Momo y Peppa Pig
Querido diario

Momo, la mujer-pájaro que mantiene en alerta a madres y padres de todo el mundo

Por lógica en este mundo tiene que haber de todo, y en esta colectividad a veces también se suma la gentuza que hace el mal sin más motivos que no sean los de llamar la atención.

Hace días que la noticia del regreso de Momo se ha difundido como la espuma. En decenas de grupos de crianza, medios de comunicación, vídeos… En todas partes se ha encendido la alerta sobre lo peligroso de este personaje.

¿Y quién es Momo?

Si todavía no la conoces, estás de suerte. Momo no es más que un ser espeluznante. Una figura expuesta hace meses en una galería de arte japonesa que llamó la atención de ciertos desalmados y decidieron hacerla viral a través de retos horribles.

Hace tiempo esta figura de ojos saltones fue el centro de una inmensa cadena a través de Whatsapp en la que debías llevar a cabo una serie de ejercicios si no querías que ella misma apareciese en tu cuarto en plena noche. Absurdo, ¿verdad? Pues no fueron pocos los chavales que hicieron auténticas locuras intentando así evitar que la horrible Momo los visitara en la oscuridad.

momo

Pasado un tiempo la fiebre de Momo pareció desaparecer. Las imágenes del miedo dejaron de ser virales en las redes sociales y la calma fue superior ante el peligro. Al menos hasta hace unas semanas.

El monstruo aterrador ha vuelto, o eso han jurado cientos de medios de todo el mundo, y esta vez en su versión más peligrosa. Momo se cuela ahora entre los vídeos de Youtube Kids para solicitar a los más pequeños de la casa que cumplan sus desafíos en secreto si no quieren recibir su visita.

Decenas de padres aterrados han jurado escuchar la voz de Peppa Pig indicándole a sus pequeños que agarrasen los cables de la televisión y los atasen alrededor de su cuello. Historias de niños que desde hace días se mantienen distantes y sobresaltados sin motivo aparente hasta que sus padres les muestran una imagen de Momo y rompen a llorar aterrados porque ‘esa es la que quiere que me haga daño‘.

Lo cierto es que la conocida plataforma Youtube ha desmentido que el personaje ronde entre los vídeos infantiles, pero no son pocos los padres que aseguran haber visto o escuchado las intromisiones de Momo entre escenas de Peppa Pig, Fortnite u otros capítulos para niños.

¿Hasta qué punto puede llegar la maldad humana? Es evidente que los retos virales son a día de hoy un clásico con los que convivimos y que en muchos casos demuestran la estupidez de la sociedad. Pero incluir a los más pequeños y encima hacerlo a través del miedo, es sumamente diabólico.

El debate, además, se ha abierto centrándose en la culpabilidad de los propios padres que supuestamente ponen a sus pequeños en peligro dejándoles ver vídeos sin vigilancia. Si bien es cierto que quizás algunos pecamos de tirar demasiado a menudo de los dibujos y la tecnología para tener un momento de relax, ¿hace esto a nuestros hijos merecedores de semejante castigo?

momo y los padres

El uso indebido o extremo de móviles y tablets no debería estar reñido con la indecencia que es la presencia de un reto como el de Momo en cualquier lugar destinado a los niños. Ellos son inocentes de todas las decisiones que nosotros tomamos como padres. Culpables son aquellos que en su libertad digital juegan con el miedo de nuestros pequeños.

Bulo o realidad, hace apenas unos días que un pequeño de once años residente en Miami fallecía víctima supuestamente de uno de los retos de la horrible Momo. El peligro está ahí y como padres necesitamos respuestas más allá de comunicados y desmentidos. Queremos acciones y sobre todo culpables de todo este entramado que ya no nos permite ni disfrutar de los dibujos infantiles con tranquilidad.

Mi Instagram: @albadelimon

Fotografía de portada

Compartir:

Login