Si hay una práctica sexual abalada y deseada (cuando te la hacen bien claro) por todas las mujeres de este mundo es sin duda el sexo oral por excelencia.

Pero amigas mías, estamos ante unos datos altamente alarmantes, ya que una reciente encuesta llevada a cabo en EEUU desvela que solo un 35% de los hombres heterosexuales “millennial” practican sexo oral.

PERO ESTO QUE MIERDA ES SEÑORES

Resulta que pensamos que las nuevas generaciones con esto de internet ya están educados y saben de sexo los que más, pero la triste realidad sigue siendo que muchos hombres desconocen la importancia del clítoris y su estimulación para el placer de la mujer.

Y es que esta encuesta reveló otros muchos datos importantes, como que una parte de los jóvenes entre 18 y 22 años, consideran que el sexo oral en nosotras no es algo importante.

Y así pasa lo que pasa luego.

El problema principal sigue siendo lo de siempre, es verdad que ahora tenemos mucha información a nuestro alcance, pero es tanta la información válida como la que no, por tanto, si no nos enseñan a diferenciar asumiremos que todo lo que vemos es verdad.

El porno sigue siendo sin duda uno de los grandes enemigos de la sexualidad para la mujer, donde las prácticas más representadas sigue siendo la penetración (el movimiento conejero de toda la vida) donde no se estimula el clítoris ni por accidente.

Seguido muy de cerca por la escasa o nula educación sexual que recibimos, donde lecciones tan básicas como anatomía siguen pasando desapercibidas. El clítoris sigue sin nombrarse y sin explicarse su importancia.

Pero lo preocupante es que estas nuevas generaciones no sienten un interés ni una curiosidad real por el placer más allá de la penetración y este sigue siendo el responsable de una gran frustración sexual en las mujeres.

Luego le echan la culpa al succionador de clítoris, ¡si es que, como no lo vamos a adorar, si es el único que no nos pone pegas!

La realidad es que muchos chicos heterosexuales descartan hacer sexo oral si se trata de un rollo de una noche o si no tienen la suficiente confianza con la chica, pero cuando es a la inversa no tienen ningún problema ni pudor en pedirlo e incluso exigirlo.

Por tanto, es importante entender que la participación del clítoris tiene que estar presente, y que ya sea con masturbación, sexo oral, juguetes o estimularlo durante la penetración, no nos podemos olvidar de él.

 

Por lo que amiga mía te diré, si tu compañero sexual se niega a bajar al pilón, siempre te pone pegas o te dice que no le gusta o que le da asco, pero él no tiene ningún problema con que se la chupes durante horas, te diré que en el sexo como en casi todo en la vida lo más importante es tener un buen compañero y si es así de egoísta, mejor pasar a otra cosa.

 

Aida Vallés Psicóloga especializada en Sexología y Terapia de Pareja

instagram: @aidavallesconsulta_   Correo: info@aidavallesconsulta.es