Querido diario

Andar sobre ruedas

Andar sobre ruedas no es muy difícil, pero ello implica ser observada por la gente sin ser famosa. Soy Maribel Picó, sufro parálisis cerebral de nacimiento; muchos no sabréis y además hay muchos tipos, el mío os lo iré contando a ritmo de los post que escribiré. Por cierto tengo veintitrés años; veintitrés años sin andar y no creo que lo haga nunca, pero sinceramente ya me da igual.

Al principio he escrito que no es difícil andar sobre ruedas, no es del todo cierto, tiene sus complicaciones; una de ellas es: cuando te encuentras un ascensor del metro estropeado… ¿qué haces? Pues la respuesta es clara: Te jodes y vas a buscar otra parada con ascensor. No hay más.

Imaginaos: Una chica con las piernas de palo, brazos en tensión siempre, evidentemente también como dos palos porque no hay masa muscular, y, manos para adentro, de vez en cuando la cabeza hacia abajo y daleada, una sonrisa en sus labios… Esa soy yo.

¿Por qué me miran por la calle, en el metro en los bares…?  ¿Por mis piernas, por mis manos… o crees que es por mi sonrisa que siempre está en mis labios? Me miran porque lo ven como algo no común; como si un hombre cruzara la Gran vía disfrazado de gorila, pero con la diferencia que él quiere ser observado por todos cuando pasea en cambio YO NO.

Bueno espero que haya gustado mi primer post en weloversize. También espero y deseo que pidas más porque quiero contaros mi historia. Un besito a tod@s.

Autor: Maribel Picó (Maribel ha escrito este texto con la cabeza gracias a tecnología adaptada)

Facebook: www.facebook.com/Maribelpicomasescritora

Twitter: https://twitter.com/MaribelPicomas

Compartir:

Login