Overhead-food-background-14085896
  • Vida sana

    Nos engañamos con la dieta

    Share on Facebook140Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    ¿Cuántas veces a lo largo de nuestra vida nos ponemos las mujeres a dieta?, ¿un par de veces al año?, ¿cada 7 de enero con el Roscón de Reyes aún en la boca?, ¿unos meses antes del verano?, ¿siempre?, ¿nunca?. Si fuéramos capaces de llevar una alimentación sana y equilibrada y compaginarla con ejercicio de manera regular tendríamos mucho ganado, pero la mayoría de nosotras no sólo llevamos unas vidas ajetreadas que nos hacen muchas veces comer y cenar a deshoras, si no que además somos incapaces de privarnos de los caprichos. Los turrones en Navidad, las cañitas en terrazas en verano, las torrijas de Semana Santa, y un largo etcétera de cosas que sabemos que no deberíamos engullir pero que no podemos evitar. Y es que hay cosas que están buenísimas, yo soy incapaz de cambiar un plato de pasta por unas judías verdes, o un buen solomillo por una pechuga de pavo…

    friends-gif-5

    Cuando nos ponemos a dieta no podemos dejar de ver un montón de comida rica a nuestro alrededor, es como si nunca hubiera estado ahí y apareciera entonces para recordarte que, por mucho esfuerzo que hagas, siempre vas a estar pensando en la comida que engorda. Porque como dijo Roberto Carlos, ‘Todo lo que me gusta es ilegal, inmoral o engorda’. Qué más quisiera yo que disfrutar con un puré de verduras como disfruto con unos canelones… Pero no, una dieta requiere esfuerzo, paciencia y sobre todo muchas ganas, porque por más que te empeñes en hacerla, si no estás motivada no lo vas a conseguir. Y también requiere tiempo, una dieta en la que pierdes kilos de manera rápida sólo te garantiza que vas a volver a ganarlos de la misma manera. Una dieta es una carrera de fondo, no un sprint.

    Además, a la hora de ponerse a dieta hay que saber qué necesidades tenemos. No es lo mismo querer perder un par de kilos, querer reducir tripa, necesitar bajar 15 kilos o simplemente querer volver a entrar en esos ‘pantalones reto’ que guardamos en el fondo del armario. Para ponernos a dieta tenemos que empezar por saber cómo llevar una alimentación sana y sobre todo tenemos que consultar con un especialista, porque la misma dieta que le funciona a mi madre o a mi amiga no me tiene por qué funcionar a mí…

    GIF13

    Sin embargo, muchas veces por pereza, otras por desconocimiento, otras simplemente porque somos gilipollas, muchas de nosotras nos engañamos con la dieta, y nos contamos mentiras a nosotras mismas para evitar sentirnos culpables o para intentarnos convencer de que, aunque nos hayamos saltado la dieta, estamos haciendo lo correcto.

    Hoy me he pasado comiendo a la hora de la comida, esta noche no ceno. ¿Cuántas veces hemos oído eso de que hay que comer 5 veces al día?, saltarnos la cena no va a hacer que adelgacemos, y mucho menos va a compensar lo que nos hemos pasado a la hora de comer…

    De lunes a jueves como súper sano, pero los fines de semana me pongo fina a cerveza, copazos, patatas bravas y pizza los domingos. Muy lógico y razonable, si señor. Y sobre todo sano, y efectivo…

    He cambiado el pan normal por el integral, y la mantequilla por la margarina. Como a esta nueva ‘dieta’ no le añadamos algo más de esfuerzo, no va a servir absolutamente para nada…

    Hoy como ensalada, que es muy sana, pero César, con su salsa, ahí bien de engorde… Que si, que está muy buena, a mí también me gusta más que unas míseras hojas de lechuga con tomate y cebolla, pero esa salsa y ese pollo rebozado no nos van a hacer perder ni 200 gramos…

    Tengo antojo de pizza, me la hago de verduras, o sólo de pavo, que así engorda menos… No le falta razón a esto, obviamente una pizza así engorda menos que una de bacon o peperoni, pero eso sería totalmente cierto si la base, el tomate frito y el queso fueran de dieta… Mejor unas verduras a la plancha, o un filete de pavo…

    Hoy me salto la comida en el trabajo… Cuando llegues a casa por la noche vas a tener un hambre que te vas a querer comer hasta los azulejos de la cocina…

    Voy a basar mi dieta durante unas semanas en batidos y chocolatinas dietéticas con 0,00 calorías… Mmmmm, sanísimo, el que diseñó la Pirámide Alimentaria debe estar revolviéndose en su tumba, porque con ‘dietas’ como ésta le hemos matado seguro…

    Hoy de postre macedonia, que es muy sana, pero con azúcar, o mejor nata montada, que está más rica…

    338830-thumb

    Por desgracia para todos, y para las que tenemos metabolismos cabrones más aún, todo en esta vida engorda. Si me apuras, hasta el agua engorda, así que dejémonos de gilipolleces, de jugar con nuestra salud y con nuestro cuerpo, y si queremos hacer una dieta vayamos al nutricionista, que es la persona que mejor nos va a poder asesorar. Y si no al menos intentemos comer un poco más sano, manteniendo una dieta equilibrada, evitando comer muchos hidratos, prescindiendo de los fritos, aumentando las cantidades de fruta y de verdura y disfrutando de la alimentación, que la vida son dos días y no estamos para sacrificarlos!

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Carla Potter

    Historiadora del arte e interiorista. Viajar me gusta más que nada en esta vida. Escribo para desahogarme. Me gustan las cosas bonitas, reírme a carcajadas, remolonear en la cama los fines de semana y ver 'Friends' en bucle como si no hubiera un mañana. Instagram: @summer_in_savannah

    • Helen

      Yo creo que no nos engañamos con la dieta, nos engañamos al creer que esa dieta que a grandes rasgos describes se pueda seguir mucho tiempo, el ir a un nutrición isla no garantiza en absoluto que te de un régimen (que dieta hacemos todos) que sea bueno porque muchos dan pena como aconsejan e imprimen hojas protocolizadas de calorías, porciones y dietas de choque con calorias de risa que encabronan más el metabolismo. La dieta de hambre conduce al hambre emocional y muchas dietas hacen que comas compulsiva mente porque al cuerpo se le mata literalmente de hambre y no de guarrerias sino de nutrientes y te llevan a un callejón sin salida en donde no tienes ni puta idea de lo que es bueno o malo, con miedo a ver lo que te metes en la boca etc porque cada especialista es un mundo, donde uno basa la alimentación en cereales y mierdas light otros dicen q mejor grasa y protes y amiguisimo de los aguacates y de los torreznos, que si los cereales son caca y viva la carne etc, en fin, un drama.
      Eso sí, nos engañamos con la dieta, por gilipollas

    • Ceci

      Yo soy vegetariana y tengo tendencia a engordar, he ido a muchos nutricionistas a lo largo de mi vida, no hay ni uno solo que no me pida que coma carne o pescado cuando va en contra de mis principios y aparte me puede sentar mal, porque no los como de por sí, o el que no me surgiere alimentos de laboratorio cuando so por comida ecológica y saludable. Y yo soy de las que hace deporte.

      No digo que todos sean así, supongo que habrá alguno bueno con el que yo no he dado, pero deberían basarse más en llas peculiaridades de cada paciente y ser respetuosos con principiso y rutinas.

      Una vez quisieron ponerme una dieta hiperproteica y me pedían que redujese el deporte, no, no y no.

      Lo que yo estoy haciendo es conocer mi cuerpo y leer mucho sobre alimentación, pero mucho, mucho, tanto que hasta me está picando la cocina.

      También es cuestión en mi caso de encontrar a un diestista naturópata pero no he dado con ello, aún.

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/alfonso-mendez/ Alfonso Méndez

        Hola Ceci,
        Si me lo permites te quería hacer una recomendación. Ser vegetariano o vegano y dar con un nutricionista (D-N) afín es una tarea un tanto complicada y que a veces te conduce a una desesperación tremenda por la incomprensión a la que os véis sometidos.
        Contacta con Lucia, que es una DN vegana y hace consultas vía internet.
        Su blog es http://www.dimequecomes.com/ y es bastante buena en su trabajo. Además se alegrará mucho cuando le consulte una persona vegetariana ( es anti carne total).
        Saludos.

    • Inmaculada Rodríguez Romero

      Para mi tanto nutricionistas como endocrinologos son vendedores de humo yo soy la digna propietaria de un metabolismo cabrón ya he sufrido bastante por las dietas hipocaloricas, por no decir que su actitud es insultante no mas entras por la consulta asumen que si estas gorda es porque te alimentas de comida chatarra y eres sedentaria a mas no poder, ademas de que una cosa es comer sano que según la piramide nutricional una tortilla española con una buena ensalada con su rica vinagreta emulsionada de acompañamiento es bien sana aunque hipercalorica y otra vivir a base de verduritas sin apenas cocción, carnes y pescados magros, y mucha fruta. Soy severa con ellos por que tambien opino que en muchos casos ellos son irrespetuosos con mi profesión, soy pastelera, estoy hasta las narices de escuchar lo de los cinco venenos blancos y que el azúcar simple es malo, las adicciones las creamos los individuos el alimento o ingrediente en si no es ni bueno ni malo, ya le dije una vez no hay mes que ver lo que les pasa a los potomaniacos con el agua

    

    Login