Vida sana

Nadie sabe nada: la era de la desinformación llega a la nutrición

Me presento: tengo 23 años, llevo un año yendo dos horas al día al gimnasio y comiendo sanísimo y lo que he hecho ha sido engordar 3,3 kgs. Ahora peso 89,3 kilazos. Soy casi insecuestrable, vaya- o eso le he dicho a mi madre para que vea el lado positivo.

Y lo que más me está volviendo loca en todo este proceso de adelgazamiento (que está resultando en todo lo contrario, al parecer) es que nadie sabe nada. Nadie tiene ni puta idea de nada.

Me explico: por cada teoría irrefutable que tiene un nutricionista (o todos esos intentos de nutricionista que salen de debajo de las piedras sin haber hecho ninguna formación pero “yo es que de eso sé mucho”…), hay otro con una teoría igual de irrefutable que contradice a la primera:

  • Por cada persona que te dice que hacer pesas es malo para perder grasa, que te tienes que centrar en el cardio, hay otras dos que te dicen que si solo haces cardio pierdes masa muscular. Y la pérdida de masa muscular lleva a que quemes menos calorías (el músculo consume calorías) y por tanto la pérdida de grasa es menor.
  • Por cada persona que te dice que si no quieres “anchear” no hagas pesas, hay otro que te dice que es una chorrada, que muchas pesas tienes que hacer para volverte una Hulk de la vida.
  • Por cada persona que te dice que “el desayuno es la comida más importante del día” porque te activa el metabolismo, hay otra que dice que vaya gilipollez, que eso se creó para fomentar la responsabilidad en la distribución de comidas, pero el desayuno no es más importante que las otras comidas y de hecho, no pasa nada si no desayunas (esta es nuevísima). Y el primero se indignará.
  • Por cada convencido de que “a partir de las 6 de la tarde nada de fruta” habrá quien te llame imbécil y te diga que qué más dará el horario en el que comas las cosas, y que la fruta siempre es buena.
  • Por cada ferviente defensor de que en la cena tienes que comer poco y sin carbohidratos, saldrán los que ahora dicen que el conteo calórico global del día es el que cuenta, que cuándo te comes las cosas da exactamente igual.
  • Hay quien te dice que tienes que hacer una dieta estricta para bajar de peso, y hay a quien esa idea le parece horripilante porque no es sostenible a largo plazo, y sostiene que lo que hay que hacer es cambiar tu alimentación para poder mantenerlo durante toda tu vida.
  • Hay profesionales que te quitan completamente los carbohidratos de la dieta para fomentar la pérdida de peso más rápida, y otros que matarían a los primeros porque eso es súper perjudicial para la salud y necesitamos todos los nutrientes.
  • Te intentarán vender unos batidos, unas pastillas, unos métodos extraños. Y conocerás a gente a la que esos métodos hayan sido lo único que les haya funcionado, y tú lo podrás ver con tus propios ojos. Y obviamente esas personas te lo recomendarán, y tú tendrás un dilema gigantesco porque otras personas gritan a los cuatro vientos lo insano que es eso y que la única manera de perder peso es la natural.
  • Te pondrán dietas con yogures desnatados 0%0% (así, con dos 0% que es la moda ahora) y otros nutricionistas defenderán que la leche y los yogures hay que comerlos enteros, porque la grasa de la leche es grasa buena que te ayuda a metabolizar el resto de grasa, y además los “desnatados” son ultraprocesados y eso es malo para tu salud.
  • Defensores del zumo de naranja y los que te dicen que mejor te alejes de los zumos.
  • No puedes comer más de 6 huevos a la semana. Y ahora hay un pull importante de peña que defiende que puedes comer hasta 3 al día.

¡Y podría seguir eternamente! ¡Y podríamos crear una puñetera plataforma donde contar todas estas cosas y hacer “La Enciclopedia del Nosenadismo”! Pero voy a parar aquí porque no quiero comeros (jeje) más tiempo de vuestro día.

Entonces claro, aquí en ese mundo en el que hay tanta gente que dice saber un montón y en el que acabas pensando que nadie tiene puñetera idea de nada, la conclusión a la que he llegado yo es: haz lo que puedas.

Si haces lo que puedes, lo estás haciendo bien. Decide creer a quien te haga más sentido a ti. Defiende tu opinión porque tienes la misma razón que los demás. Que puede ser mucha o puede ser ninguna, eso nunca lo sabremos.

Y como dicen en esta maravillosa plataforma que es WeLoverSize, “disfruta de lo que tienes mientras luchas por lo que quieres”, ¡y a ser feliz!

Kandreonita

 

Foto destacada

Compartir:

Login