todo el mundo es muy libre de bajar de peso si así se encuentra más cómodo, que al final lo importante es sentirnos a gusto con nosotras mismas y yo no he venido aquí a demonizar las dietas. Lo que me preocupa es que en los tiempos que corren todavía se aplauda como un logro magnífico el adelgazar y que encima nos vanagloriemos de ello recordando fotos de cuando éramos gordas como si hubiésemos si lo peor del universo.

@rohany.arauz##greenscreen mañana subo el video de como baje de peso 👌 ##fyp ##parati ##foryoupage ##weightlosscheck ##weightloss ##dieta ##ketodiet ##ketolifestlye♬ Relación – Sech

Y hablo desde la experiencia propia. Con 17 años en mi familia se plantaron y un buen día llegué de clases para recibir la noticia: empezaría a ir a un endocrino para adelgazar. No había más vuelta de hoja. Por supuesto bajé, unos 15 kilos en 6 meses, y también lo recuerdo como el peor medio año de mi vida. Porque allí nadie me había preguntado qué opinaba yo de todo aquello, si quería meterme en aquella historia o si me sentía bien y con ganas para hacerlo. Ellos lo veían como algo perfecto, su niña gorda estaba adelgazando y eso me debía hacer sentir bien con total seguridad. ¿Y lo guapa que me estaba poniendo?

Eso es lo que siempre nos querrán vender al final. Probablemente si por aquel entonces hubiera existido un Tik Tok o un Instagram yo misma, con mis 17 años y mis 15 kilos menos, hubiera subido un vídeo diciendo que era feliz de no ser más esa gorda asquerosa de hacía unos meses. Que todo había sido súper fácil y que las que siguen siendo gordas lo son porque no tienen fuerza de voluntad. No lo dudo, lo habría hecho y me habría quedado tan ancha, seguro.

Bajar de peso para sentirnos mejor con nosotras mismas no tiene que implicar menospreciar lo que éramos antes, o recordarnos gordas con asco o con rabia. Son etapas, sin más, ni mejores ni peores, o así deberían serlo.

Y después están personajes de este tipo, que escuchan campanas pero no saben donde, y cuyo contenido dejémoslo en… justito…

@albadelimon##reaccionar a @ignaciaa_antonia ##bodypositive ##medidas ##cánones ##weloversize♬ original sound – soycamilomusica

@albadelimon##dúo con @mariohervas ¿Trambólico? Qué ser más desagradable ##gordofobia ##muchocuerpo ##pocacabeza ##weloversize ##bodypositive♬ sonido original – mariohervas

Mi Instagram: @albadelimon

Fotografía de portada